España confía en un acuerdo sobre los futuros rescates bancarios en la UE

Por Publimetro Colombia

Bruselas, 26 jun (EFE).- El ministro español de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, expresó hoy su confianza en que la Unión Europea (UE) llegue a un acuerdo sobre las reglas de los futuros rescates bancarios, pero recalcó que España ya ha logrado su objetivo que es dejar claro que los depósitos quedarán protegidos.

“España tiene una posición confortable. Ya ha salido un mensaje muy claro de protección de los depósitos”, dijo De Guindos a su llegada para asistir al consejo de ministros de Economía de la UE, una reunión extraordinaria que intenta cerrar hoy in extremis un acuerdo político sobre las futuras reestructuraciones y liquidaciones bancarias en Europa.

El objetivo de la directiva de reestructuración y liquidación bancaria es establecer una jerarquía que en el futuro aporte claridad sobre qué acreedores y en qué orden éstos pueden verse sometidos a quitas, empezando por los accionistas, seguidos de la deuda subordinada y de bonos júnior, de deuda sénior y finalmente de depósitos no asegurados.

Hay un consenso generalizado para otorgar una protección especial a los depósitos de más de 100.000 euros en manos de particulares y pymes, mientras que ya se ha consensuado que los ahorros por debajo de 100.000 euros serán sacrosantos.

“Para España la situación es cómoda porque el objetivo fundamental de esta directiva era pasar un mensaje muy claro de protección de los depósitos y eso se ha conseguido”, señaló De Guindos.

Además, al ministro español le parecen “correctos” los porcentajes fijados en el Ecofin del pasado viernes para delimitar la flexibilidad que tendrán los países para excluir ciertos acreedores de una lista preestablecida de pasivos sujetos a quitas.

Los ministros deben acordar hoy el porcentaje de pasivos de los bancos que debe sufrir pérdidas y el que puede ser eximido total o parcialmente en circunstancias excepcionales y bajo estrictas condiciones.

En la última versión del texto que negociaron los ministros se establecía que un 5 % del monto máximo de pasivos puede ser eximido, pero solo después de haber aplicado quitas a un 8 % de los pasivos.

La reunión se celebra un día antes de la cumbre europea y para De Guindos llegar hoy a un acuerdo “es importante porque es un paso más en la unión bancaria” a la que los jefes de Estado y de Gobierno de la UE darán un “apoyo fundamental” en el Consejo Europeo.

“Espero que lleguemos a un acuerdo. Si nos han llamado hoy un día antes del Consejo es porque creemos que existen posibilidades. El otro día estuvimos muy cerca. Lo ideal hubiera sido acabar el otro día. Esperemos que hoy lo acabemos de rematar”, señaló.

Bruselas, 26 jun (EFE).- Los ministros de Economía de la UE retomaron hoy las negociaciones sobre la futura directiva de resolución y liquidación bancaria, en una reunión que podría prolongarse hasta bien entrada la madrugada y en la que se espera que se superen las diferencias para cerrar un acuerdo.

“Espero otra larga noche, pero creo que lo lograremos, hemos llegado muy cerca y sería una lástima no finalizarlo”, dijo el ministro de Finanzas irlandés, Michael Noonan, a su llegada a la reunión extraordinaria del Ecofin en Bruselas.

El objetivo de la directiva de reestructuración y liquidación bancaria es establecer una jerarquía que en el futuro aporte claridad sobre qué acreedores y en qué orden éstos pueden verse sometidos a quitas, empezando por los accionistas, seguidos de la deuda subordinada y de bonos júnior, de deuda sénior y finalmente de depósitos no asegurados.

Hay un consenso generalizado para otorgar una protección especial a los depósitos de más de 100.000 euros en manos de particulares y pymes, mientras ya se ha consensuado que los ahorros por debajo de 100.000 euros serán sacrosantos.

El ministro de Finanzas holandés, Jeroen Dijsselbloem, destacó la importancia de lograr un acuerdo que armonice los fondos de resolución de crisis bancarias en todos los Estados miembros, así como el tipo de flexibilidad que se permitirá a los países para decidir qué pasivos salvan de las quitas.

“En el futuro todos pondremos dinero en los fondos de resolución, por lo que es muy importante que tengamos las mismas normas en todos los países”, resaltó el también presidente del Eurogrupo.

Dijsselbloem señaló que el Ecofin tiene que centrarse hoy en determinar el margen que se dará a los países para aplicar las normas, es decir, “el tipo de flexibilidad, cómo será, cómo de amplia y cómo puede ser financiada”.

Esta flexibilidad debe ser “limitada y permitir recurrir también a los fondos (de resolución) nacionales y europeos en ultimo extremo”, dijo el titular de Finanzas francés, Pierre Moscovici.

En la última versión del texto que negociaron los ministros se establecía que un 5 % del monto máximo de pasivos puede ser eximido, pero solo después de haber aplicado quitas a un 8 % de los pasivos.

“Podemos y debemos lograr un acuerdo”, afirmó Moscovici, para agregar: “Hemos cerrado ya el 90 %, queda solo un 10 %”.

Indicó que es “indispensable” que todos los países creen fondos de resolución con aportaciones del sector financiero, de modo que cuando se quiera proteger a ciertos pasivos se pueda recurrir a éstos y a los fondos europeos para cubrir parte de las pérdidas.

Los depósitos serían uno de esos activos que deben gozar de dicha “preferencia”, según Moscovici, una posición respaldada por el ministro español de Economía y Competitividad, Luis de Guindos.

“Para España la situación es cómoda porque el objetivo fundamental de esta directiva era pasar un mensaje muy claro de protección de los depósitos y eso se ha conseguido”, declaró De Guindos a su entrada a la reunión.

El titular italiano de Economía y Finanzas, Fabrizio Saccomanni, consideró que un “resultado satisfactorio sería uno en el que haya suficiente flexibilidad para atender a las especificidades nacionales y que se centre en proteger a los ahorradores, independientemente de en qué instrumentos han invertido y ahorran”.

La titular danesa, Margarethe Vestager, opinó que la Presidencia irlandesa de turno de la UE ha propuesto “una buena base para un compromiso” y que, si hay voluntad política, se podría alcanzar un acuerdo esta noche.

No obstante, para el responsable sueco, Anders Borg, la solución que está sobre la mesa “es bastante arriesgada” porque puede aumentar el riesgo de contagio y el coste de financiación de los bancos y, por tanto, la UE está “bastante de lejos” de un acuerdo.

“Necesitamos un sistema que sea seguro para España, Italia, Suecia y Holanda, en el que todos los países puedan resolver sus crisis bancarias sin destrozar sus finanzas públicas, pero, si solo nos apoyamos en los pasivos, los costes de financiación de los bancos aumentarán, los riesgos para el empleo y el crecimiento aumentarán”, recalcó.

Bruselas, 26 jun (EFE).- La Comisión Europea (CE) propondrá a los jefes de Estado y Gobierno de la Unión en la cumbre de jueves y viernes en Bruselas impulsar un instrumento que permita movilizar capital privado para los proyectos a largo plazo como las infraestructuras, con dificultades para conseguir financiación.

Este instrumento, llamado Fondo Europeo de Inversiones a Largo Plazo (ELTIF, en inglés), que no implica recursos comunitarios directos, está dirigido a inversores que quieran depositar su capital en proyectos a largo plazo, pues no es posible retirar el dinero en cualquier momento.

Las infraestructuras y el sector inmobiliario son los principales sectores a los que va dirigida la iniciativa, presentada por el comisario europeo de Mercado Interior, Michel Barnier.

El objetivo es “financiar a la economía real europea a largo plazo pues a menudo solo existe crédito para proyectos a corto plazo”, señaló en un comunicado el comisario.

“El Fondo de inversiones a largo plazo será un vehículo para los inversores profesionales y privados a la hora de invertir en compañías europeas con capital de largo recorrido como las infraestructuras o el sector inmobiliario”, explicó.

Este instrumento quiere ponerse al servicio de todo tipo de inversores públicos y privados europeos que quieran invertir en proyectos europeos que cumplan con ciertos requisitos como contar con activos a largo plazo, por ejemplo, en sectores como las infraestructuras, el transporte o la energía sostenible.

Bruselas espera que los fondos de pensiones y las compañías aseguradoras estén especialmente interesados en este instrumento.

La propuesta establece un conjunto de condiciones que buscan reducir los riesgos para quienes invierten y asegurar que están suficientemente informados de sus derechos y obligaciones.

Estos fondos deberán tener un depositario que mantenga seguro el capital, cumplir con determinadas condiciones que prevengan la asunción de riesgos y solo utilizar derivados en determinados casos.

Bruselas señaló que los inversores no podrán retirar el dinero en cualquier momento porque se quiere asegurar que las inversiones permanecerán en un proyecto todo el tiempo pactado inicialmente.

A cambio de la confianza y la paciencia, los inversores recibirán beneficios regularmente y un incentivo final.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo