Schäuble afirma que el rescate a Chipre no es modelo para futuros programas

Por Publimetro Colombia

Berlín, 30 mar (EFE).- El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, considera que el rescate a Chipre, que obliga a los grandes depositantes a contribuir, no es un modelo para futuros programas de ayuda a países de la eurozona.

“Chipre es y seguirá siendo un caso único y especial”, asegura Schäuble en una entrevista difundida hoy por el periódico popular alemán “Bild”.

El titular de Finanzas explicó que los dos principales bancos de Chipre eran “en la práctica insolventes” y, además, el Estado chipriota no podía “asegurar el dinero en los depósitos” debido a la hipertrofia del sector bancario del país.

“Por eso tuvieron que ayudar los demás Estados de la Eurozona”, agrega el ministro alemán.

Asimismo, indicó que el Eurogrupo decidió que “propietarios y acreedores participasen en los costes” del rescate, “esto es, aquellos que contribuyeron a originar la crisis”.

No obstante, Schäuble cree que la decisión en torno a Chipre no crea un precedente, frente a la opinión del presidente del Eurogrupo, el holandés Jeroen Dijsselbloem, que al posicionarse así volvió a hacerse tambalear las bolsas del continente.

En una entrevista esta semana, Dijsselbloem dejó abierta la puerta abierta a que el modelo de rescate de Chipre pudiera en el futuro aplicarse a otros países, aunque luego retiró sus palabras.

“Los depósitos en Europa están seguros”, afirma en sentido contrario el ministro alemán en su entrevista en “Bild”, aclarando asimismo la postura del Gobierno alemán, cuya indefinición a este respecto había contribuido a las turbulencias.

El pasado miércoles el Gobierno alemán recalcó que el rescate a Chipre respondía a un problema muy singular, pero evitó descartar abiertamente la implicación de los depositantes en futuros programas de ayuda a otros países de la eurozona.

La Comisión Europea descartó esta semana que las líneas trazadas por el programa de ayuda a Nicosia puedan conformar un modelo para futuros rescates en el seno de la eurozona.

En este sentido, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el presidente de Francia, François Hollande, también defendieron esta semana en un encuentro en París que el acuerdo en torno a Chipre es “único” y “excepcional”.

Nicosia, 30 mar (EFE).- La comisión de investigación encargada de depurar las responsabilidades políticas y económicas que condujeron a la crisis bancaria en Chipre jurará el martes y empezará sus trabajos ese mismo día o el miércoles, anunció hoy el ministro de Justicia, Ionas Nikolau.

“Todo va a pasar por un tamiz”, dijo el ministro de Justicia en declaraciones a la radio pública RIK y añadió que el objetivo de esta comisión será explorar en profundidad “cómo y por qué” las cuentas públicas llegaron a su estado actual.

Está previsto que los trabajos de la comisión, compuesta por tres destacados jueces, duren unos tres meses, durante los que reconstruirán el periodo comprendido entre el años 2006 y el 23 de marzo de 2013, indicó el ministro.

Entre el amplísimo catálogo de asuntos que deberá investigar esta comisión figuran la presunta salida masiva de capital en los días previos a la primera reunión del Gobierno de Nicosia con el Eurogrupo, en la que se acordó una tasa a todos los depósitos bancarios, que luego fue rechazada por el Parlamento.

Pero la vista estará primero puesta en el escándalo destapado estos días por la prensa chipriota y griega, según las que los tres principales bancos del país repartieron prebendas entre numerosos políticos, empresarios y sindicalistas del país.

El fiscal general Petros Clerides anunció hoy que este punto del catálogo a investigar será tratado con prioridad.

De acuerdo a las informaciones divulgadas por varios periódicos los bancos chipriotas condonaron a numerosos políticos y empresarios parte o la totalidad de los créditos contratados con ellos, o al menos les exigieron menos garantías que al resto de clientes.

Varios diarios, de Chipre y de Grecia, dicen contar con una lista de personas a las que el Banco Popular, el Banco de Chipre y el Banco Heleno habrían saldado todo o parte de sus créditos, a veces millonarios, en el periodo comprendido desde 2006 hasta 2012.

En este escándalo estarían implicados políticos de todos los partidos chipriotas con excepción del socialdemócrata EDEK y de los Ecologistas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo