España e Italia frenan el pacto de crecimiento si no hay medidas estabilidad

Por Publimetro Colombia

Bruselas, 28 jun (EFE).- España e Italia han puesto hoy una reserva sobre el pacto para el crecimiento que prevén aprobar los líderes de la UE hasta que haya un acuerdo sobre medidas a corto plazo para estabilizar los mercados financieros.

Los dos países, que llegaron a la cumbre insistiendo en que se tomen medidas para solucionar sus problemas de financiación en los mercados, plantearon hoy que no se apruebe el pacto hasta que se acuerden acciones que atiendan estos problemas, dijeron fuentes de esos dos países.

“Hay dos países que insisten en que haya un acuerdo sobre medidas a corto y largo plazo. Pero la discusión no está bloqueada, la discusión continúa”, afirmó el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en una conferencia de prensa.

Según fuentes de La Moncloa, ambos países están de acuerdo con las acciones para fomentar el crecimiento, pero consideran que para que “la respuesta del Consejo sea realmente creíble, sea la que se está esperando, tiene que ser completa” y “no se puede quedar coja”.

Para “que alguien se crea realmente que puede haber crecimiento, hay que arreglar un problema que hay ahora mismo tremendo, que es el de la sostenibilidad de la deuda”, han insistido.

Fuentes italianas, en la misma línea, han asegurado que el paquete se adoptará finalmente -pues hay un acuerdo sobre el fondo-, pero han insistido en que debe incluir acciones para afrontar “el problema de la inestabilidad a corto plazo”.

“En concreto, el problema de la prima de riesgo”, han indicado.

Italia, según las fuentes, defiende “una respuesta eficaz que tenga un efecto inmediato y dé estabilidad a los mercados”.

“Nada se va a acordar hasta que todo se acuerde”, han recalcado.

Una fuente comunitaria, mientras, ha rebajado la importancia del movimiento y ha asegurado que se trata de una “exageración”.

“Sería un movimiento un poco maquiavélico y no creo que sean tan maquiavélicos”, ha señalado esa fuente europea.

Ha recordado, además, que no resultaría muy creíble tratar de tomar como rehén un texto “que ni siquiera es vinculante” reclamando “miles de millones en intervención en los mercados secundarios”.

España e Italia han aprovechado la presencia de un capítulo sobre “estabilidad financiera” en el texto del pacto para insistir en su demanda.

Van Rompuy, en su rueda de prensa, ha recordado que los líderes continuarán durante las próximas horas -hoy y mañana- con sus discusiones, centradas a partir de ahora en esas medidas urgentes que reclaman España e Italia y en la reforma a largo plazo de la eurozona.

“Las medidas a corto plazo, que son medidas vinculadas a la situación en los mercados, las discutiremos a diecisiete, en otro marco”, ha dicho el presidente del Consejo Europeo.

Los líderes de la zona euro tienen previsto mantener mañana un almuerzo de trabajo para gestionar los asuntos relacionados específicamente con la moneda única.

Las delegaciones de esos países discuten hoy las posibles medidas a adoptar, entre las que figura una compra de deuda soberana de los países en apuros por parte de los fondos europeos de rescate, la posible recapitalización directa de los bancos con problemas y la revisión del estatus de acreedor preferente del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

Bruselas, 28 jun (EFE).- Los Veintisiete han acordado hoy en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno un plan de crecimiento por valor de 120.000 millones que ayude a fomentar la actividad económica y el empleo, ha explicado en rueda de prensa el presidente permanente del Consejo, Herman Van Rompuy.

Esa cantidad, equivalente al 1% de la riqueza nacional bruta de la UE (GNI, en inglés), procede de distintas iniciativas previas, por lo que no puede considerarse financiación nueva.

La dotación final del plan es ligeramente inferior a la que propusieron España, Italia, Francia y Alemania (130.000 millones) en la cumbre a cuatro que celebraron la semana pasada en Roma.

Para recabar esos 120.000 millones, los Veintisiete han dibujado una hoja de ruta que incluye el uso de la capacidad prestadora del Banco Europeo de Inversión (BEI), los llamados bonos proyecto y el Fondo Europeo de Inversión, principalmente, ha explicado en rueda de prensa .

“No se trata solo de inyectar dinero, sino de fomentar el empleo, la actividad empresarial sostenible”, ha explicado Van Rompuy, que ha afirmado que las inversiones “deben dirigirse directamente a los países más vulnerables”.

Según el plan aprobado por la UE, el Banco Europeo de Inversiones (BEI) podrá disponer de hasta 150.000 y 180.000 millones de euros a partir de comienzos de 2013.

El BEI experimentará previamente una ampliación de capital de 10.000 millones de euros a refrendar por el consejo de gobernadores del Consejo de la institución antes del 31 de diciembre.

Por otro lado, la UE ha pedido lanzar lo antes posible los bonos proyectos propuestos por la Comisión Europea y por valor de 4.500 millones.

Estos bonos servirán para financiar proyectos clave en sectores como el transporte, la energía y las infraestructuras de banda ancha.

Además, los Veintisiete podrán reubicar parte de los fondos estructurales que reciben de la UE para apoyar los préstamos del BEI y facilitar el acceso de las pymes a la financiación. La UE calcula que hasta 55.000 millones de euros procedentes de los fondos estructurales serán destinados a potenciar el crecimiento.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo