La UE acuerda una reforma pesquera que permitirá un mínimo de descartes

Por Publimetro Colombia

Bruselas, 30 may (EFE).- Las instituciones de la Unión Europea cerraron hoy un acuerdo sobre la reforma de la Política Pesquera Común (PPC) que hará que la actividad pesquera sea más sostenible, con medidas como la obligación de desembarcar toda la captura, aunque permitirá excepcionalmente hasta un 5 % de descartes.

El Consejo, el Parlamento Europeo (PE) y la Comisión Europea (CE) lograron de madrugada el primer acuerdo sobre la política pesquera de la UE en “codecisión”, como impone el Tratado de Lisboa.

El ministro irlandés de Pesca, Simon Coveney, cuyo país preside este semestre la Unión, afirmó en una rueda de prensa que la reforma “protegerá a las comunidades pesqueras” y “garantizará que las próximas generaciones de pescadores tengan peces que pescar”.

Destacó que, tras dos años de trabajos, se ha logrado un acuerdo “sólido” para la próxima década.

“Vamos a cambiar radicalmente la manera en que pescamos. Allanamos el terreno para un futuro sostenible”, indicó por su parte la comisaria europea del ramo, Maria Damanaki, quien defendió también que hay que “ayudar al sector a adaptarse” a los cambios de la reforma. “Espero que el presupuesto esté a la altura”, subrayó.

La Eurocámara mantenía una posición a favor de conservar todo lo posible los recursos marítimos, mientras que el Consejo abogaba también por una pesca más sostenible pero sin descuidar los intereses económicos de la flota europea.

Uno de los puntos más destacados de la reforma es la obligación de descargar toda la captura en puerto y prohibir los descartes (peces muertos que se lanzan de nuevo al mar al tratarse de especies difíciles de conservar o de escaso valor comercial) a más tardar a partir del 1 de enero de 2015 para las especies pelágicas, y gradualmente para otras especies hasta 2019.

En cambio, se permitirán unas “exenciones de minimis” de forma que se podrá descartar hasta el 5 % del total anual de capturas de todas las especies sometidas a la obligación de desembarque.

Para llegar a ese objetivo se establecerá un periodo transitorio de cuatro años, de manera que el porcentaje de descarte será del 7 % en los dos primeros años de entrada en vigor de la reforma, y del 6 % los dos siguientes.

La ponente del PE sobre la reforma pesquera, la eurodiputada socialista alemana Ulrike Rodust, recordó que los Estados miembros no querían bajar del 9 % de exención de minimis (el PE pedía el 3 %), e hizo hincapié en que los Estados miembros tendrán que pedir el consentimiento de la CE para aplicar las excepciones.

La reforma impone una pesca basada en informes científicos, más en concreto en el rendimiento máximo sostenible (RMS, índices de mortalidad por pesca a niveles que permitan la recuperación de las poblaciones), en 2015 cuando sea posible y, si no, para 2020.

La presidencia irlandesa también señaló que la reforma pedirá medidas de conservación de los juveniles y las especies vulnerables que podrán tomarse a nivel regional, y que se comprometerá a fortalecer las áreas biológicamente sensibles (en las que desovan peces o habitan juveniles).

Además, los buques que lleven pabellón europeo y pesquen en costas africanas deberán acatar igualmente las nuevas normas, y se contemplarán sanciones contra las flotas con una capacidad superior a las oportunidades de pesca que se les haya otorgado.

La reforma pedirá planes plurianuales con datos científicos más exactos, que reemplacen al reparto anual de cuotas pesqueras.

Para el eurodiputado de Los Verdes Raúl Romeva, se ha dado un “paso adelante significativo” aunque alertó de que los descartes que aún permite el acuerdo “abren la puerta” a la existencia de un mercado de juveniles en zonas como el Mediterráneo.

La organización ecologista WWF indicó en un comunicado que confía en que, aunque esta reforma “no soluciona el profundo problema de la sobreexplotación”, suponga “no volver a la antigua y derrochadora gestión de los stocks pesqueros” en la UE.

Por su parte, Greenpeace consideró el acuerdo una “buena noticia”, pero mostró su “decepción” por que no incluya un plazo para alcanzar niveles sostenibles de stocks.

El acuerdo alcanzado sobre los principales puntos de la reforma deberá ser presentado a continuación ante los embajadores de la UE (Comité de Representantes Permanentes) aproximadamente en dos semanas, para que pueda seguir adelante en su tramitación, indicaron fuentes comunitarias.

En cualquier caso, Coveney dejó claro que espera que el texto supere sin dificultades las siguientes etapas, dado que ha recibido el apoyo tanto del Consejo como del pleno del PE, los colegisladores en esta materia.

Bruselas, 30 may (EFE).- La Comisión Europea (CE) constató hoy que se ha reducido la sobreexplotación de las poblaciones de peces en el Atlántico nororiental, hasta el 39 %, mientras que el año pasado el porcentaje era del 47 % y, en 2005, del 95 %.

“Las cifras más recientes sobre las poblaciones de peces en las aguas de la UE indican que los esfuerzos de la Comisión Europea por eliminar la sobrepesca se han visto recompensados”, señaló el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

La Comisión adoptó hoy un informe anual en el que revisa el estado de las poblaciones de peces y que tendrá en cuenta cuando proponga las posibilidades de pesca para 2014.

El estudio muestra que en el Atlántico nororiental y en las aguas próximas, las poblaciones sobreexplotadas pasaron de las 32 en 2005 (de un total de 34) a 16 en 2012 (de un total de 41), lo que representa una disminución del 95 % al 39 %.

En cuanto al Mediterráneo y el mar Negro, hay datos suficientes para 85 poblaciones, de las que 75 (el 88 %) siguen sobreexplotadas.

La CE también destacó que sus estrategias para acabar con la pesca excesiva “empiezan a aportar beneficios” al sector pesquero, que ha visto incrementada su rentabilidad un 40 % frente el año anterior, apuntó.

“Las rentas de los pescadores se incrementan merced a la reducción de la sobrepesca, aun cuando los costes de combustible supongan una carga suplementaria para la flota”, indicó.

En cambio, la Comisión aseguró que “aún es preciso progresar más en este ámbito”.

Para la comisaria europea de Pesca, Maria Damanaki, estas cifras “demuestran que las medidas de gestión responsable de la pesca pueden funcionar y funcionan”.

“Debemos, sin embargo, redoblar esfuerzos para acabar con la sobrepesca”, enfatizó.

El documento recaba la opinión de los Estados miembros y los interesados sobre el establecimiento de los totales admisibles de capturas (TAC), de las cuotas y del esfuerzo pesquero (días en el mar) aplicables el año siguiente.

Según el texto, ya hay 25 poblaciones de peces en los mares europeos que no están sobreexplotadas, mientras que en 2005 ese número era de solo dos.

La Comisión subrayó que “la base científica para evaluar las poblaciones de peces está mejorando”, y recordó que los nuevos métodos introducidos por el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (CIEM) han permitido disponer de dictámenes sobre 30 nuevas poblaciones en comparación con el año pasado.

En este contexto, la CE consideró necesario que el año que viene el sector “se atenga a los dictámenes científicos”.

Precisó que, en el caso de las poblaciones de peces que no estén sujetas a planes de gestión, deben fijarse los TAC teniendo en cuenta los dictámenes científicos con el objetivo de “eliminar la sobrepesca antes de que finalice 2015”.

Y añadió que, de no existir ningún dictamen científico, deberá aplicarse el “principio de precaución”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo