El Banco Central Europeo critica la gestión de España en el rescate de Bankia

Por Publimetro Colombia

Bruselas, 31 may (EFE).- El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha criticado hoy la gestión de España en el caso de Bankia, y ha rechazado una intervención de la entidad en el mercado, al tiempo que ha abogado por una “unión bancaria” como salvavidas para el euro y su maltrecho sistema financiero.

Draghi ha dicho ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo que se ha subestimado inicialmente el problema, como ha pasado también en otros casos anteriormente, como el rescate multimillonario del banco francobelga Dexia.

“Lo que muestra el caso de Dexia y el de Bankia también es que, mirando atrás, cuando nos enfrentamos a necesidades dramáticas de recapitalización la reacción de los supervisores de los gobiernos es subestimar la importancia del problema, después presentar una primera evaluación, después una segunda, una tercera, una cuarta”, afirmó Draghi, quien subrayó que “todos los países han hecho exactamente lo mismo” antes de reconocer la magnitud del rescate.

“Esa es la peor manera posible de hacer las cosas, porque al final todo el mundo acaba haciendo lo correcto pero al máximo coste y precio posible”, lamentó.

Por eso urgió a todos los gobiernos a tener esto en mente.

“Es mejor equivocarse por excederse al principio que por poner demasiado poco. Es mejor equivocarse en lo alto de la horquilla y excederse en transparencia que quedarse corto y tener que descubrirlo después de manera dolorosa”, insistió.

La CE está a la espera de que el Gobierno español le comunique el plan de reestructuración de Bankia y las opciones que prevé para “reestructurar y si es necesario recapitalizar” la entidad, dijo hoy a Radio Nacional de España el portavoz comunitario de Asuntos Económicos y Monetarios, Amadeu Altafaj.

A la pregunta de si el Gobierno español está haciendo las cosas bien, puesto que no logra recuperar la confianza de los mercados, Altafaj consideró que “las cosas se están haciendo y eso es lo primero”, ya que aunque había sospechas sobre las debilidades de la banca española, no se había actuado hasta ahora.

“Lo primero es conocer el alcance de las debilidades del sistema bancario español y en particular de las cajas, con el objetivo de disipar las dudas y lograr que la banca vuelva al servicio de la economía real, que es lo que necesita España”, explicó.

El portavoz volvió a insistir en que actualmente la recapitalización directa a través del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) y su sucesor el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) no es posible.

Draghi ha afirmado que se deben implementar “mecanismos creíbles” para la reestructuración y recapitalización de la banca y crear planes de ajuste con la capacidad suficiente de recuperar la confianza en la fortaleza de los balances, al tiempo que ha apoyado un mejor uso de MEDE para ayudar a la banca, dentro de su tratado.

Draghi también abogó por una “unión bancaria” con un sistema común de depósitos, un fondo de resolución para bancos en peligro que garantizaría las operaciones de los bancos una vez quebrada la entidad, y una mejor centralización de la supervisión bancaria.

Draghi ha desmarcado al BCE del vacío de la falta de acción, cuya responsabilidad ha trasladado a los gobiernos nacionales, a quienes les falta, según él, “aclarar su visión sobre el futuro del euro”.

“¿Puede el BCE llenar el vacío dejado por la falta de gobernanza en la eurozona?. Yo digo que no”, ha respondido el presidente de la autoridad monetaria.

El primer ministro italiano, Mario Monti, pidió en el Foro Económico a Europa que “acelere realmente los esfuerzos para limitar el contagio” y también recomendó una mayor supervisión de bancos e instituciones financieras de peso en la UE.

Monti se mostró contrario a modificar el mandato del BCE para incluir la tarea de impulsar el crecimiento de forma específica porque en su opinión haría que los líderes europeos se sintiesen más cómodos y evitasen tomar las medidas necesarias de consolidación e inversión, que suelen tener un coste político.

Berlín, 31 may (EFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, pidió hoy tener confianza en las reformas estructurales emprendidas por el Gobierno español y la estabilización de los bancos europeos y definió a España como un aliado en el camino hacia la consolidación fiscal.

“España es un aliado en la camino hacia la consolidación fiscal dando simultáneamente impulsos al crecimiento”, dijo Merkel en Stralsund (este de Alemania) tras una reunión del Consejo Báltico, a la que también asistió el presidente de la Comisión Europea (CE) José Manuel Durao Barroso.

Merkel señaló además que el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, ha recibido una “difícil herencia” y tiene que sacar adelante muchas reformas estructurales.

Rajoy, según la canciller, se ha propuesto crear transparencia, lo que es un paso importante.

Por otra parte, Merkel dijo que en casi todos los países se han tomado medidas para estabilizar los bancos lo que, al lado de las instituciones y posibilidades, debe ser resaltado con mayor claridad ante los mercados financieros.

“Con seguridad se puede presentar con más claridad ante los mercados financieros qué instituciones y qué nuevas posibilidades hay en Europa para mitigar el temor de que los bancos puedan ser inestables”, dijo Merkel.

Merkel celebró también las recomendaciones formuladas por la CE sobre política financiera y monetaria y dijo que el pacto fiscal es un primer paso importante que debe ser seguido por otros, entre los que puede haber incluso cambios en los tratados.

“Todavía no estamos en ello pero no tiene porque haber tabúes”,dijo la canciller.

Merkel reiteró su convicción de que en el futuro se necesitará “más Europa” lo que, dijo, implicará darle más competencias a la Comisión Europa.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo