Una huelga general en Uruguay reclama al Gobierno de Mujica profundizar cambios

Por Publimetro Colombia

Montevideo, 22 nov (EFE).- Los trabajadores uruguayos realizaron hoy una huelga general de cuatro horas para reclamar al Gobierno del presidente José Mujica “más profundidad” en los cambios políticos, económicos y sociales que impulsa su administración.

Bajo el lema “Por cambios más profundos. A concretar la esperanza” varios miles de trabajadores marcharon por la principal avenida de Montevideo y se concentraron a unos trescientos metros de la sede de la Presidencia.

La huelga fue convocada por la central obrera, Plenario Intersindical-Convención Nacional de Trabajadores (PIT-CNT), que en su gran mayoría está dirigida por trabajadores afines a la gobernante coalición de izquierda Frente Amplio (FA), la misma a la que pertenece el presidente Mujica.

Marcelo Abdala, uno de los coordinadores del PIT-CNT, señaló a Efe que la movilización tuvo por finalidad reclamar al Gobierno “abrir una agenda de concreciones programáticas” que permita “acelerar la industrialización del país y la distribución de la riqueza”.

El objetivo final es “contribuir a elevar la calidad de vida de los uruguayos”, agregó.

Durante el acto, Abdala reclamó al Poder Ejecutivo que se creen “dos equipos de negociación” uno para trabajar en el “cambio” de la matriz productiva del país y el otro para “profundizar en las medidas y los derechos sociales”.

La central obrera aspira a una “concertación amplia” con organizaciones sociales y de pequeños productores rurales, comerciantes e industriales para “pensar en conjunto con el Gobierno un programa de desarrollo integral y a largo plazo del país”.

El Estado “debe tener una presencia más protagonista” en la economía nacional para “garantizar el consumo básico del pueblo”, afirmó Abdala y destacó que los trabajadores “somos socios” del Gobierno “en medidas que combatan la inflación”.

Fernando Pereira, otro de los coordinadores de la central obrera, destacó que unos 700.000 trabajadores, sobre una población del país de 3,3 millones de habitantes, “tienen salarios de 10.000 pesos (500 dólares)” y lograr que sus ingresos “se incrementen considerablemente en los consejos de salarios es una prioridad”.

Mujica, en declaraciones que publica hoy el semanario Búsqueda, dijo que el Gobierno “no tiene mucho margen” en la política económica y quiere “hacer sustentable” lo que ha logrado. “Y lo que hemos logrado es un alto índice de ocupación y una mejor redistribución del ingreso”, destacó.

“¿Qué falta mucho? Sí, estamos de acuerdo”, señaló el presidente. “Quisiéramos subir no el 10 % sino el 20 % los salarios, pero en la situación en la que estamos supondría perjudicar a las personas de menores recursos”, explicó el presidente.

Durante al acto se reconoció que el movimiento sindical ha logrado “varias conquistas” desde que la izquierda llegó al poder, en 2005, entre ellas “mayor libertad sindical, la ley de trabajo doméstico, las ocho horas para el trabajador rural y la sindicalización en aquellos lugares que parecía imposible hacerlo”.

El desempleo en Uruguay actualmente se ubica en un 7,1 %, según cifras oficiales, tras finalizar 2011 en un 5,3 %, el nivel más bajo en la historia del país.

Otro de los reclamos fue la instalación de un sistema de compras públicas para “asociar la demanda del Estado” a la industrialización del país y crear “una red de proveedores nacionales” que “defienda el trabajo uruguayo y de mas calidad frente a las importaciones”.

Ese grupo de reclamos serán planteados “por escrito” al Gobierno y los dirigentes sindicales aspiran a que el presidente Mujica “tenga respuestas” al menos para alguno de ellos durante un desayuno de trabajo que tendrá lugar el 4 de diciembre en la sede de la central sindical.

La jornada de huelga y movilización, respaldada por miles de trabajadores, afectó fundamentalmente la actividad de la industria, las fábricas, parte de la educación y la atención en las oficinas públicas en la capital.

La actividad en el centro de Montevideo se vio afectada por la marcha que recorrió unas diez cuadras antes de concentrarse en las proximidades de la Presidencia, donde se realizó el acto central.

La concentración se desarrolló sin presencia policial y finalizó sin incidentes aunque generó un caos de tráfico en el centro de Montevideo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo