Dow Jones recupera los 13.000 puntos aupado por aceleración económica de EE.UU.

Por Publimetro Colombia

Nueva York, 29 nov (EFE).- El Dow Jones de Industriales, el índice de referencia de Wall Street, reconquistó hoy el simbólico nivel de los 13.000 puntos aupado por la aceleración económica que vivió Estados Unidos en el tercer trimestre, aunque las ganancias se vieron moderadas por el temor al “precipicio fiscal”.

Ese indicador, que agrupa a treinta de las mayores empresas cotizadas de EE.UU., finalizó esta cuarta jornada de la semana con una comedida subida del 0,28 % ó 36,71 puntos, que sin embargo le bastó para recuperar una barrera psicológica que se le resistía desde hacía tres semanas.

Parecidas fueron las cosas para los otros dos principales indicadores del parqué neoyorquino, el selectivo S&P 500 y el índice compuesto del mercado Nasdaq, que acabaron con unas respectivas subidas del 0,43 y el 0,68 %.

Desde el primer minuto de las contrataciones los inversores se volcaron por las compras gracias a que el Departamento de Comercio de EE.UU. anunció que el PIB creció entre julio y septiembre pasados el 2,7 %, siete décimas más que el cálculo inicial y lo que supone su mayor avance en casi tres años.

Esas cifras, que distan mucho del aumento del 1,3 % del segundo trimestre, apuntaron hacia la reactivación de la economía estadounidense, al igual que lo hicieron otros dos datos conocidos este jueves sobre el mercado laboral y el inmobiliario de este país.

Si por un lado las solicitudes de subsidio por desempleo descendieron en 23.000 la semana pasada, las ventas pendientes de casas subieron en octubre el 5,2 % hasta colocarse a su nivel más alto en cinco años.

Todo ello había forjado unas sólidas ganancias en Wall Street que casi echa por la borda hacia la media sesión el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, quien afirmó que no ha habido “progresos sustanciales” en las últimas negociaciones con los demócratas para evitar el “precipicio fiscal”.

Como ha venido ocurriendo en las últimas semanas, el mercado reaccionó rápidamente a esos comentarios echando freno a su avance, aunque la tendencia volvió a encauzarse con unos comentarios algo más positivos de la boca del líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid.

Así, en Wall Street volvió a llevar la batuta el cruce de declaraciones entre republicanos y demócratas, que todavía no consiguen ponerse de acuerdo en la fórmula para reducir el déficit de EE.UU. en el largo plazo y evitar así las temidas subidas de impuestos y masivos recortes del gasto que implica el “precipicio fiscal”.

Nuevamente con los asuntos nacionales acaparando la mirada de los inversores, apenas influyó sobre Wall Street lo ocurrido al otro lado del Atlántico, donde destacaron las subidas de las bolsas de Londres (1,15 %), París (1,53 %), Madrid (1,74 %) y Milán (2,81 %).

Todos y cada uno de los sectores de los mercados de valores neoyorquinos cerraron la sesión al alza, con el de las materias primas (1,14 %) a la cabeza en un día en el que el petróleo de Texas puso fin a una racha bajista de tres jornadas al subir el 1,82 % y cerrar en los 88,07 dólares por barril.

Por otra parte, nueve de las treinta empresas que integran el Dow Jones terminaron la sesión en terreno negativo, lideradas por la tecnológica Intel (-2,79 %), que se vio afectada por la rebaja del precio al que Goldman Sachs estima que llegarán a cotizar sus acciones.

Fuera de ese índice sorprendió la mayor cadena de librerías del mundo, Barnes & Noble, que cayó el 11,15 % tras presentar unos resultados que no gustaron a los inversores, que vieron con desagrado la desaceleración de sus ingresos provenientes de la venta de libros electrónicos.

En esa misma línea, la joyería Tiffany se desplomó el 6,17 % tras presentar unos resultados que no alcanzaron las expectativas y rebajar sus pronósticos para el conjunto del año cuando ya está aquí la Navidad, una de sus temporadas de ventas más importantes.

Nueva York, 29 nov (EFE).- La mayor cadena de librerías del mundo, Barnes & Noble, cayó hoy más del 11 % en la bolsa de Nueva York tras presentar unos resultados que no gustaron a los inversores, que vieron con desagrado la desaceleración de sus ingresos provenientes de la venta de libros electrónicos.

Al cierre de la sesión en Wall Street, las acciones de Barnes & Noble sufrieron un fuerte descenso del 11,15 % ó 1,79 dólares para intercambiarse por 14,26 dólares cada una, de modo que desde enero acumulan una depreciación del 1,52 %.

El desplome se produjo a pesar de que anunció que en el segundo trimestre de su ejercicio fiscal consiguió anotarse un beneficio neto de 2,2 millones de dólares, frente a las pérdidas de 6,5 millones de dólares que sufrió en el mismo periodo del ejercicio precedente.

Sin embargo, los inversores se fijaron más en que las ventas de sus contenidos electrónicos se incrementaron un 38 % interanual durante el segundo trimestre, por debajo del aumento del 46 % que registraron en los primeros tres meses de su actual ejercicio fiscal.

La firma aseguró que las ventas de su popular lector electrónico Nook se duplicaron durante el pasado puente de Acción de Gracias, que dio inicio a una temporada de compras navideñas en las que ese dispositivo afrontará la competencia de nuevos lanzamientos como el iPad mini de Apple o la tableta Nexus de Google.

Barnes & Noble ha apostado fuerte por su división Nook y en abril pasado Microsoft anunció la inversión de 300 millones de dólares para hacerse con una participación del 17,6 % de esa unidad, que incluye tanto los lectores electrónicos como el negocio de libros escolares de la empresa.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo