La troika ve "cómoda" la solvencia de la banca pero insiste en la vigilancia

Por Publimetro Colombia

Bruselas, 30 sep (EFE).- La troika consideró hoy que el rescate a la banca española ha permitido mejorar el capital y la liquidez de las entidades, que cuentan con una solvencia “cómoda” tras las medidas tomadas, pero insistió de nuevo en una vigilancia sostenida y correcta en un entorno económico que comporta todavía riesgos.

Los inspectores de la troika, formada por la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) hicieron hoy público su análisis preliminar de la cuarta y penúltima revisión de la asistencia financiera concedida a España.

La eurozona decidirá en la reunión del Eurogrupo a mediados de noviembre sobre el escenario posterior al fin del rescate a la banca en diciembre próximo, como recordó hoy el portavoz de Asuntos Económicos y Monetarios de la CE, Simon O’Connor.

“Creo que el Eurogrupo de noviembre podrá tomar las decisiones adecuadas”, dijo la mencionada fuente a periodistas, al tiempo que subrayó que “las indicaciones que tenemos por el momento son positivas”.

“Parece que si hay más necesidades de capital éstas serán gestionables sin necesidad de pedir más ayuda a nivel europeo, pero lo sabremos con certeza cuando el Banco de España haya terminado su ejercicio del análisis de la banca”, afirmó.

De momento, la CE y el BCE consideran que la posición de solvencia de los bancos españoles “ha permanecido cómoda después de la recapitalización de parte del sector, la transferencia de activos a la Sareb y unos resultados financieros generalmente positivos en lo que va de año”, señalaron en un comunicado conjunto.

También el FMI opina en su propio comunicado que las acciones tomadas han fortalecido “el capital del sistema financiero, así como su liquidez y eficiencia”.

La CE y el BCE sostienen que España ha cumplido prácticamente todas las exigencias horizontales para el sector bancario, pero piden a las autoridades del país mantener los esfuerzos por adoptar e implementar las medidas acordadas, en particular en el área de la reforma de la gobernanza de las cajas de ahorro.

Afirman que la economía española está mostrando signos de haber tocado fondo, apoyada sobre todo por las exportaciones netas y que el escenario central sigue siendo el de “una recuperación suave” de la actividad económica, lastrada por los desequilibrios externos e internos y el elevado desempleo.

El FMI, por su parte, observa “una estabilización de la actividad y del desempleo”, pero la troika también ve riesgos.

Para el FMI España “todavía pasa por un difícil proceso de corrección de desequilibrios de antes de la crisis que continúan generando riesgos y vientos en contra” para la economía y el sector financiero, mientras que la CE y el BCE recalcan que el entorno económico más amplio sigue pesando sobre la banca y los préstamos a la economía real siguen contraídos.

“Mientras existen señales tempranas de una estabilización económica general, tanto el sector público como el privado tienen que reducir su deuda en adelante y el ajuste del mercado inmobiliario todavía está en curso”, advierten.

Agregan que ambos elementos impactan todavía negativamente en las perspectivas de rentabilidad de los bancos.

Por ello los supervisores y los políticos “tienen que seguir vigilando decididamente el proceso de estabilización del sector bancario” y es “vital” un diagnóstico correcto y sostenido de la resistencia de las entidades a choques y de su solvencia.

En este marco, la CE y el BCE saludan las medidas para armonizar el tratamiento de préstamos refinanciados y reestructurados y el FMI pide una aplicación “concienzuda”.

Las tres instituciones respaldan el trabajo del Banco de España para desarrollar unos ejercicios más rigurosos sobre los posibles escenarios de la resistencia de la banca.

El FMI pide además a España que, para mantener un capital suficiente de la banca, de prioridad a medidas que aumentan el capital nominal, como limitar los dividendos en efectivo o emitir acciones, sobre las que pueden reducir la actividad prestamista.

En el plano macroeconómico, la troika considera asimismo que, pese a los “avances visibles” en la agenda de reformas de España, es “crucial” que el país mantenga el impulso reformista.

España debe completar rápidamente procesos legislativos y aplicar las diferentes medidas cuanto antes, tales como las reformas de las pensiones, la unidad de mercado, la liberalización de servicios profesionales y de las administraciones públicas y locales, así como la remodelación de los mercados de productos y servicios.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo