La UE y Marruecos intentan superar los principales escollos del acuerdo pesquero

Por Publimetro Colombia

Bruselas, 30 ene (EFE).- Representantes de la Unión Europea y Marruecos iniciaron hoy una cuarta ronda negociadora para intentar resolver los principales escollos pendientes y facilitar la firma de un acuerdo pesquero lo antes posible.

Las discusiones, que se prolongarán previsiblemente hasta el viernes, se centrarán en los aspectos técnicos más conflictivos del convenio y en el capítulo financiero.

El secretario general de Pesca de España, Carlos Domínguez, quien asiste a las negociaciones, indicó hoy a la prensa que hay “grandes probabilidades” de que en la actual ronda todo quede listo para la ratificación del protocolo, aunque esta se produzca en un momento posterior, entre las altas autoridades marroquíes y de la UE.

A principios de esta semana el ministro español de Agricultura, Medio Ambiente y Alimentación, Miguel Arias Cañete, dijo en Bruselas que esperaba importantes avances esta semana y se mostró confiado en que al menos se puedan cerrar las condiciones técnicas del pacto.

Algo menos optimistas se mostraron los armadores europeos, que, aunque esperan avances “considerables”, ven “difícil” concluir un pacto en Bruselas estos días y creen probable que haga falta una ronda negociadora más, según dijo a Efe el secretario general de la Confederación Española de Pesca (Cepesca), Javier Garat.

Por su parte, fuentes comunitarias indicaron a Efe que el ritmo de las negociaciones “se está acelerando” y que el equipo de la Comisión Europea que participa en las discusiones “está plenamente comprometido” con los aspectos aún pendientes de resolución.

Desde el Gobierno español, al igual que en el sector, se insiste en que el objetivo fundamental del nuevo acuerdo es que las condiciones técnicas para la flota europea garanticen un mejor aprovechamiento que en el protocolo anterior.

Precisamente la escasa rentabilidad fue una de las razones por las que el Parlamento Europeo (PE) suspendió el acuerdo en diciembre de 2011, lo que obligó a unos 80 barcos españoles (andaluces y canarios) a abandonar el caladero marroquí.

“La clave va a estar en garantizar un buen aprovechamiento del acuerdo mediante unas condiciones técnicas apropiadas y será fácil llegar en ese caso a unas cantidades en las que la aportación de la UE y las aspiraciones marroquíes queden parejas”, dijo el secretario general de Pesca.

Domínguez explicó, por otro lado, que hoy se ha empezado a hablar de la compensación financiera que pagarán la UE y los armadores por la concesión de licencias, aunque precisó que la Comisión aún no ha trasladado los detalles a los Estados miembros.

En las discusiones celebradas hasta la fecha, Marruecos ha dado a entender que no va a rebajar sus exigencias de obtener 36 millones de euros anuales por el acuerdo, por lo que desde el lado europeo se intenta conseguir un aumento de las capturas, para lograr un equilibrio entre las peticiones de ambas partes.

Sobre la cuestión del Sahara occidental, otra de las objeciones que en su momento alegó la Eurocámara contra el acuerdo, Carlos Domínguez se mostró confiado en que el PE considere “suficientes” las salvaguardas que se introducirán para que Rabat informe de los efectos del pacto sobre las poblaciones costeras y regiones marroquíes.

Con motivo de esta ronda, una amplia delegación andaluza integrada por representantes de la Junta de Andalucía y del sector se ha desplazado a Bruselas para seguir de cerca las negociaciones y tratar de tener alguna influencia.

Entre otros, forman parte de la delegación el presidente de la Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras, FAAPE, Pedro Maza, y el presidente de la Asociación Barbateña de Empresarios Pesqueros, Tomás Pacheco.

Por Marta Borrás

Bruselas, 30 ene (EFE).- España quiere pedir que, en cuanto se cierre y rubrique el acuerdo pesquero entre la Unión Europea (UE) y Marruecos, actualmente en negociación, se permita su “aplicación provisional”, mediante un procedimiento de urgencia, dijo hoy a la prensa el secretario general de Pesca, Carlos Domínguez.

Domínguez asiste en Bruselas a la cuarta ronda negociadora entre representantes europeos y marroquíes, que se prolongará hasta el viernes y en la que se intentarán cerrar los puntos pendientes del pacto.

“Inmediatamente que tengamos el acuerdo con visto bueno y rubricado, pediríamos que se habilitara un procedimiento rápido en el Consejo para permitir su aplicación provisional”, dijo Domínguez.

El secretario general precisó que ello se traduciría en “unas cuantas semanas, dependiendo de la urgencia con la que se tramitara la propuesta” y recordó que “desgraciadamente” no se puede aplicar el reglamento de la CE que permite la expedición de licencias provisionales, ya que no existe continuidad con el protocolo anterior.

Domínguez indicó que hay “grandes probabilidades” de que en las negociaciones de estos días todo quede listo para la ratificación del convenio, aunque esta se produzca en un momento posterior, entre las altas autoridades marroquíes y de la UE.

En particular, consideró importante que “no queden pendientes asuntos de sustancia para una ronda posterior”.

En cuanto a los puntos por resolver, señaló que el objetivo fundamental es que las condiciones técnicas para los barcos garanticen un mejor aprovechamiento que en el protocolo anterior y que queden ya “prácticamente cerradas”.

Explicó también que ya se ha comenzado a hablar de la compensación financiera que pagará la UE y de la correspondiente a las licencias de los armadores.

No obstante, precisó que no se conocen todavía esos detalles porque la CE no ha tenido tiempo de trasladar aún esta información a los Estados miembros.

“La clave va a estar en garantizar un buen aprovechamiento del acuerdo mediante unas condiciones técnicas apropiadas y será fácil llegar en ese caso a unas cantidades en las que la aportación de la UE y las aspiraciones marroquíes queden parejas.

Valoró que la CE esté trabajando “de manera muy buena y sólida, presentando argumentos a la parte marroquí” para garantizar el mejor aprovechamiento del acuerdo, y para las categorías que interesan a la flota española.

Respecto a la rentabilidad del convenio, uno de los argumentos que sirvieron al Parlamento Europea para tumbarlo, indicó que las modificaciones introducidas van en la buena dirección para hacer las categorías de pesca atractivas al sector y que no se pague por unas posibilidades de pesca que no se utilizan, como está ocurriendo con el acuerdo con Mauritania, señaló.

También confió en que las salvaguardas que se introducirán para que Marruecos informe de los efectos del pacto sobre las poblaciones costeras y regiones marroquíes, incluido el Sahara occidental, “sean suficientes para que el Parlamento Europeo considere que se le va a informar debidamente sobre los efectos en cada una de las zonas”.

Sobre las aguas en las que regirá el pacto, indicó que no va a haber modificaciones con respecto a protocolos anteriores, ya que se considera que Marruecos puede administrar esas aguas y concluir acuerdos, siempre que redunden en un beneficio generalizado incluido el de la población local, de acuerdo con doctrina de la ONU.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo