La CE propone dar, con condiciones, un año más a España para bajar su déficit

Por Publimetro Colombia

Bruselas, 30 may (EFE).- La Comisión Europea propuso hoy dar un año más a España, hasta 2014, para que reduzca su déficit público al 3 % del PIB a condición de que controle el gasto excesivo de las Comunidades Autónomas y presente un presupuesto “convincente” para 2013 y 2014 con medidas de consolidación fiscal a medio plazo.

“Estamos dispuestos a considerar la propuesta de una extensión del plazo para corregir el déficit excesivo por un año, hasta 2014”, afirmó en rueda de prensa el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn.

El Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) prevé esta posibilidad para países que hayan realizado esfuerzos suficientes pero se encuentren en una situación económica especialmente desfavorable.

Rehn valoró las reformas estructurales de España en el mercado laboral o en las pensiones y recordó que el país ha emprendido un proceso de reestructuración y recapitalización del sector bancario, especialmente las cajas de ahorro.

Solicitó, no obstante, que Madrid adopte “medidas decisivas” para controlar “el gasto excesivo de las regiones autónomas y los costes relacionados con la recapitalización del sector bancario”, así como que realice un esfuerzo anual de consolidación superior al 1,5 % del PIB durante el período de 2010 a 2013.

La propuesta aún debe recibir el respaldo de los ministros europeos de Economía y Finanzas y de los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, que se reúnen en Bruselas los próximos 28 y 29 de junio.

La CE considera, en cualquier caso, que “cumplir con los objetivos de déficit a todos los niveles de las administraciones es indispensable”, por eso requiere un ajuste estructural tanto en el gasto como en los ingresos, con medidas como la reorientación de la carga fiscal sobre el empleo hacia el consumo y el medio ambiente, así como la ampliación de la base de impuesto como el IVA y la racionalización de los subsidios.

En concreto sobre el IVA, alerta de que la tasa media española (el 18 %) es demasiado baja y que la existencia de exenciones y evasión fiscal provocaron que España sólo recaudase a través de este impuesto el 42 % de lo teóricamente posible.

Los ingresos por impuestos al tabaco y al alcohol son también relativamente bajos y hay espacio para aumentar las tasas a los combustibles para el transporte, según Bruselas.

La Comisión destaca, por otro lado, que el sistema financiero español sigue demasiado expuesto a los activos inmobiliarios y considera que las recientes reformas aún deben hacer frente a otras exposiciones de riesgo como los préstamos a las pymes y las hipotecas para vivienda.

Critica asimismo la subida temporal del IRPF aprobada en diciembre por el Gobierno español, pues “va en la dirección contraria” a sus recomendaciones, y se ha pronunciado en contra de las deducciones por vivienda.

“Reducir las ventajas fiscales tales como el tratamiento favorable para la vivienda residencial -como la deducción del pago de intereses de las hipotecas- ampliaría las bases imponibles y por ende ayudarían también a mejorar la eficiencia del sistema fiscal”, señala la CE.

En relación al desempleo, la CE advirtió hoy de que algunas medidas incluidas en la reforma laboral aprobada por el Gobierno español podrían causar un aumento del paro a corto plazo y empeorar la segmentación del mercado laboral.

En concreto, expresó sus dudas sobre los nuevos contratos para las pymes y los de prácticas, y también consideró que el sistema de negociación salarial es demasiado rígido y que la negociación colectiva incluye un plazo demasiado largo.

Bruselas instó asimismo a reducir los alarmantes niveles de paro juvenil y pidió que se facilite la transición entre formación y mercado laboral, se adopten incentivos especiales para la contratación de jóvenes y se reduzca el abandono escolar.

La Comisión Europea también pide que se acelere la aplicación del aumento de la edad de jubilación hasta los 67 años (que entrará en vigor en 2013 de forma progresiva hasta el 2027).

El Gobierno español ya ha anunciado hoy que atenderá a las recomendaciones de Bruselas y buscará más ingresos a través de los impuestos indirectos, si bien el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, pidió que no se preste tanta atención a la subida del IVA puesto que hay otras posibilidades.

Bruselas, 30 may (EFE).- La Comisión Europea ha recomendado hoy a los países del euro “dar prioridad” al gasto público productivo para potenciar el crecimiento, a la vez que prosiguen las medidas de consolidación fiscal para que sus economías “no pierdan credibilidad”.

Así se establece en la evaluación de la Comisión Europea para 2012 de las reformas nacionales y programas de estabilidad de los países de la eurozona, en la que se propone impulsar la creación de empleo con nuevas políticas para el sector y una bajada de la fiscalidad laboral.

“Mientras prosigue la necesidad de respetar la consolidación fiscal, el gasto público productivo necesita ser priorizado”, señala la CE en el documento.

Para Bruselas, una consolidación tendente al crecimiento “necesita priorizar medidas de apoyo al gasto público para que no se limite el ya frágil potencial de las economías de la zona euro”.

Pero también advierte de que, además de apoyar el gasto público, “conviene vigilar su eficiencia y efectividad”.

En los países donde la necesidad de consolidación fiscal es “significativa”, recuerda, “parte de esa consolidación debe venir de la recaudación estatal”.

Si bien añade que “hay varias maneras de incrementar la recaudación pública sin subir los impuestos”, señala más adelante que “como última opción, en algunos países resulta inevitable aumentar algunos gravámenes o introducir nuevas tasas”.

Bruselas considera que se deben minimizar los efectos negativos para el crecimiento y por ello “hay que centrarse en los impuestos que menos pueden repercutir negativamente al impulso económico, como los impuestos al consumo o la propiedad”.

Así, afirma que “un aumento en la fiscalidad laboral y del capital tiene más repercusiones desfavorables para el crecimiento económico que otros gravámenes”, en referencia al consumo, la propiedad y el medio ambiente.

Una receta, esta última, “particularmente relevante para algunos estados miembros de la zona euro que necesitan mejorar su competitividad”.

Si bien la CE dice aplaudir los esfuerzos de consolidación, añade que algunos países como Francia y España no han ido en la buena dirección al aumentar la fiscalidad laboral “cuando otras cargas impositivas menos perjudiciales para el crecimiento no se habían explotado suficientemente”.

“Una fiscalidad laboral más reducida y políticas de empleo más efectivas pueden revitalizar la creación de empleo, en particular en los países con riesgo a cimentar paro de larga duración”, precisa Bruselas.

Respecto a las pensiones, alaba las reformas llevadas en algunos países de la zona euro “como España, Grecia e Italia”, que están teniendo “visibles impactos positivos”.

Bruselas advierte sin embargo de que “son necesarias más reformas”.

Por otro lado, la CE insiste en los eurobonos y los efectos positivos que tendrían sobre la disciplina presupuestaria y la solidaridad de la eurozona.

“Crear un nuevo mercado segmentado basado en la emisión conjunta atajaría la actual falta de demanda inversora para los bonos soberanos de muchos países de la eurozona”, insiste Bruselas.

La CE, que hizo su propuesta el pasado otoño y que ha conseguido el apoyo de la mayoría de países y la oposición inamovible de Berlín, apunta que aunque este instrumento “no acabase con la crisis de la deuda, los eurobonos contribuirían a la integración financiera”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo