Cameron se niega a aumentar el presupuesto de la UE en momentos de austeridad

Por Publimetro Colombia

Bruselas, 23 nov (EFE).- El primer ministro británico, David Cameron, consideró hoy inaceptable cualquier subida en el presupuesto de la UE en momentos de austeridad, y defendió especialmente la reducción de gastos de administración y personal en las instituciones.

“No podemos aumentar el presupuesto en la UE cuando lo estamos rebajando en casa”, dijo Cameron en una conferencia de prensa al término de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno celebrada en Bruselas, en la que los Veintisiete no lograron un acuerdo sobre el marco presupuestario 2014-2020.

El primer ministro británico aseguró que seguirá trabajando “para un acuerdo, pero no para uno a cualquier precio”.

“La propuesta que había sobre la mesa no era algo que estuviera dispuesto a aceptar, ni tampoco otros países”, indicó Cameron, que también aseguró que seguirá “trabajando de manera constructiva para lograr un buen acuerdo para el Reino Unido y Europa”.

Igualmente, afirmó que ha insistido ante sus socios europeos en proteger el “cheque británico”, una devolución anual por su contribución al presupuesto de la UE.

Cameron destacó que, tras dos días de discusiones, ahora los líderes entienden mejor las posiciones de los otros, aunque no hubo acuerdo “simplemente porque la propuesta no era lo suficientemente buena para el Reino Unido, ni para otros países” como Alemania, Suecia, Holanda o Dinamarca.

“Todos estos países son contribuyentes netos a la UE, son los que firman los cheques”, señaló.

“Pero vamos a hablar claro, no vamos a hacer recortes en casa para venir aquí y firmar incrementos del gasto europeo”, enfatizó.

Desde su punto de vista, “no es aceptable hacer pequeños ajustes” ni mover recursos de una parte del presupuesto a otra, sino que es necesario un “recorte razonable del gasto”.

La última propuesta planteada por el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, mantenía un recorte de 80.000 millones de euros del presupuesto (cuyo montante global rondaría el billón de euros), al la vez que abogaba por redistribuir los recursos de manera que incida menos en las sensibles partidas de agricultura y cohesión.

“Congelar el presupuesto no es una postura extrema, sino que es muy razonable”, defendió, y puso como ejemplo que se podría congelar la partida dedicada a seguridad, justicia y gasto externo, lo que aseguró que podría ahorrar a la UE 7.500 millones de euros.

También se mostró duro con los gastos administrativos de las instituciones comunitarias, y recordó que en Reino Unido se están haciendo importantes recortes en las administraciones públicas, “como están haciendo otros Gobiernos nacionales”.

Agregó que “Bruselas sigue viviendo como si estuviera en un universo paralelo”, y aludió a las amplias ventajas de las que gozan sus funcionarios.

“La idea de que las instituciones de la UE no quieren ni considerar cambios, insulta a los contribuyentes europeos”, concluyó.

Cameron aseguró que el Reino Unido no está aislado en su posición, y mantuvo que cuenta con “fuertes aliados, en particular Holanda y Suecia”.

“El Reino Unido está escuchando (a sus socios europeos) y seguirá escuchando”, apostilló, al tiempo que aseveró que “estoy aquí para defender a los contribuyentes europeos, no sólo a los británicos, y para intentar mantener este presupuesto bajo control”.

Bruselas, 23 nov (EFE).- El presidente de Francia, François Hollande, dijo hoy que el volumen de gasto global planteado para el presupuesto europeo por el presidente del Consejo, Herman Van Rompuy, es “razonable” y confió en que será posible lograr un acuerdo entre los Estados miembros a principios de 2013.

Hollande, en todo caso, se mostró contrario a aceptar una reducción importante sobre esa cifra, que ya esta por debajo del billón de euros para el periodo 2014-2020, oponiéndose claramente a lo que pide un grupo de países encabezado por el Reino Unido.

“Queremos un presupuesto consistente, que tenga posibilidad de financiar las políticas europeas. Lo propuesto por Van Rompuy nos parece razonable”, dijo el presidente galo, que subrayó que la reunión de los Veintisiete ha sido “útil” y supone “una etapa” de cara a lograr un consenso.

Francia acepta las cifras globales planteadas por Van Rompuy, que prevén un recorte total de unos 80.000 millones de euros respecto a lo propuesto por la Comisión Europea (CE), mientras que el Reino Unido planteó hoy un recorte adicional de 30.000 millones de euros sobre esa cifra, explicó Hollande,

Sin embargo, París aún quiere mejoras en capítulos como la Política Agrícola Común (PAC), de la que es el principal beneficiario.

En el apartado de la política de cohesión, que incluye las ayudas regionales, Hollande consideró que las presiones francesas y de otros países han tenido efecto para limitar los recortes, aunque dijo que aún es necesario precisarlos.

Francia defenderá, por otra parte, una reforma del sistema de cheques y devoluciones del que se benefician el Reino Unido y otros países del norte de Europa para que éstos sean financiados por todos los socios y no sólo por algunos como ocurre ahora, explicó.

En todo caso, Hollande, aseguro que el Consejo celebrado en Bruselas “ha sido útil y corresponde a una etapa (…) para lograr un acuerdo”.

“Cuando miro a la historia de las perspectivas financieras precedentes siempre hubo dos Consejos Europeos. (…) No hemos escapado a esa lógica”, señaló.

Para Hollande se han logrado “progresos” y, pese a que las posturas son aún lejanas” no ha habido “amenazas” o “ultimátum”.

El jefe del Elíseo aseguró que en las negociaciones seguirá defendiendo los intereses de Francia, pero también “el interés europeo”.

Como ejemplo, señaló que la prioridad de París es logra un acuerdo, incluso cuando su país sería el mayor beneficiado si las negociaciones fracasen finalmente y hubiese que ir a presupuestos anuales, pues desaparecerían los cheques de los que se benefician varios Estados miembros.

Bruselas, 23 nov (EFE).- La canciller de Alemania, Angela Merkel, afirmó hoy que pese a la falta de acuerdo en la cumbre extraordinaria de presupuesto de la Unión Europea (UE), hay “suficiente potencial” como para que los países alcancen un pacto a principios de año.

“Creo que es posible alcanzar un acuerdo entre los Veintisiete a principios de año”, dijo Merkel durante una conferencia de prensa al término de la reunión de dos días en la que quedaron escenificados los desencuentros de los líderes sobre la dotación presupuestaria de la UE para el periodo 2014-2020.

La canciller alemana aseguró que el presidente del Consejo Europeo, el belga Herman Van Rompuy “seguirá trabajando para tratar de encontrar el consenso en las próximas semanas”.

Asimismo indicó que el Consejo Europeo ya ha fijado una agenda, al tiempo que consideró que es necesario cerrar al principio de 2013 la negociación sobre el presupuesto de los próximos siete años.

“Creemos que podremos superar las diferencias para tomar una decisión”, dijo Merkel, al tiempo que recalcó que “todavía hay tiempo” para negociar bajo un calendario “ambicioso”, porque el presupuesto tendrá que entrar en vigor el primero de enero de 2014.

Precisó la canciller alemana que el buen potencial para un acuerdo detectado en las reuniones bilaterales “es una buena base para seguir trabajando”, y rechazó que el desacuerdo en la cumbre tenga consecuencias negativas.

“El presupuesto podrá entrar en vigor como estaba previsto en 2014 si conseguimos un acuerdo a principios de año” y “hay suficiente tiempo para implementar todo”, aseguró.

Merkel no quiso pronunciarse sobre si se posiciona más cerca del primer ministro británico, David Cameron, o del presidente de Francia, François Hollande, que pide suavizar el impacto de los recortes en la partida agrícola.

“Podemos imaginarnos recortes (adicionales) pero tampoco estábamos todavía muy de acuerdo con otros elementos en general”, señaló Merkel, quien recalcó que aún queda por solucionar la cuestión del “rebate” o las devoluciones de las aportaciones al presupuesto (“budget rebate”).

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, se mostró más cauto durante su conferencia de prensa conjunta con Van Rompuy, y señaló que aunque “los países conocen ahora mejor sus posiciones, todavía no están en el punto de alcanzar el consenso”.

Dos días de intensas reuniones bilaterales y en el plenario no fueron suficientes para poner de acuerdo a los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete sobre las cuentas comunitarias.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo