La UE apoya la opción más conservadora para que el BEI conceda créditos a las pymes

Por Publimetro Colombia

Bruselas, 25 oct (EFE).- Los líderes de la Unión Europea (UE) respaldaron hoy poner en marcha en enero de 2014 un instrumento de garantías para nuevos préstamos a través del Banco Europeo de Inversiones (BEI) para facilitar la financiación de las pequeñas y medianas empresas (pymes) y seguir trabajando en las otras opciones.

“Se debe seguir poniendo el máximo empeño en restablecer las condiciones normales de préstamo a la economía y facilitar la financiación de las inversiones, en particular en relación con las pequeñas y medianas empresas”, recalcaron los Veintiocho en las conclusiones aprobadas hoy al término de la cumbre europea.

“Debe finalizarse el trabajo para enmendar el reglamento sobre disposiciones comunes para permitir el uso de garantías”, señalan los líderes europeos, lo que se refiere a la primera opción propuesta por el BEI y la Comisión Europea.

Precisamente, la primera opción es un instrumento de garantías conjuntas -que puede ser combinado con otro de titulizaciones para nuevos préstamos-, basados en 10.420 millones de euros del presupuesto comunitario de 2014-2020 y generaría prestamos por un importe de entre 55.000 y 58.000 millones de euros.

Se trata del instrumento más fácil de aplicar con rapidez, según decidieron el pasado día 15 los ministros de Economía de la UE.

El BEI y la Comisión Europea calculan que hasta 580.000 pequeñas y medianas empresas podrían beneficiarse de esta primera opción.

“Los nuevos instrumentos deben alcanzar un efecto de apalancamiento elevado y ser atractivo para el sector privado y los mercados de capitales”, señalaron además los jefes de Estado y de Gobierno, y el BEI debe comenzar aplicándolos mientras trabaja en el desarrollo de más herramientas para el futuro, sobre todo la titulización”.

Este instrumento es la principal característica de la segunda opción, recordaron las fuentes.

La tercera iniciativa no queda descartada en el texto, pero éste no menciona en ningún momento la centralización de riesgo.

De todo ello se deduce, según fuentes comunitarias consultadas por Efe, que los Veintiocho optan para avanzar en primer lugar a partir de 2014 con la opción más conservadora entre las tres propuestas en junio pasado por la Comisión Europea (CE) y BEI, aunque dejan la puerta abierta a que las otras dos se apliquen en un futuro.

La segunda opción planteaba la creación de un instrumento conjunto que permitiera la titulización tanto de carteras de préstamos a las pymes nuevas como las ya existentes, de manera que, en función de los mismos 10.420 millones del presupuesto de la UE, se aumentase el alcance de los préstamos hasta unos 65.000 millones de euros.

Esta fórmula beneficiaría a unas 650.000 pymes, mientras que la tercera y última a un millón aproximadamente.

La tercera opción suponía poner en marcha un instrumento de titulización conjunto similar al anterior que permita además la centralización del riesgo, para una “mejor diversificación de carteras”, de manera que los 10.420 millones de euros de base den lugar a préstamos de hasta 100.000 millones de euros.

España había apostado por poner en marcha este último instrumento más ambicioso.

Los Veintiocho lanzaron en sus conclusiones un llamamiento a que se amplíen los “instrumentos financieros de riesgo compartido” entre la Comisión y el BEI, con vistas a incrementar el volumen de nuevos créditos a las pymes en toda la UE.

Bruselas, 25 oct (EFE).- La Confederación Europea de Sindicatos (CES) consideró hoy que los resultados de la cumbre que los líderes de la Unión Europea concluyeron hoy en Bruselas han estado “vacíos” de contenidos en apoyo a la Europa social.

“Un ‘entendimiento más amplio’ de los desequilibrios e injusticias sociales es lo que el Consejo Europeo entiende por la dimensión social de la Unión Económica y Monetaria. A millas de distancia de la Europa social como la CES la entiende”, indicó la confederación en un comunicado al término de la reunión de los jefes de Estado y de Gobierno de la UE.

Desde su punto de vista, las conclusiones del Consejo Europeo “no ofrecen ninguna perspectiva de redireccionar las políticas económicas hacia más igualdad, menos pobreza y una inversión a largo plazo en favor del crecimiento sostenible y buenos empleos”.

Destacaron además que sus planes de implementar rápidamente la iniciativa general para simplificar las normativas comunitarias, conocida como REFIT, pone de manifiesto a su juicio que la Comisión Europea quiere “abandonar el acuerdo de los interlocutores sociales sobre la protección de la salud y seguridad en el trabajo”.

“En lugar de atacar los derechos de los trabajadores, la Comisión debería centrar sus esfuerzos en garantizar que la legislación de la UE se aplique correctamente en toda Europa, e identificar los vacíos normativos”, consideró la confederación.

La secretaria general de la CES, Bernadette Ségol, afirmó: “Nos están intentando convencer de que lo que es negro es blanco”, y apuntó que la dimensión social en la UE “se está reduciendo a un indicador, a información estadística”.

“No hay acciones en apoyo del crecimiento sostenible y empleos decentes ni iniciativas por mayor justicia social”, indicó, pero añadió: “Sí podemos esperar acciones en la agenda europea por la desregulación”.

La CES concluyó que “hoy los trabajadores se sienten enfadados y profundamente decepcionados”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo