EE.UU. rebaja ligeramente el dato de crecimiento entre enero y marzo al 2,4 por ciento

Por Publimetro Colombia

Washington, 30 may (EFE).- La economía estadounidense se expandió un 2,4 % en el primer trimestre del año, ligeramente menos de lo estimado, como consecuencia de los recortes en el gasto público aprobados por el Congreso, especialmente en defensa.

No obstante, los datos del Departamento de Comercio publicados hoy destacan que el gasto de los consumidores repuntó en los primeros tres meses del año a un ritmo del 3,4 %, el más alto en los últimos dos años.

El dato es especialmente significativo en una economía como la estadounidense en la que el consumo privado supone casi el 70 % del total del producto interno bruto (PIB).

En su primera estimación, la agencia federal había calculado el crecimiento del PIB en un 2,5 % para el periodo entre enero y marzo.

De este modo, la economía estadounidense registra ya más de dos años de crecimiento sostenido y, pese a su aún palpable tibieza, acelera su expansión respecto al último trimestre de 2011 cuando se expandió a un 0,4 %.

La balanza comercial estadounidense también arrojó datos positivos, con un repunte de las exportaciones de bienes y servicios al 0,8 % frente al descenso del 2,8 % reportado para el cuarto trimestre de 2012, y unas importaciones que crecieron solo un 1,9 % en comparación con un decrecimiento del 4,2 % en el período previo.

Asimismo, el sector inmobiliario parece consolidar su recuperación tras la crisis de 2008 y las inversiones residenciales fijas crecieron a un ritmo del 12,1 %.

Como freno a la expansión económica, por contra, se comportaron los abruptos recortes de gasto público por valor de 85.000 millones de dólares aprobados el pasado marzo hasta el final del año fiscal 2013 en septiembre.

El gasto del gobierno cayó un 4,9 %, frente al 4,1 % previsto en el primero de los tres cálculos oficiales, con especial incidencia en el sector de la defensa donde se redujo un 12,1 %, comparado con el 11,5 % estimado previamente.

Sin estos recortes, el crecimiento de la economía estadounidense hubiese sido del 3,4 % en el trimestre.

Por su parte, los precios mantienen su comportamiento controlado, al registrar un crecimiento del 1 % en el ajustado anual, por debajo del 1,6 % de finales del pasado año, y más aún del umbral del 2 % marcado por la Reserva Federal (Fed, banco central) de EE.UU.

Aunque los datos muestran algo de optimismo sobre el discurrir económico de EE.UU., lo cierto es que aún es demasiado débil para continuar rebajando la elevada tasa de desempleo del país, que sigue siendo una de las principales preocupaciones de los ciudadanos y que cerró abril en un 7,5 %.

En un dato paralelo divulgado hoy, la cifra semanal de solicitudes de subsidio por desempleo en Estados Unidos subió en 10.000 y se ubicó en 354.000 la semana pasada.

Los expertos valoraron el buen comportamiento de la economía en el contexto de los agudos recortes en el gasto público, pero aseguraron que es poco probable que afecten a la agresiva política de estímulo monetario aplicada por la Fed para impulsar el crecimiento.

En una reciente comparecencia ante el comité económico conjunto del Congreso, el presidente de la Fed, Ben Bernanke, afirmó que no cree que esta política de estímulo, que incluye tipos de interés de entre el 0 % y el 0,25 % y un multimillonario programa de mensual de compra de bonos, sea modificada a menos que se constate una expansión económica “continuada y sostenible”.

El tercer y último dato sobre el PIB de EE.UU. será divulgado el próximo 26 de junio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo