España incumplirá el objetivo de déficit de 2013 pero no el de 2014, según la CE

Por Publimetro Colombia

Bruselas, 25 feb (EFE).- España incumplirá en dos décimas el objetivo de déficit del 6,5 % del PIB fijado por la Unión Europea (UE) para 2013 si se excluye el impacto de la recapitalización de la banca, pero logrará la meta establecida para este ejercicio, según las previsiones económicas publicadas hoy por la Comisión Europea.

La CE calcula que el déficit se situará en el 7,2 % del PIB cuando se disponga de los datos para el conjunto de 2013, pero recalca que el 0,5 % corresponde a la ayuda a la banca en el marco del rescate al sector, lo que dejaría el desequilibrio en el 6,7 %.

Para 2014, el Ejecutivo comunitario prevé que el Estado español alcance el objetivo del 5,8 % del PIB, tal y como fue establecido por la UE cuando recibió dos años más -hasta 2016- para situar su desfase por debajo del 3 %.

De acuerdo con el Ejecutivo comunitario, la consolidación fiscal continuó el año pasado, pero “a un ritmo más moderado que en 2012”.

El departamento del comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, explica que los últimos datos indican que los ingresos actuales “podrían quedarse por debajo de las expectativas y algunas partidas de gastos podrían no haber disminuido tanto como se había planeado”.

Para este año, la CE prevé que el Estado español alcance el objetivo del 5,8 % del PIB, tal y como fue establecido por la UE cuando recibió dos años más -hasta 2016- para situar su desfase por debajo del 3 %.

La CE considera que el escenario macroeconómico ligeramente mejorado contribuirá a la reducción del déficit público este año, junto a las medidas presentadas por el Gobierno de Mariano Rajoy en el presupuesto de 2014 y las equivalentes al 0,25 % del PIB que anunció a finales del ejercicio pasado.

El Ejecutivo comunitario se refiere a la decisión del Gobierno de ampliar las bases de cotización de trabajadores asalariados y autónomos, y a la introducción de la facturación directa.

En el lado del gasto, la CE recuerda que el Gobierno español anunció recortes con respecto a algunas indemnizaciones por despido.

También afirma que los gastos en intereses y en pensiones seguirán aumentando más, pero al mismo tiempo el descenso en el desempleo previsto y el cambio en la fórmula de indexación de las pensiones “deberían contribuir a una desaceleración de las transferencias sociales”.

En cuanto al déficit para 2015, la CE prevé actualmente que España incumplirá el objetivo del 4,2 % del PIB, al volver a ampliarse el desfase hasta el 6,5 % si no toma medidas.

Estas proyecciones se basan en la asunción de que este año expirarán algunas medidas fiscales temporales, ante la posibilidad de que el Gobierno anuncie una bajada de impuestos.

El abultado déficit y el bajo crecimiento nominal del PIB impulsarán la deuda pública al 98,9 % en 2014 y al 103,3 % en 2015.

Bruselas, 25 feb (EFE).- La Comisión Europea (CE) dobló hoy sus previsiones de crecimiento de la economía española en 2014, con un avance del 1 % de su Producto Interior Bruto (PIB), y afirmó que el paro se reducirá hasta el 25,7 %.

El Ejecutivo comunitario consideró que la recuperación de España “se fortalecerá en los próximos trimestres” gracias al aumento de la confianza y a “cierta” mejora en las condiciones de financiación, aunque advierte de que el alto nivel de deuda y de desempleo “pesa” aún en el crecimiento.

También alertó del “riesgo” que supondría para España “una desaceleración mayor de la esperada en las economías emergentes, y en particular, en América del Sur”, dada la “significante” exposición de los bancos españoles a estos países.

La CE señaló que la economía española comenzó a levantar el vuelo en el último trimestre de 2013 -ejercicio para el que suavizó la caída del PIB en una décima, situándola en el 1,2 %- y que este despegue “se consolidará durante el presente año, para “ganar algún impulso adicional en 2015”.

El Ejecutivo europeo mantiene que la economía española crecerá un 1,7 % en 2015, al tiempo que prevé una reducción del crecimiento de las exportaciones, que en los meses anteriores fueron el principal impulso para la economía del país.

El crecimiento se verá favorecido por la demanda interna, que espera que “gane impulso” en los próximos trimestres, mientras las exportaciones se mantendrán en positivo, dando lugar a una “composición de crecimiento más equilibrada”.

Por el contrario, el proceso de desapalancamiento puesto en marcha por el sector privado “seguirá constriñiendo el consumo privado y la inversión”.

Pese a esto, la CE espera que el consumo privado aumente, gracias a que los ingresos disponibles podrían igualmente alzarse, gracias a la mejora de la confianza, el avance de las perspectivas laborales y la baja inflación, lo que auguró que supondrá una ligera subida de la tasa de ahorro de los hogares.

Respecto al desempleo y tras llegar en el primer trimestre de 2013 a un máximo del 27,2 % de la población activa, la CE considera que la destrucción de empleo está tocando fondo y que el empleo comenzará a aumentar en 2014.

Para este año prevé que ese indicador se situará en el 25,7 % y en el 24,6% en 2015.

En paralelo, la Comisión espera que los costes unitarios laborales y la competitividad sigan mejorando, aunque apunta a que el aumento de la productividad de los últimos meses bajará.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo