La UE comienza la cumbre para atajar el desempleo e impulsar el crédito

Por Publimetro Colombia

Bruselas, 27 jun (EFE).- Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) iniciaron hoy su cumbre de dos días en Bruselas dedicada a atajar las altas tasas de desempleo juvenil y a explorar medidas para facilitar el crédito a las pequeñas y medianas empresas (pymes).

En la apertura de la sesión, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, destacó la presencia de “unos invitados especiales” en la sala, en referencia a los agentes sociales, la patronal y sindicatos europeos, que por primera vez se sientan en la mesa de los líderes europeos.

Van Rompuy se refirió a los dos puntos principales del orden del día, la lucha contra el desempleo juvenil y la falta de crédito para las pymes, y animó a los presentes a “hacer frente con determinación a estas dos urgentes y serias preocupaciones”.

“Estamos aquí para tomar acciones concretas sobre dos asuntos cruciales que importan a millones de personas”, dijo el presidente permanente del Consejo Europeo.

“Las pequeñas y medianas empresas pueden ser las compañías de éxito del mañana así que vamos a dar un poco de oxígeno al sistema”, añadió.

El Consejo Europeo comenzó una hora más tarde de lo previsto porque algunas delegaciones han querido celebrar reuniones bilaterales para cerrar algunos asuntos “técnicos” pendientes en la negociación del marco presupuestario comunitario 2014-2020.

Por primera vez los actores sociales se sientan a la mesa de la cumbre, concretamente en el debate sobre empleo que precederá a la reunión de los líderes con el presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz.

La cumbre se celebra después de que los ministros de Economía de los Veintisiete llegasen esta madrugada a un acuerdo sobre las reglas para la liquidación de bancos y de que Parlamento y Consejo hagan conseguido cerrar esta mañana un principio de entendimiento sobre el presupuesto europeo para 2014-2020.

Respecto a la garantía de empleo juvenil, los líderes estudiarán la posibilidad que los países con peores datos de desempleo reciban el conjunto de las ayudas que le corresponderían a lo largo del conjunto de los próximos años en el período 2014-2016.

Asimismo países como España reclamaran que las inversiones públicas para atajar el paro entre los más jóvenes no compute en términos de déficit, una fórmula que sin embargo no recogerán las conclusiones de forma explícita, informaron fuentes diplomáticas.

De los 6.000 millones de euros con que estará dotada esa garantía, a España le podrían corresponder entre 1.500 y 2.000 millones, previa presentación de un plan de aplicación de la medida.

La garantía de empleo juvenil propuesta por Bruselas establece que los jóvenes deben recibir una propuesta de empleo, formación o prácticas cuatro meses después de terminar los estudios o estar inactivos.

El otro gran debate de la cumbre versará sobre la propuesta de la Comisión Europea (CE) y del Banco Europeo de Inversiones (BEI) para resolver la restricción del crédito a las pymes.

Aún se desconoce la cifra exacta de financiación que podría movilizarse a través de esta vía, pero ambas instituciones han mencionado ya que podría situarse entre los 55.000 y 100.000 millones de euros entre 2014 y 2020, de los que se beneficiarían unas 580.000 pymes.

Los presidentes del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, y del Banco Europeo de Inversión (BEI), Werner Hoyer, participan en ese debate.

Los líderes prevén también dar la aprobación definitiva a las recomendaciones económicas por países, ya respaldadas por los ministros de Finanzas, y en las que a España se le piden más reformas, entre ellas la de pensiones y del sistema tributario, a cambio de los dos años de margen extra para corregir su déficit.

Fuera del ámbito económico, la principal decisión será la de abrir las negociaciones de adhesión con Serbia, en reconocimiento de los progresos del país en la normalización de sus relaciones con Kosovo.

Los Estados miembros ya dieron luz verde el martes a que la primera reunión con Belgrado se celebre, como muy tarde, antes del próximo enero, una decisión que ahora respaldarán los líderes.

Bruselas, 27 jun (EFE).- El primer ministro de Luxemburgo, Jean-Claude Juncker, afirmó hoy que el euro debe ser una divisa “fuerte y estable” y sostuvo que una devaluación a fin de impulsar la actividad económica “no sería beneficiosa a largo plazo”

“Creo que los gobiernos no pueden tener la ilusión de que pueden influir de forma clara en el tipo de cambio. Esa es responsabilidad Banco Central Europeo (BCE)”, señaló a su llegada a la cumbre europea, que discute cómo mejorar la financiación a las pymes y la lucha contra el paro juvenil.

“El euro debe ser fuerte y estable y creo que una corrección a la baja no sería beneficiosa a largo plazo”, explicó el expresidente del Eurogrupo.

Juncker abogó por una mejor coordinación de las políticas nacionales a nivel de la eurozona a fin de sanear la economía europea.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo