Los bancos y el Gobierno suizo piden salvar el acuerdo para regularizar los fondos alemanes

Por Publimetro Colombia

Ginebra, 23 nov (EFE).- El Gobierno y el gremio de bancos suizos instaron hoy a salvar el acuerdo fiscal entre Suiza y Alemania, rechazado hoy en la Cámara Alta (Bundesrat) del Parlamento alemán y con el cual se esperaba regularizar los fondos no declarados de ciudadanos alemanes en el sistema financiero helvético.

“Suiza está dispuesta a trabajar conjuntamente con Alemania para llegar al proceso de ratificación”, señaló el Ministerio de Finanzas helvético.

“La Cámara Alta alemana ha perdido una gran oportunidad para alcanzar una solución justa, óptima y sostenible para todas las partes y resolver definitivamente los temas bilaterales de carácter fiscal”, comentó por su parte la Asociación de Bancos Suizos (ABS).

El acuerdo fiscal era avalado por el Gobierno federal y había sido aprobado anteriormente en la Cámara Baja (diputados) alemana.

El Gobierno helvético y la ABS dijeron que esperan que se convoque al Comité de Mediación del Parlamento alemán, que podría proponer una solución de conciliación y salvar así el acuerdo fiscal.

Este procedimiento tendría que llevarse en las próximas cuatro semanas, en cualquier caso antes de que termine el año.

El arreglo propuesto preveía que el dinero depositado por ciudadanos alemanes en Suiza -sin que se haya pagado por él los impuestos correspondientes- fuera gravado con un impuesto único retroactivo (a diez años) de entre el 21 y el 41 %.

Asimismo establecía que, a partir de 2013, a esos depósitos se les aplicaría al menos las mismas cargas fiscales que tendrían en Alemania.

Diversas estimaciones cifran entre 130.000 y 180.000 millones de euros los fondos no declarados de contribuyentes alemanes y depositados en Suiza.

Sin embargo, en los últimos meses un importante número de titulares de cuentas se ha presentado voluntariamente ante el fisco de Alemania, después del robo de informaciones bancarias de algunos importantes bancos suizos -incluyendo listados de miles de clientes alemanes- que llegaron a las autoridades de Berlín.

Si el acuerdo entre Suiza y Alemania fuese salvado y llegase a ser ratificado, el primero debería transferir al segundo unos 10.000 millones de euros por los fondos no declarados en la última década, además de unos 1.000 millones cada año por concepto de impuestos anticipados, dijo esta semana el director ejecutivo de la ABS, Claude-Alain Margelisch, en una reunión con la prensa extranjera.

Tras el voto negativo de hoy, la ABS destacó que éste no resultó de “razones objetivas” sino que fue consecuencia de consideraciones “únicamente de política interna”.

Socialdemócratas y verdes, que dominan el Bundesrat, consideraron injusto el acuerdo porque supone una amnistía indirecta para los evasores.

El gremio que representa a los bancos también dijo que, pese al revés sufrido, mantendrá su estrategia de aceptar y trabajar solamente con fondos declarados y que respeten las normas fiscales del país de origen.

Suiza cerró con el Reino Unido y Austria acuerdos similares como el rechazado hoy y actualmente negocia otros, en la misma línea, con Italia y Grecia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo