El Fondo Europeo de Estabilidad Financiera inyectará la ayuda a la banca española a través de bonos

Por Publimetro Colombia

Bruselas, 30 jun (EFE).- El Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) concretará las ayudas a la banca con bonos que inyectará a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), al que podrán acudir las entidades para convertirlos en capital en el Banco Central Europeo (BCE).

Los bancos podrán devolver al Estado estas ayudas en el plazo que corresponda (con un interés en torno al 8,5 %) una vez obtengan una inyección directa por parte del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), fondo permanente sucesor del FEEF, lo que implicará que estas cantidades ya no computarán como deuda pública.

Esto último ocurrirá una vez que exista un supervisor de la banca europea, previsiblemente a finales de 2012 o principios de 2013, según los acuerdos alcanzados por el Consejo Europeo de este jueves y viernes pasados.

Al igual que sigue sin definirse el montante final de la ayuda -aunque los auditores independientes la han fijado en un máximo de 62.000 millones de euros y el Eurogrupo ha dicho que podría llegar a 100.000 millones- tampoco está determinado si el interés de estos bonos iniciales será fijo o variable, y tampoco a cuánto ascenderá, ya que estará en función de sus años de carencia.

Estos detalles deberán estar cerrados ya en el próximo Eurogrupo que se celebrará el 9 de julio.

Según fuentes financieras, para el Fondo es un asunto interno de cada Gobierno el modo en que los bancos acuden a conseguir dichos bonos y el grado de control público sobre el proceso.

En todo caso, cada país se hace responsable de la inyección dineraria, que la Comisión Europea considera además una ayuda de estado, por lo que estará vigilante de que no perjudique la competencia.

Conseguir esta ayuda conlleva una condicionalidad que en el caso español afectará principalmente a su sistema financiero.

La diferencia entre los mecanismos de ayuda financiera que se han proporcionado a países como Grecia, Irlanda y Portugal y el que se dará a España radica en que este último tiene aún acceso a los mercados para financiarse.

Entre los mecanismos que maneja también el Fondo se encuentra el apalancamiento de su capital a través de garantías de un porcentaje de hipotéticas pérdidas de bonos europeos, de entre el 20 y el 30 %, mientras que los inversores tendrían que hacerse cargo del resto.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo