La UE abre la puerta a una relajación de los tiempos en el rescate de Grecia

Por Publimetro Colombia

Bruselas, 18 jun (EFE).- La UE abrió hoy la puerta a una relajación del calendario previsto para el rescate de Grecia, aunque insistió en que lo primero es formar un nuevo Gobierno y evaluar el estado de aplicación de las reformas a las que se comprometió Atenas a cambio de la ayuda, de 240.000 millones de euros.

Tras las elecciones griegas del domingo, en las que se impusieron los conservadores de Nueva Democracia (ND), favorables al plan de asistencia internacional para el país, los socios europeos se plantean dar hasta dos años adicionales a Grecia, indicó a Efe una fuente comunitaria.

“Estoy casi seguro de que le darán dos años adicionales”, comentó la fuente, quien añadió que un año más ya es seguro y que ahora se está estudiando conceder un segundo.

Aunque la decisión definitiva podría adoptarse este jueves en el Eurogrupo que se celebra en Luxemburgo, la línea oficial de las instituciones europeas es todavía mucho menos atrevida.

El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, explicó hoy desde México, donde participa en la cumbre del G20, que el programa de asistencia a Grecia se diseñó sobre la base de la ayuda disponible y de la quita de sus acreedores privados y recalcó que no sería posible tener lo mismo con otros parámetros.

No obstante, reconoció que la CE, junto al Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), “buscará la manera de ayudar a Grecia a lograr sus objetivos”.

Los ministros de Finanzas de la eurozona sí han solicitado que el nuevo Ejecutivo heleno “asuma como propio el programa de ajuste al que Grecia y la zona del euro se han comprometido” y han adelantado que la troika (BCE, CE y FMI) volverá a Atenas en cuanto esté formado el nuevo gabinete.

Si bien nadie ha hablado abiertamente en Bruselas de dar más tiempo a Grecia, el Eurogrupo no descartó la posibilidad tras conocer los primeros resultados electorales, es más, mencionó en un comunicado que la troika “intercambiará puntos de vista con el nuevo Gobierno sobre el camino que queda por delante y la primera revisión del segundo programa de ajuste”.

“Lo primero que tenemos que hacer es ver dónde estamos en materia de aplicación del programa de asistencia”, explicaron hoy fuentes comunitarias, que advirtieron de que el bloqueo político de los últimos meses en Grecia, junto al deterioro de la situación económica en toda la zona euro, “ha tenido un impacto” que habrá que tener en cuenta en la evaluación.

“No hay alternativas a este programa, los objetivos principales deben respetarse”, recalcaron las mismas fuentes.

Recordaron, no obstante, que países como Irlanda también modificaron sus programas de ayuda, tras negociarlo debidamente con la troika y compensar los cambios por otro lado.

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, prefirió no adelantar acontecimientos y esperar a ver cuáles son las peticiones del nuevo Gobierno heleno, según comentó a Efe su portavoz.

El líder del Parlamento Europeo, el alemán Martin Schulz, por su parte, mantuvo hoy la misma posición oficial que sus colegas comunitarios al reclamar a Grecia que forme un nuevo Gobierno rápidamente y continúe con las reformas a las que se ha comprometido, si bien deseó que estos ajustes sean repartidos de forma equitativa para garantizar una “mayor justicia social”.

En cambio, la canciller alemana, Angela Merkel, descartó una posible flexibilización del programa, aunque abrió la posibilidad de nuevas ayudas a Grecia para fomentar el crecimiento.

Precisamente fue Alemania el país en el que se comenzó a hablar de una posible relajación del calendario del rescate.

El ministro germano de Exteriores, Guido Westerwelle, avanzó ayer que “se podría hablar de cambios en el cronograma, pero no hay camino distinto al de las reformas”, una idea que fue retomada por su colega belga, Didier Reynders.

La formación de Gobierno en Grecia es una condición sine qua non para recibir el siguiente tramo de ayuda internacional, de 31.200 millones de euros (29.600 del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera y 1.600 del FMI), que el país necesita para hacer frente al pago de pensiones y salarios, así como para responder de sus obligaciones de devolución de deuda en los próximos meses.

Antes de que se produzca ese desembolso, la troika debe realizar su evaluación trimestral para determinar el estado de las reformas en el país.

A corto plazo, incluso este mismo mes, sí podría autorizarse la entrega de 1.000 millones de euros que quedaron pendientes del último tramo de ayuda, que sólo depende de la autorización del Consejo de Administración del fondo europeo de rescate (FEEF).

Los Cabos (México), 18 jun (EFE).- Representantes de la troika (BCE, FMI y CE) viajarán próximamente a Atenas, tras la formación del nuevo gobierno, para estudiar la posibilidad de ayudar a Grecia a cumplir con el programa de rescate.

Así lo anunció hoy en Los Cabos (México) el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, quien no especificó si la ayuda vendrá dada por una relajación en el calendario de cumplimiento, como afirman algunas fuentes.

Barroso explicó que el programa de ayuda a Grecia se estableció según el mandato que dieron los miembros de la eurozona a la CE, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El mandato establecía que se diseñara para Grecia “un programa específico para situar la deuda en una vía sostenible”.

A cambio de un programa de reformas a las que se comprometió Atenas, Grecia recibiría una ayuda de 240.000 millones de euros.

El programa, según Barroso, está hecho según el apoyo disponible de los Estados miembros y también considerando el calendario de quita de la deuda privada.

“Con estos parámetros que nos dieron no será posible cambiar la trayectoria” del rescate a Grecia, dijo Barroso, en un momento en que se hacen conjeturas sobre la posibilidad de que el nuevo Gobierno pedirá un cambio de condiciones de rescate.

No obstante, la CE no descarta que se concedan ciertas ayudas a Grecia para cumplir con el programa.

Para ello, una vez se constituya el nuevo Gobierno, se enviará al país heleno una misión de la CE, el BCE y el FMI que “mirará la manera en la que podemos ayudar a Grecia a lograr sus objetivos”, insistió.

Barroso se mostró confiado en que tras las elecciones del domingo, en las que se impusieron los conservadores de Nueva Democracia (ND), favorables al plan de asistencia internacional para el país, el nuevo Gobierno “trabaje en implementar las reformas que se necesitan para que Grecia vuelva a estar como estaba”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo