La UE apremia a los países a enviar planes de empleo para recibir ayudas en enero

Por Publimetro Colombia

Bruselas, 20 dic (EFE).- La Unión Europea (UE) hizo hoy el último llamamiento a los Estados miembros a enviar sus planes nacionales para poner en marcha la garantía de empleo juvenil, ante el inminente desembolso de los fondos europeos destinados a financiar esta iniciativa destinada a paliar el paro entre los jóvenes.

Los Veintiocho urgieron a completar este trámite en la última cumbre europea del año, cuando se acerca el final del plazo fijado por la UE y en el mismo día en que España ha anunciado que ya ha remitido su plan a Bruselas.

En las conclusiones aprobadas hoy, el Consejo Europeo “pide a los Estados miembros que aún no hayan presentado sus planes de puesta en práctica de la garantía juvenil que lo hagan sin demora”, y recuerda su “compromiso” para que las ayudas destinadas a financiar esta iniciativa sean “plenamente operativas” el próximo enero.

“Desde enero, los nuevos fondos europeos para 2014-2020 estarán disponibles, incluyendo los destinados a la garantía de empleo juvenil”, dijo en la misma línea Van Rompuy en la rueda de prensa celebrada al término de la cumbre.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, anunció que este país ya ha enviado al Ejecutivo comunitario su plan de ejecución de los 1.800 millones de euros que le corresponden del fondo europeo, en declaraciones a los medios tras la cumbre.

España se suma así a los otros cuatro países que ya han presentado sus planes definitivos (República Checa, Hungría, Lituania y Bulgaria), mientras que otros ocho han enviado sus borradores (Francia, Croacia, Italia, Luxemburgo, Polonia, Portugal, Rumanía y Eslovenia), dijeron a Efe fuentes comunitarias.

La Comisión procederá ahora a analizar el plan con vistas a desbloquear los fondos en enero, según las mismas fuentes, que recordaron que España es el Estado miembro que más se beneficiará de la iniciativa.

Los aproximadamente 1.800 millones que recibirá España entre 2014 y 2015 suponen casi un tercio del total de 6.000 millones que los Veintiocho han presupuestado para la garantía de empleo, y que se reparten en función de la situación del desempleo juvenil en cada Estado miembro.

La garantía europea de empleo juvenil establece que todos los europeos menores de 26 años deben tener acceso a un trabajo, formación o prácticas en un plazo máximo de 4 meses tras terminar sus estudios o quedar desempleados.

Con esta medida, la UE pretende paliar el grave problema del paro juvenil, que en octubre volvió a subir una décima en los países del euro hasta el 24,4 %, mientras que se mantuvo estable en el 23,7 % en el conjunto de la UE.

España, con el 57,4 %, fue el segundo Estado miembro en octubre con mayor tasa por detrás de Grecia (58 % en función de las cifras más recientes sobre ese país, de agosto), según los últimos datos disponibles de la oficina de estadística comunitaria Eurostat

Otra de las “prioridades” de la UE es reactivar el crédito a las pymes, y para ello el Banco Europeo de Inversiones (BEI) cuenta con un aumento de capital que le permitirá incrementar sus préstamos en un 38 % hasta alcanzar los 62.000 millones de euros este año, según señala el texto de conclusiones acordado hoy.

De esta cantidad, unos 23.100 millones han ido a parar a pequeñas y medianas empresas, según destacó en rueda de prensa la canciller alemana, Angela Merkel, quien también valoró de forma positiva los “grandes progresos” en la implementación del pacto europeo por el crecimiento y el empleo.

En el apartado económico, Van Rompuy destacó los “avances logrados hacia la unión bancaria” gracias al acuerdo ratificado el pasado jueves sobre el mecanismo reestructuración y liquidación de entidades bancarias.

Esta medida permitirá “completar realmente” la unión bancaria, según Van Rompuy, quien confió en que el Parlamento Europeo de su visto bueno a las mismas antes de que termine la presente legislatura el próximo mes de mayo.

Bruselas, 20 dic (EFE).- España ha enviado ya a las instituciones europeas su plan de ejecución de los 1.800 millones de euros que le corresponden del fondo de la UE para luchar contra el desempleo juvenil, avanzó hoy el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

El jefe del Ejecutivo ha informado de ese trámite en la conferencia de prensa que ha ofrecido en Bruselas al término del último Consejo Europeo del año y en la que ha explicado que los líderes de los Veintiocho han hablado, entre otras cuestiones, de las iniciativas previstas para hacer frente al desempleo de los jóvenes.

Los socios comunitarios tenían que presentar antes de fin de año sus planes respectivos de utilización de las cantidades que les corresponden para hacer frente a este problema, y el Gobierno español había señalado que el próximo lunes, 23 de diciembre, enviaría el suyo.

Sin embargo, Rajoy ha informado de que España ha cumplimentado ya este trámite respecto a las cantidades que prevé recibir del denominado fondo de garantía juvenil.

El presidente del Gobierno ha destacado igualmente la importancia del apoyo de la UE a la actividad de las pequeñas y medianas empresas (pymes).

En ese sentido, ha informado de que España se plantea aportar alrededor de 1.000 millones de euros a la iniciativa del Banco Europeo de Inversiones (BEI) para facilitar la financiación a las pymes.

Una cantidad como garantía procedente de los fondos estructurales y ante la que Rajoy se ha mostrado convencido de que generará una cifra mucho más importante de préstamos para este tipo de empresas.

Bruselas, 20 dic (EFE).- La Unión Europea (UE) ha retrasado hoy hasta marzo la fecha para aprobar la revisada directiva que permite avanzar en el intercambio automático de información fiscal sobre los ahorros bancarios, después de que Luxemburgo y Austria impidieran con su veto adoptarla antes de fin de año.

En las conclusiones aprobadas hoy por los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, los Veintiocho piden a la Comisión Europea (CE) que acelere las negociaciones con países terceros (Suiza, Mónaco, Liechtenstein, Andorra y San Marino), y pide a la Comisión Europea que presente un informe de situación en la cumbre de marzo próximo a fin de poder aprobar entonces “a más tardar” la directiva.

En el consejo de ministros de Economía de la UE del pasado 10 de diciembre, los países hicieron un último intento para convencer a Luxemburgo y a Austria de levantar su veto para llegar a fin de año habiendo cumplido el mandado de los líderes.

Luxemburgo reiteró el “claro compromiso” del nuevo Gobierno de coalición de avanzar hacia el intercambio automático de información bancaria, pero afirmó que, ante la ausencia de un acuerdo con esos terceros países, no le es posible levantar su veto.

Para Luxemburgo es “imperativo” que haya un “campo de juego igualitario” entre todos los centros financieros que operan en las “puertas” de la UE, a fin de evitar que huya el capital a los rivales con un trato más favorable.

Austria alegó exactamente lo mismo, pero añadió que también se tendría que lograr “un acuerdo para un registro central e integral de fideicomisos” en la directiva contra el blanqueo de dinero.

La actual directiva sobre fiscalidad del ahorro, de 2005, cubre los rendimientos del ahorro en forma de pago de intereses que reciben los ciudadanos comunitarios en otro Estado miembro y fue enmendada en 2008 para ampliar su definición y alcance, pero ante la oposición de Austria y Luxemburgo todavía no ha sido aprobada.

Las modificaciones propuestas amplían la cobertura a los pagos de intereses a entidades o instrumentos jurídicos en manos de personas físicas, a productos estructurados y determinados productos de seguros, a todos los organismos de inversión colectiva en valores mobiliarios y trust, fundaciones y sociedades de inversión.

Los líderes de la UE, que se comprometieron a seguir trabajando a nivel global y europeo en la lucha contra el fraude fiscal y la evasión, la planificación fiscal agresiva, la erosión de la base impositiva, el desvío de beneficios y la publicación de información no financiera por parte de grandes grupos.

También instaron a sus ministros a lograr un acuerdo político a principios de 2014 sobre la revisada directiva de cooperación administrativa para que el intercambio automático de información abarque los dividendos, las ganancias de capital, todas las otras formas de ingresos financieros y los balances de las cuentas bancarias, además de las cinco categorías ya incluidas.

Los líderes quieren avanzar rápidamente hacia un acuerdo sobre las enmiendas presentadas en noviembre por la CE a una directiva que regula la distribución de beneficios entre las empresas matrices y sus subsidiarias para cerrar resquicios legales en la ley.

Así se busca impedir que multinacionales como Apple, Amazon, Google o Starbucks sigan aprovechando las lagunas para eludir el pago de impuestos.

También saludaron los esfuerzos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en particular el trabajo para crear un estándar internacional sobre el intercambio automático de información, valoraron la creación de un grupo de alto nivel sobre fiscalidad en la economía digital en la UE y pidieron a la CE que proponga soluciones eficaces al respecto.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo