Andor alerta del riesgo de polarización entre países ricos y pobres en la UE

Por Publimetro Colombia

Madrid, 28 ene (EFECOM).- El comisario europeo de Empleo, el húngaro Laszlo Andor, ha reclamado hoy “rapidez” para impedir que algunos países sigan como “rehenes” de la crisis, y ha alertado del riesgo de polarización entre los socios europeos que gozan de crecimiento y aquellos que sufren recesión y paro de larga duración.

“No podemos permitir que la parte más baja de la sociedad pague por los fallos de los que están en la cumbre de la pirámide económica”, ha asegurado en la conferencia de la Confederación Europea de Sindicatos (CES) que se celebra hoy en Madrid con motivo de su 40 aniversario.

A su juicio, la crisis económica no es resultado de un desastre natural sino del “error” a la hora de gestionar las finanzas, la “ignorancia” sobre la burbuja financiera, la “situación desastrosa del sistema bancario” y la posterior falta de decisión para revertir esta situación.

Para Andor, “necesitamos actuar con rapidez pero muchos son lentos a la hora de entender que el fracaso en un país genera un problema sistémico”, e incluso “algunos permiten que se tome como rehenes a países de la UE”.

El comisario ha opinado que “Europa está pagando por esta crisis un precio demasiado alto”, y es necesario, en la segunda recesión que se está viviendo en algunos países europeos, “avanzar hacia normativas y objetivos comunes con cuentas fiscales y corrientes comunes”.

Se ha referido a la preocupación por el desempleo juvenil expresada en Davos por la canciller alemana, Angela Merkel, que habló en concreto del caso de España, y ha advertido de que las medidas en este sentido deben apoyarse dentro del presupuesto plurianual que debe ser aprobado en Bruselas.

En concreto, ha abogado por “hacer sacrificios en pro del beneficio a largo plazo” y por avanzar hacia una coordinación fiscal “mucho más estrecha”.

A su entender, la UE se ha construido sobre la soberanía fiscal pero es necesaria además una solidaridad fiscal, y acabar con el vínculo negativo entre la deuda bancaria y la deuda soberana, además de estabilizar los mercados financieros y acabar con los “ataques” a algunos países.

Los objetivos fiscales, ha añadido, deben estar reconciliados con el empleo, “y entender cuáles son los costes de la disciplina fiscal”.

En este sentido, ha defendido la necesidad de “explotar la participación de agentes sociales” y “fortalecer el diálogo” social.

Por parte de la patronal europea, el director general de Business Europe, Markus Beyrer, ha asegurado que “el modelo social europeo no se ha tirado por la borda” y los empleadores europeos están “comprometidos” con él.

Pero al mismo tiempo ha pedido a los sindicatos presentes “luchar hombro con hombro para ganar competitividad y reindustrializar el continente”, en un año, el presente, que a su juicio será “decisivo” en esta tarea.

Madrid, 28 ene (EFE).- El Comisario Europeo de Asuntos Económicos y vicepresidente de la Comisión Europea, Olli Rhen, ha ensalzado hoy el diálogo social y el papel “crucial” de los sindicatos para combatir la crisis.

Durante su intervención en la cumbre sindical de la Confederación Europea de Sindicatos (CES) que celebra en Madrid su 40 aniversario, el comisario europeo ha dicho que Europa debe volver a recuperar su trayectoria y acabar con la “alarmante curva creciente de pérdida de empleo”.

En este contexto, ha señalado que los sindicatos tienen papel crucial y también “responsabilidad” y, que para involucrar más a las organizaciones sindicales en el debate europeo, la Comisión ha creado un foro tripartito para intercambiar opiniones sobre economía, empleo, desigualdad de ingresos y otras cuestiones.

Así, el foro ayudará a que el diálogo social se tenga más en cuenta en las gobernanzas e instituciones ya que se aprovecharán de la experiencia sindical, ha afirmado.

Rehn ha dicho que la Comisión Europea “está dispuesta” a emprender y apoyar este diálogo tripartito y permitir que haya un auténtico diálogo “incluyente” en la negociación colectiva.

Tras referirse a sus “raíces” en los movimientos sindicales, ha afirmado que la vertiente sindicalista y la empresarial están presentes en su “formación genética”, así como el modelo de Europa.

Rehn ha considerado que se ha llegado a un nivel “inaceptable” de paro juvenil y ha recordado el plan de choque que prepara la Comisión contra esta lacra.

Aunque a su juicio “parece que la confianza de los inversores va en auge”, con un “crecimiento gradual” en 2013 y una recuperación “más profunda” en 2014, ha recalcado no obstante que “no hay margen para autocomplacencia” y ha recordado que la crisis ha sacado a la luz “fallos estructurales” que deben ser resueltos.

Por eso, ha confiado en que “pronto” esté acordado el mecanismo de vigilancia de los bancos, entre otras políticas para que haya “una unión económica y monetaria genuina y auténtica” como condición para crear empleo.

Pero además, para superar el problema del paro debe combatirse la “grave pérdida de competitividad” que ha dado lugar a un “importante” paro estructural, y que ha supuesto, ha recordado, la pérdida de 2,5 millones de puestos de trabajo en países como Francia y España en diez años.

Dado el importante envejecimiento de la población y el problema de la deuda, si se pretende mantener la Europa del bienestar, ha insistido, “debemos revertir esa competitividad menguante”, a través del apoyo a la I+D, la formación y la recuperación del crédito a las pymes, “sobre todo en España”.

Ha señalado que si se suma el alto nivel endeudamiento, el envejecimiento de la población, y el gasto público que se produce en Europa dan una idea de la carga que supone sostener el modelo nuestra “querida manera de vivir”.

También ha recomendado que debería seguirse con las reformas en el mercado laboral de manera que sean equilibradas y con el objetivo de acabar con los obstáculos a la creación de empleo.

“Se ha llegado a un nivel inaceptable de paro, sobre todo entre la juventud” ha recalcado, y ha añadido que “no hay margen para la complacencia”.

En su opinión, la crisis ha sacado a flote no sólo fallos políticos, sino “debilidades estructurales”.

“No hemos visto la imagen a tiempo”, la innovación financiera no ha estado “a la altura” y ahora se intenta resolver la situación con un mecanismos de vigilancia de los bancos, “que debería ya estar acordado”.

Rehn ha asegurado que la Comisión “quiere ahondar” en este sentido para conseguir una unión política y monetaria “genuina y auténtica” para que llegue el futuro de bienestar.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo