El Gobernador de Florida celebra la ampliación de las negociaciones en los puertos de EE.UU.

Por Publimetro Colombia

Miami (EE.UU.), 28 dic (EFE).- El gobernador de Florida, Rick Scott, celebró hoy que estibadores y navieras hayan alcanzado un principio de acuerdo que permite prolongar por un mes la negociación del convenio colectivo, lo que evita la huelga que estaba prevista a partir del domingo en los puertos de la costa este de EE.UU..

“La extensión de treinta días en las negociaciones es una buena noticia para Florida. Esperamos que las dos organizaciones alcancen pronto un acuerdo final que permita eliminar la amenaza del cierre de los puertos, que sería devastador para muchas familias”, apuntó Scott en un comunicado.

La Asociación Internacional de Estibadores (ILA), y la Alianza Marítima Estadounidense (USMX) anunciaron este viernes que han alcanzado un principio de acuerdo sobre las regalías que se pagan a los estibadores sindicados por cada contenedor descargado, una cuantía con la que complementan su sueldo.

Este es el punto más controvertido de las negociaciones, que comenzaron en marzo y se suspendieron la semana pasada a causa del desacuerdo en este concepto.

La patronal afirma que el año pasado pagó 211 millones de dólares en regalías por contenedor a los estibadores, lo que supone una media de 15.500 dólares por trabajador sindicado.

Scott pidió hoy sin embargo a la Casa Blanca que siga de cerca las negociaciones e insistió en instar al presidente estadounidense, Barack Obama, a que, si es necesario, invoque la llamada Ley Taft-Hartley, promulgada en 1947 y que limita el poder de los sindicatos en determinados casos.

Eso fue lo que hizo George W. Bush en 2002 para detener una huelga similar en la costa oeste y evitar que se interrumpiera la cadena de suministro en todo el país, lo que hubiera tenido un coste de mil millones de dólares diarios, según se calculó entonces.

“Los líderes de los puertos de Florida creen que esta huelga sería peor que la de 2002”, advirtió Scott sobre un sector que en este estado genera 550.000 puestos de trabajo directos e indirectos y unos 66.000 millones de dólares.

Washington, 28 dic (EFE).- Un acuerdo entre el gremio de estibadores y las empresas navieras, que extiende por otros 30 días el convenio colectivo, evitará de momento una huelga que podría haber comenzado el domingo en los puertos estadounidenses de la costa Este y del Golfo de México, anunciaron los mediadores.

El acuerdo, facilitado por mediadores del gobierno federal, ocurrió poco después de que la Casa Blanca instara a las partes a que siguieran negociando.

La huelga de unos 14.500 estibadores en al menos 14 puertos podría causar pérdidas por miles de millones de dólares, en un momento en que la economía de EE.UU. hace frente en paralelo a la amenaza del “precipicio fiscal”.

“Los mediadores federales siguen ayudando en las negociaciones y nosotros seguimos observando la situación de cerca, e instamos a las partes a que continúen los esfuerzos en la mesa de negociaciones para llegar a un entendimiento tan pronto como sea posible”, señaló el portavoz presidencial Matt Lehrich.

Según el Servicio Federal de Mediación y Conciliación, los estibadores y las patronales han llegado a un acuerdo provisional acerca del pago de regalías, el punto más controvertido en el conflicto laboral que ha prolongado las negociaciones por nueve meses.

Los 14 puertos que podrían verse afectados incluyen Boston, Nueva York-Nueva Jersey, Baltimore, Charleston, Savannah, Miami y Houston, que trasiegan cada año unos 110 millones de toneladas de carga, aproximadamente el 45 % del comercio portuario de EE.UU.

No ha habido una huelga de tal magnitud desde 1977.

La Asociación Internacional de Estibadores y la Alianza Marítima de EE.UU. continuarán sus negociaciones por otros 30 días, señalaron los mediadores.

“Este acuerdo sobre un asunto importante representa un gran paso positivo hacia el logro de un acuerdo global en la negociación del convenio colectivo”, señaló en un comunicado el director de la agencia federal George Cohen.

“Si bien persisten algunos puntos significativos en disputa soy optimista, con cautela, en el sentido de que podrán resolverse en el período de extensión (del contrato) por treinta días”, añadió.

Los trabajadores portuarios y las compañías navieras iniciaron las negociaciones de un nuevo contrato en marzo pasado y llegaron a acuerdos tentativos en julio sobre aspectos relacionados con la nueva tecnología y la jurisdicción del gremio sobre el trabajo en nuevas áreas del trasiego de carga.

Pero las conversaciones se interrumpieron la semana pasada por la disputa acerca de las llamadas “regalías por container”, o gravámenes que se cobran sobre los cargamentos y complementan los sueldos de los trabajadores.

La alianza empresarial, conocida como USMX, afirma que el año pasado pagó 211 millones de dólares en regalías por contenedor a los estibadores, y esto representa un promedio de 15.500 dólares a cada trabajador sindicato.

Según los empleadores, los estibadores ganan, en promedio, 124.000 dólares anuales en sueldos y beneficios. El sindicato sostiene que las remuneraciones promedio de los trabajadores son de 75.000 dólares anuales, sin incluir beneficios tales como el seguro médico y el plan de retiro.

Más de un centenar de gremios empresariales han pedido al presidente Barack Obama que invoque sus poderes de emergencia bajo la llamada Ley Taft-Hartley, promulgada en 1947, y que impediría la huelga.

Uno solo de esos grupos, la Asociación Estadounidense de Calzado y Vestimenta importa cada año 72.000 millones de dólares en ropas, zapatos y otros artículos introducidos por los puertos de la Costa Este y del Golfo de México.

Pero el presidente, enzarzado en las negociaciones con el Congreso sobre el llamado “precipicio fiscal”, se ha abstenido hasta ahora de pronunciarse en el conflicto.

Los sindicatos, que se oponen a la intervención presidencial, desempeñaron un papel crucial en la reelección de Obama en noviembre.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo