La Comisión de la Eurocámara abre la puerta a aplicación de TLC con Colombia y Perú

Por Publimetro Colombia

Bruselas, 27 nov (EFE).- La Comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo adoptó hoy una recomendación a favor de la entrada en vigor del tratado de libre comercio (TLC) negociado entre la Unión Europea (UE) y Colombia y Perú, lo que deja vía libre para que el pleno de la Eurocámara le dé el respaldo final.

El texto fue aprobado por 20 votos a favor, cuatro en contra y una abstención, después de que fueran rechazadas dos enmiendas con ánimo de rechazarlo presentadas por los grupos de los Verdes e Izquierda Unitaria Europea.

El voto favorable de hoy es un paso decisivo en el camino para que el tratado pueda entrar en vigor, dado que la Comisión de Comercio Internacional es la encargada de emitir una recomendación oficial para la votación definitiva en el pleno, que tendrá lugar el 11 de diciembre, según fuentes parlamentarias.

El tratado que liberalizará el comercio entre la UE y Colombia y Perú se cerró en mayo de 2010, y desde entonces ha ido superando distintas etapas de cara a su entrada en vigor.

La firma del acuerdo tuvo lugar en Bruselas el pasado junio -una vez concluido el proceso de traducción del texto a las 23 lenguas oficiales de la Unión y efectuada la verificación jurídica-, en una ceremonia en la que participaron el comisario europeo de Comercio, Karel de Gucht, y los ministros de Comercio Exterior de Colombia, Sergio Díaz-Granados, y de Perú, José Luis Silva.

Los dos grupos parlamentarios que presentaron enmiendas en contra, así como diferentes sectores de la sociedad civil, insistieron hasta última hora en la necesidad de rechazar el texto al considerar que Colombia y Perú no cumplen con unos estándares mínimos en materia de derechos humanos o normas laborales y medioambientales.

Para despejar esas dudas, el tratado incluye cláusulas para la protección de los derechos humanos y el Estado de derecho, así como compromisos para aplicar efectivamente los convenios internacionales en materia de derechos laborales y protección del medio ambiente.

Según datos de la Comisión Europea (CE), cuando el acuerdo comercial se aplique en su totalidad, los exportadores de la UE se ahorrarán 270 millones de euros anuales en derechos de aduanas.

También contribuirá a una mayor apertura de los mercados por ambas partes e incrementará la estabilidad y previsibilidad del marco comercial.

El objetivo del acuerdo es eliminar aranceles en todos los productos industriales y pesqueros, ampliar la entrada al mercado de productos agrícolas y mejorar el acceso a los contratos públicos, los servicios y los mercados de inversión.

Además, reducirá aún más los obstáculos técnicos al comercio y establecerá disciplinas comunes, entre otras cosas, en materia de derechos de propiedad intelectual, transparencia y competencia.

En 2011, el comercio bilateral total de mercancías entre la UE y Colombia y Perú ascendió a 21.100 millones de euros.

Las exportaciones de la UE a Colombia supusieron 5.000 millones de euros y las de ese país a la Unión, 6.900 millones de euros.

Por otra parte, las exportaciones comunitarias a Perú supusieron 2.800 millones de euros y las de ese país a la UE, 6.400 millones de euros.

Bruselas, 27 nov (EFE).- Los grupos de izquierdas y ecologistas del Parlamento Europeo (PE), así como los sindicatos y organizaciones obreras en Bruselas, criticaron hoy la luz verde de una comisión de la Eurocámara al tratado de libre comercio (TLC) negociado entre la UE y Colombia y Perú.

La Comisión de Comercio Internacional del PE adoptó hoy una recomendación a favor de la entrada en vigor de dicho acuerdo comercial, lo que deja vía libre para que el pleno de la Eurocámara le dé el respaldo final.

Tras conocer el resultado de la recomendación, tanto la izquierda unitaria europea (GUE/NGL) como el partido ecologista (Verdes) de la Eurocámara emitieron sendos comunicados en contra del acuerdo, en una postura enfrentada a la de los conservadores (PPE) y socialdemócratas (S&D).

Para el eurodiputado alemán del GUE/NGL Helmut Scholz, “el estudio de impacto de la propia Comisión de Comercio Internacional dejaba claro las consecuencias negativas para los recursos naturales y los pobres de Colombia y Perú (…) y la destrucción de empleos en España y el sur de Europa”.

Según Scholz, el acuerdo rebajará las tarifas del banano importado a Europa y beneficiará a multinacionales como Chiquita.

El acuerdo también fue calificado de “vía libre para los intereses corporativistas” por la eurodiputada alemana de los Verdes Franzisca Keller.

“Qué cinismo: ayer, todavía, representantes de la sociedad civil explicaron detalladamente delante de la Comisión cómo el acuerdo llevaría a empeorar la situación de los derechos humanos. Y hoy una mayoría de eurodiputados adopta el dossier sin el más mínimo parpadeo”, resaltó.

En el mismo sentido se pronunció la Confederación Internacional de Sindicatos en Bruselas, que apuntó además que el acuerdo “no ataja correctamente la continua violencia que sufre los sindicalistas en Colombia y Perú ni el respeto a los derechos humanos exigible”.

Desde la Oficina Internacional de Derechos Humanos-Acción Colombia (Odhiaco) denunciaron que los eurodiputados “no han escuchado a más de 160 comunidades rurales y ONG europeas e hispanoamericanas que le pidieron no ratificar el TLC entre la UE con Colombia y Perú”.

“Su petición se basaba en las dramáticas consecuencias que este tratado puede tener en los derechos humanos, la soberanía alimentaria de las comunidades, en la contaminación del entorno de vida de pueblos enteros y en la destrucción de sectores de la economía”, indicó en un comunicado la ONG.

Por contra, el Partido Popular Europeo (PPE) se felicitó por la luz verde al TLC y señaló que las comunicaciones, la maquinaria y los automóviles europeos ganarán un mejor acceso a los mercados de de esos dos países andinos, según una nota informativa de la formación.

La eurodiputada española socialista Josefa Andrés, en la misma línea, valoró el acuerdo y se mostró satisfecha de que incluya una cláusula que contempla su suspensión unilateral e inmediata si alguna de las partes comete una violación de los derechos humanos o laborales.

El texto -aprobado por los eurodiputados por veinte votos a favor, cuatro en contra y una abstención- representa un paso decisivo en el camino para que el tratado pueda entrar en vigor, dado que esta comisión parlamentaria era la encargada de emitir una recomendación oficial para la votación definitiva en el pleno, que tendrá lugar el 11 de diciembre, según fuentes parlamentarias.

El tratado que liberalizará el comercio entre la UE y Colombia y Perú se cerró en mayo de 2010 y, desde entonces, ha ido superando distintas etapas de cara a que pueda finalmente entrar en vigor.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo