IAG aplicará la reestructuración de Iberia tras las pérdidas en 2012

Por Publimetro Colombia

Londres, 28 feb (EFE).- El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, dejó hoy claro que procederá con la reestructuración de Iberia, con 3.807 despidos, para rentabilizar la aerolínea española tras las pérdidas registradas en 2012 por el grupo.

En una teleconferencia con la prensa, Walsh subrayó que ese ajuste, que debe ser “permanente”, “es necesario” si Iberia quiere sobrevivir, lo que implica mejorar su eficacia y competitividad.

International Airlines Group (IAG), fruto de la fusión de la británica British Airways (BA) y la española Iberia, anunció hoy una pérdida neta de 923 millones de euros el año pasado, debido en buena parte -indicó- a los costes de reestructuración de Iberia y al deterioro de esa marca.

Las pérdidas antes de impuestos fueron de 997 millones de euros, de los que 545 se debieron, según se señala, a gastos derivados del plan de ajuste de Iberia y otros costes procedentes de la aerolínea española.

Además, Iberia tuvo en el ejercicio 2012 unas pérdidas operativas de 351 millones de euros, frente a unos beneficios de BA de 347 millones de euros, recalcó Walsh.

“Las pérdidas registradas por Iberia prueban que la empresa tiene un problema básico de rendimiento que hay que abordar de forma permanente”, afirmó Walsh en su conversación con periodistas.

El consejero delegado negó que IAG “esté dando prioridad a British Airways a costa de la aerolínea española”, y aseguró que “no hay ningún tipo de competencia entre BA e Iberia, sino lo contrario, dado que se buscan sinergias para ahorrar costes”.

Estas sinergias se tradujeron en un ahorro el año pasado de 313 millones de euros, por encima de las previsiones de 225 millones de euros, lo que no impedirá que el grupo de aviación complete su plan de reestructuración de Iberia, que definirá el ejercicio 2013.

Así, IAG ya ha previsto un año movido, con posibles “conflictos laborales generalizados, interrupciones de servicio, interferencias políticas, riesgos legales por la implementación provisional de las nuevas reformas laborales y la falta de enfoque de los empleados”, según señala en su informe a la Bolsa.

Ante la confrontación con los sindicatos españoles por el plan de ajuste, Walsh dijo que “tienen que entender que el problema lo tiene Iberia, no el grupo”.

“El futuro de Iberia lo determinará su capacidad de rendir con eficiencia y de ser competitiva”, afirmó el consejero delegado, que insistió en que la situación económica en España no es suficiente para justificar la escasa rentabilidad de la compañía española.

Los sindicatos de Iberia han convocado huelgas entre el 4 y el 8 de marzo y el 18 y el 22 del mismo mes, que se suman a las llevadas a cabo en febrero y que, según confirmó hoy Walsh, costaron unos tres millones de euros diarios al grupo fusionado.

Sobre Vueling, cuya compra por parte de IAG ha sido autorizada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Walsh indicó que la aerolínea de bajo coste “será una propuesta interesante dentro del grupo” y permanecerá como marca independiente, al tiempo que alabó “su excelente equipo de dirección”.

En cuanto a Iberia Express, inaugurada en marzo de 2012 para operar vuelos cortos y medios desde Madrid y transferir pasajeros a las rutas largas de Iberia, el directivo señaló que “es notable lo que ha conseguido en un año de operaciones”.

En su cuenta de resultados, IAG informó de que el ejercicio pasado sus ingresos subieron un 12,5 % hasta 18.117 millones de euros, mientras que la deuda neta a 31 de diciembre fue de 1.889 millones de euros, un ascenso del 64,5 % frente al ejercicio anterior.

“2012 ha sido un año de transformación para IAG: adquirimos BMI (de la alemana Lufthansa) y la integramos a BA e iniciamos la reestructuración de Iberia”, señala Walsh en el informe.

Esta reestructuración, a cargo del consejero delegado de Iberia, Rafael Sánchez-Lozano, determinará “la perspectiva de negocio” del grupo para 2013, si bien se prevé que el resultado operativo sea “mejor que el de 2011”.

Tras presentar sus planes, las acciones de IAG se dispararon un 5,7 % en la Bolsa de Londres, completando una revalorización de la empresa del 27 % en lo que va de año, hasta una capitalización de unos 4.350 millones de libras (más de 5.000 euros).

Londres, 28 feb (EFE).- International Airlines Group (IAG), sociedad resultante de la fusión entre Iberia y British Airways (BA), registró una pérdida neta de 923 millones de euros en 2012, debido a los costes de reestructuración de Iberia y ha confirmado el recorte de 3.807 trabajadores de la aerolínea española.

Al dar a conocer hoy sus resultados consolidados a la Bolsa de Valores de Londres, IAG ha señalado que esta pérdida contrasta con el beneficio neto de 582 millones de euros que obtuvo en 2011.

El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, confirmó hoy que Iberia procederá a recortar un 15 por ciento de su capacidad, lo que afectará a 3.807 trabajadores.

En su comunicado, IAG -resultante de la fusión de las dos aerolíneas en enero de 2011- señala que su pérdida antes de impuestos de operaciones continuadas fue de 997 millones de euros, frente a los 542 millones de euros de beneficios en 2011.

En cambio, los ingresos totales del grupo subieron un 12,5 por ciento hasta 18.117 millones de euros en 2012, frente a los 16.103 millones del mismo periodo del año anterior.

De acuerdo con la sociedad, la deuda neta consolidada a 31 de diciembre de 2012 fue de 1.889 millones de euros, un aumento del 64,5 por ciento frente al ejercicio precedente, cuando se situó en 1.148 millones de euros.

Los costes del combustible se incrementaron un 20,4 por ciento durante el ejercicio hasta alcanzar 6.101 millones de euros, mientras que los costes excluido el combustible, antes de partidas excepcionales, ascendieron un 11,6 por ciento hasta 12.039 millones de euros.

Según Walsh, 2012 fue “un año de transformación” para IAG, pues adquirió British Midland International (BMI) y la integró en British Airways (BA), al tiempo que se empezó con la reestructuración de Iberia.

“Nuestras aerolíneas continúan presentando resultados dispares. British Airways obtuvo un beneficio de las operaciones de 347 millones de euros, incluyendo las pérdidas de BMI, mientras que Iberia registró pérdidas de las operaciones de 351 millones de euros”, subrayó el consejero delegado.

Walsh dijo que el programa de transformación de Iberia es “importante”, y destacó que los resultados dados a conocer hoy “ponen de manifiesto que la aerolínea debe adaptarse para sobrevivir”.

“Si quiere competir -agregó- con otras aerolíneas en todos sus mercados estratégicos, mientras sienta las bases para un crecimiento rentable en el futuro, deberá detener sus pérdidas de caja y ajustar su base de costes fijos de forma permanente”.

Al mismo tiempo, Walsh recordó que ya se ha anunciado que Iberia procederá a recortar un 15 por ciento de su capacidad, por lo que ha iniciado el proceso formal de Expediente de Regulación de Empleo que afectará a 3.807 trabajadores.

Sobre este plan de transformación de la aerolínea española, el comunicado señala que los riesgos de ejecución son altos e incluyen conflictos laborales generalizados, interrupciones de servicio, interferencias políticas, riesgos legales en relación con la implementación provisional de las nuevas reformas laborales y la falta de enfoque de los empleados.

De acuerdo con el comunicado, los resultados de IAG en el ejercicio 2012 se produjeron en un entorno de fuerte aumento brusco interanual del precio del combustible.

IAG puntualizó que el grupo está muy expuesto a la periferia de la zona euro a través de Iberia y, en menor medida, por la red de rutas de British Airways.

Londres, 28 feb (EFE).- El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, dijo hoy que “es necesaria una reestructuración permanente de Iberia” si la aerolínea española quiere sobrevivir y aseguró que “su futuro pasa por mejorar su competitividad”.

A preguntas de Efe en una teleconferencia con la prensa, el directivo subrayó que “las pérdidas registradas por Iberia prueban que la empresa tiene un problema básico de rendimiento que hay que abordar de forma permanente”.

En los resultados presentados hoy del grupo IAG, fruto de la fusión de British Airways (BA) e Iberia, se indica que la española tuvo en el ejercicio 2012 unas pérdidas operativas de 351 millones de euros, frente a unos beneficios de la británica de 347 millones de euros.

“Estos resultados subrayan la necesidad de proceder con el plan de reestructuración de Iberia”, que contempla un recorte de un 15 % de su capacidad con 3.807 despidos, afirmó Walsh.

El ejecutivo irlandés negó que IAG dé “prioridad a British Airways a costa de la aerolínea española” y aseguró que “no hay ningún tipo de competencia entre BA e Iberia, sino lo contrario, dado que se buscan sinergias para ahorrar costes”.

Ante la confrontación con los sindicatos por el plan de ajuste, Walsh dijo que los representantes de los trabajadores “tienen que entender que el problema lo tiene Iberia, no el grupo” IAG.

“El futuro de Iberia lo determinará su capacidad de rendir con eficiencia y de ser competitiva”, afirmó el consejero delegado de International Airlines Group, quien insistió en que la situación económica en España no es suficiente para justificar la poca rentabilidad de la compañía española.

Según los resultados presentados hoy a las Bolsa de Londres y Madrid, IAG tuvo unas pérdidas netas de 923 millones de euros en 2012, debido en buena medida a los costes de reestructuración de Iberia.

Las pérdidas antes de impuestos fueron de 997 millones de euros, de los que 545 se debieron, según se señala, a gastos derivados del plan de ajuste de Iberia y otros costes procedentes de la aerolínea española.

Sobre Vueling, cuya compra por parte de IAG ha sido autorizada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Walsh dijo que la aerolínea de bajo coste “será una propuesta interesante dentro del grupo” y permanecerá como marca independiente, al tiempo que alabó “su excelente equipo de dirección”.

En cuanto a Iberia Express, inaugurada en marzo de 2012 para operar vuelos cortos y medios desde Madrid y transferir pasajeros a las rutas largas de Iberia, el máximo directivo de IAG dijo que “es notable lo que ha conseguido en un año de operaciones”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo