La OCDE quiere más tiempo para que España cumpla los objetivos de déficit

Por Publimetro Colombia

París, 27 nov (EFE).- El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, consideró hoy que España debe tener un plazo más largo para cumplir sus objetivos de reducción del déficit, para evitar recortes del gasto muy pronunciados que provocan efectos recesivos en la economía.

Gurría, que presentaba el informe semestral de Perspectivas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), también se pronunció en favor de que los socios europeos de España le den garantías de apoyo financiero si lo solicitara, porque eso ya podría estabilizar los tipos de interés.

Preguntado sobre si España debe evitar nuevos recortes por las consecuencias negativas que tienen sobre la actividad, respondió que “hay que dejar que los estabilizadores automáticos funcionen”.

Eso supondrá “una ruta hacia la estabilización fiscal quizás más larga” para lograr los mismos objetivos de déficit “en un periodo más prolongado”, admitió.

Pero en cualquier caso reiteró que “habría que permitir que esos plazos se prolonguen”, como se ha hecho con Grecia con el acuerdo sobre la deuda alcanzado anoche entre el Eurogrupo y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

No obstante, distinguió la situación de Grecia de la de España que “fue muy virtuosa” antes de la crisis, y durante varios ejercicios incluso consiguió superávit en sus cuentas públicas.

Gurría precisó que la OCDE prevé que España acabará este año con un déficit del 8,1 % del Producto Interior Bruto (PIB), pero que eso incluye un 1,1 % del PIB para la capitalización de los bancos, de forma que el desvío con respecto a las metas que se había fijado el Gobierno (6,5 %) no son tan significativas.

Para 2014, la OCDE augura que el déficit bajará al 6,3 % del PIB, y en 2014 al 5,9 %.

El secretario general hizo hincapié en que el Gobierno español “ha hecho los deberes” al tomar medidas, algunas de las cuales son “difíciles y costosas políticamente”, y por eso ahora “puede exigir a sus socios de la UE y al FMI” que le den garantías de apoyo en caso de tener necesidades financieras.

Se trataría -señaló- de que “le den seguridades de que van a apoyar a España” sólo con solicitarlo.

Según la imagen que ofreció, se trataría de que se supiera que “la ‘bazooka’ está lista, está cargada y hay disponibilidad para dispararla si llegara el caso”.

La OCDE calcula que la recesión de la economía española se intensificará el año próximo, con una caída del 1,4 % (frente a la del 0,5 % esperada por el Ejecutivo) tras hacerlo un 1,3 % en 2012.

La recuperación sólo debería llegar en 2014, con un incremento del Producto Interior Bruto (PIB) limitado al 0,5 %. La tasa de paro subiría, de acuerdo con esa previsión, del 25 % de 2012 al 26,9 % el próximo ejercicio y se quedaría en el 26,8 % en el siguiente.

París, 27 nov (EFE).- La recesión va a intensificarse en España, con una caída del 1,4 % el año próximo y una tímida recuperación del 0,5 % en 2014, según la OCDE, que pide que no se apliquen recortes suplementarios, aunque se van a incumplir los objetivos de reducción del déficit, por los efectos negativos que ya tiene el ajuste.

En su informe semestral de Perspectivas, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) revisó así a la baja sus expectativas sobre la economía española para 2013 respecto a la recesión del 0,8 % que auguraba en mayo, y se alineó con las cifras presentadas por la Comisión Europea a comienzos de mes.

El retroceso del 1,4 % es peor que el del 0,5 % que calcula el Gobierno, y la organización lo explicó en parte por el ajuste fiscal y por los elevados tipos de interés que tienen que pagar para financiarse tanto los bancos como el propio Estado, aunque las condiciones hayan mejorado desde el anuncio en septiembre del Banco Central Europeo (BCE) sobre su programa de compra de deuda pública.

Otros motivos son un paro que subirá de una media del 25 % de la población activa este año al 26,9 % en 2013, nivel en que quedará prácticamente estancado en 2014 (26,8 %), así como la debilidad de la demanda de los principales socios comerciales de España en Europa.

Aunque consideró que el programa de recortes puesto en marcha por el Gobierno “es a la vez apropiado y necesario para restablecer la confianza”, “continuará debilitando la economía”.

Los autores del estudio dan por hecho que el Ejecutivo aplicará íntegramente las medidas anunciadas para llevar a cabo recortes por el equivalente del 2,7 % del Producto Interior Bruto (PIB) en 2013 y de un 1 % suplementario en 2014.

Eso permitirá disminuir el déficit público a un ritmo muy inferior al que quería el Gobierno, ya que este año se quedará en el 8,1 % del PIB (frente al 6,5 %), en 2013 en el 6,3 % (frente al 4,5 %) y en 2014 en el 5,9 %.

Pese a todo, la OCDE insistió en alertar “contra más medidas” para llegar a las metas que las autoridades españolas se habían marcado, “especialmente si el crecimiento es mucho más débil del esperado en los planes del Gobierno”.

Los autores del informe auguraron que este año la economía española caerá un 1,3 %, en este caso menos de lo que calcula el Gobierno y también menos del retroceso del 1,6 % que había anticipado hace seis meses en su anterior informe.

Pero la recesión del año próximo será la tercera más grave de los seis países de la OCDE (de un total de 34) en que habrá una disminución del PIB, tras la de Grecia (-4,5 %), Eslovenia (-2,1 %) y Portugal (-1,8 %).

Y en 2014, la evolución prevista para España será la segunda peor de todo el mundo desarrollado, con la sola excepción de Grecia que seguirá por séptimo año consecutivo a la baja (-1,3 %).

El conocido como el “Club de los países desarrollados” hizo un llamamiento a que la reestructuración del sector bancario español se lleve a cabo de forma enérgica, y que los tenedores de deuda subordinada de las entidades asuman las pérdidas.

Se trata -subrayó- de “recapitalizar rápidamente los bancos viables y cerrar los no viables” para lograr una recuperación “gradual” de una oferta crediticia saneada.

A ese respecto, recordó que los test independientes han estimado las necesidades en capital en caso de escenario adverso en 54.000 millones de euros, “sustancialmente menos” que los 100.000 millones de la línea de crédito prometida por sus socios de la eurozona.

Entre los pocos elementos positivos del diagnóstico está la mejora de la competitividad de España, a lo que contribuye la baja inflación subyacente con los salarios a la baja, que ha permitido una situación de excedente comercial que no se daba desde 1998, y que ha recortado el déficit por cuenta corriente del pico del 10 % del PIB en 2007 a alrededor del 2 %.

París, 27 nov (EFE).- Las necesidades de recapitalización de la banca española en términos de riqueza no llegan ni a la mitad de las de la media de la zona euro, donde los mayores requerimientos son los de las entidades financieras de Grecia, Francia, Bélgica y Alemania, según la OCDE.

Los alrededor de 200 mayores bancos de la zona euro necesitan en conjunto unos 400.000 millones de euros para reforzar su capital y llegar a un estándar de fondos propios del 5 % de sus activos, lo que significa un 4,2 % de su producto interior bruto (PIB), de acuerdo con un estándar presentado hoy por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En España, de las 27 entidades analizadas, ocho (que no se han querido identificar) no llegan a ese 5 % que la organización estima que marca un umbral a partir del cual se está fuera de toda zona de riesgo, lo que en términos monetarios equivale al 1,8 % del PIB del país.

De los 12 países de la zona euro examinados, aquellos cuyo sector financiero debería ser objeto de un mayor refuerzo de su capital son Grecia (con un monto del 7,76 % de su PIB), Francia (7,44 %), Bélgica (5,95 %), Alemania (5,55 %), Holanda (5,42 %) y Finlandia (5,18 %).

Por debajo de la media están Irlanda (3,27 %), España (1,8 %), Austria (0,56 %), Italia (0,15 %) y Portugal (0 %).

Jean-Luc Schneider, director adjunto del Departamento Económico de la OCDE precisó a Efe que puesto que los datos se han actualizado muy recientemente, en el caso de Irlanda se han tenido en cuenta las capitalizaciones que se llevaron a cabo en el marco del programa de rescate de ese país.

El experto indicó que para España no se han incorporado los procesos de capitalización que se han anunciado en los últimos días pero que no se han materializado, y que reducirán todavía más las necesidades de sus bancos.

La OCDE, en su informe semestral de Perspectivas publicado hoy, sí que ha incorporado en la previsión de déficit público para 2012 en España una recapitalización de su sector bancario del 1,1 % de su PIB. Esa es la razón de que el déficit final quede en el 8,1 % del PIB.

En su estudio sobre la capitalización de la banca europea, el conocido como el “Club de los países desarrollados” adoptó el criterio del 5 % de fondos propios sobre activos en lugar de otros contemplados en la normativa de Basilea por considerar que es un mejor indicador para discriminar los bancos con problemas potenciales y los que no.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo