Samarás llega a un acuerdo con la troika a pesar de las reticencias de los socios del gobierno griego

Por Publimetro Colombia

Atenas, 31 oct (EFE).- El primer ministro griego, Andonis Samarás, anunció hoy que ha llegado a un acuerdo con la troika sobre las nuevas medidas de austeridad, aunque persisten las reticencias entre los partidos que apoyan a su Ejecutivo.

“Hoy hemos concluido el acuerdo sobre las medidas y el presupuesto”, anunció Samarás tras una reunión con su ministro de Finanzas, Yannis Sturnaras.

Agregó que su Gobierno ha “hecho todo lo posible” y ha obtenido “significativas mejoras” en las negociaciones con la troika, integrada por la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Aunque la versión definitiva aún no se han hecho pública oficialmente, el primer borrador del presupuesto indicaba que las cuentas para 2013 incluirán medidas de ahorro por valor de 9.500 millones de euros, de los 13.500 que se ha comprometido a recortar Atenas en los próximos dos años, y que se cebarán especialmente en los salarios públicos y las pensiones.

Además, hay una serie de 89 “acciones prioritarias” que exige aprobar y poner en práctica la troika antes de hacer un informe positivo sobre los progresos alcanzados por el Gobierno heleno.

De dicho informe depende que los socios comunitarios den luz verde al desembolso de un nuevo tramo de financiación, parte del rescate acordado entre Grecia, la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional a comienzos de año.

Entre esas acciones prioritarias hay, además de una serie de reformas estructurales, algunas medidas de flexibilización laboral que han despertado mucha polémica.

Precisamente la oposición a estas medidas por parte de dos de los socios que forman la coalición tripartita que respalda al conservador Samarás -el partido socialdemócrata Pasok y el centroizquierdista Dimar- dio al traste con un principio de acuerdo logrado la semana pasada por el Gobierno, por lo que han sido renegociadas en los últimos días.

Pero la troika, aunque ha accedido a suavizarlas en parte, no ha permitido que se retiren del paquete, tal y como exige Dimar.

Según vaticinó hoy Sturnaras, las medidas se votarán “de una sola vez” la próxima semana, ya que otra opción no sería aceptada por la troika.

Sturnaras enviará mañana mismo el borrador del presupuesto para 2013 al presidente del Parlamento griego, según anunció el ministerio de Finanzas. El documento será presentado también ante la Oficina General de Cuentas.

Dimar ha afirmado que “mantiene su posición” contraria a la ratificación de la reforma de las condiciones del mercado de trabajo, y su líder, Fotis Kuvelis, criticó que las exigencias de la troika en esta materia “desintegran los ya debilitados derechos de los trabajadores” y situarían la legislación laboral griega “fuera del acervo democrático europeo”.

En una reunión este martes con su grupo parlamentario, el líder del Pasok, Evangelos Venizelos, reconoció que “el paquete debe ser aprobado al completo”, aunque afirmó que la “negociación política” sigue abierta y no acabará hasta la “víspera de la reunión del Eurogrupo del 12 de noviembre”, cuando Grecia espera que sus socios de la zona del euro den luz verde al nuevo tramo de financiación.

A esta declaración respondió el ministro portavoz del Gobierno, Simos Kedikoglu, asegurando que el paquete está cerrado del todo porque “no se podía presentar un acuerdo abierto” a la reunión por teleconferencia que mañana mantendrán los ministros de Finanzas de la zona del euro.

“El problema no es ésta medida o la otra… sino lo que podría ocurrir si no aprobamos el acuerdo y, de esa forma, sumir al país en el caos. Ahora (el acuerdo) es responsabilidad de los partidos y de cada diputado”, advirtió Samarás.

Nueva Democracia y Pasok suman 160 escaños de los 300 con que cuenta el Parlamento, por lo que podrían sacar adelante el nuevo paquete de austeridad sin los 16 diputados de Dimar.

Pero los medios griegos no dan por segura la disciplina de voto en todos los partidos, especialmente en el Pasok. El canal estatal NET citó a dos diputados socialdemócratas que declararon que votarán contra las medidas.

Mañana tendrá lugar una votación parlamentaria sobre la nueva ley de privatizaciones, a la que también se opone Dimar y parte del Pasok, lo que servirá para calibrar la capacidad del Gobierno de Samarás para sacar adelante su programa de austeridad.

Andrés Mourenza

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo