El BCE considera que a la deuda española no le corresponde un interés del 6 por ciento

Por Publimetro Colombia

Fráncfort (Alemania), 28 may (EFE).- El Banco Central Europeo (BCE) considera que a la deuda de España a diez años no le corresponde un interés del 6 % o superior dado el potencial de crecimiento, la diversificación y el tamaño de la economía española.

“Un 6 o más de un 6 % no es el tipo de interés de la deuda a diez años que corresponde a un país con el potencial de crecimiento, la diversificación y el tamaño de la economía española, pero hay que recuperar la confianza (del mercado)”, dijo a Efe el miembro del comité ejecutivo del BCE José Manuel González-Páramo, cuyo mandato concluye el 31 de mayo.

González-Páramo descartó que sean “los especuladores los que están detrás de todo esto, creo que es un asunto de más calado”.

“Especulación en el mercado la hay por definición. En los mercados siempre hay especuladores que juegan una función no necesariamente negativa, señalizan precios, identifican huecos, dan liquidez al mercado, claro que no lo hacen por razones altruistas”, afirmó quien ha sido responsable de las áreas de Operaciones de Mercado, Billetes, Control de Riesgos, Informática, Investigación y Estadísticas en el BCE.

“El mercado de deuda italiano es muy líquido tradicionalmente y muy profundo y vemos una cosa similar. No es un asunto de especulación, tiene raíces más de fondo y muchas de ellas se asocian con la política económica de los respectivos países”, aseguró González-Páramo.

Añadió que “el mercado espera que España e Italia perseveren en las reformas. Es lógico que después de un tiempo muy largo en el que un país no ha reformado aquello que tenía que reformar, el mercado quiera comprobar que esas reformas van a producir el resultado que se espera de ellas”.

Según el miembro saliente del comité ejecutivo del BCE es necesario “perseverar en la aplicación de las reformas y profundizar aquellas que traigan consigo mayor crecimiento, entonces veremos como la prima de riesgo empieza a disminuir”.

González-Páramo consideró que la situación de España no es comparable a la de otros países como Grecia, Irlanda y Portugal, que fueron rescatados cuando sus primas de riesgo alcanzaron un nivel del 7 %.

“No hay dos situaciones iguales, hay que mirar que las economías tienen un grado de diversificación diferente, la exposición al sector exterior es distinta y un nivel de deuda muy diferente también”, enfatizó González-Páramo.

“Al no haber dos situaciones iguales no tiene sentido comparar los tipos de referencia de un país y de otro”, dijo.

Preguntado por los llamamientos del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, para que el BCE intervenga, González-Páramo señaló que “lo mejor que puede ocurrir en relación con el banco central es que se hable poco de lo que éste debe hacer, por la independencia con la que debe actuar y la misión encomendada”.

“El BCE ha intervenido con largueza en particular en el caso de España, que es el país que más se ha beneficiado de las operaciones de liquidez a tres años”, según González-Páramo, quien también alabó las medidas aprobadas por el Gobierno de Rajoy.

“El Gobierno español, en número y en intensidad de reformas, seguramente es el más aventajado de los gobiernos que en Europa tenían pendiente reformas, lo que ha hecho en poco más de cuatro meses es realmente sorprendente en cantidad. Ante la situación de tensión que persiste, se plantea necesario perseverar y tener alguna paciencia hasta que las percepciones del mercado cambien”, dijo.

González-Páramo recordó que “en 1996, antes de decidir España incorporarse al euro en la primera velocidad, hubo que hacer un esfuerzo de ajuste muy importante antes de que los mercados llegaran a la conclusión de que España estaba en condiciones de entrar”.

“No me cabe ninguna duda de que los objetivos presupuestarios que ha asumido el reino de España respecto de sus socios comunitarios se cumplirán”, señaló González-Páramo, que también consideró que todavía se puede recortar en el sector público.

“Existe mucho despilfarro en el sector público español y mucho solapamiento, muchos niveles de gobierno que hacen lo mismo, en la provincia, comunidad autónoma y en el Estado central, y ahí todavía no se han visto frutos suficientes”, explicó.

Sobre la evolución de la economía española este año González-Páramo observó que “el Gobierno ha anunciado una previsión de contracción del 1,7 % para este año, que me parece realista con los datos que tenemos”.

Arantxa Iñiguez

Fráncfort (Alemania), 28 may (EFE).- El Banco Central Europeo (BCE) analizará si vuelve a dar financiación regular a los bancos griegos que pasaron a recibir financiación directa del Banco de Grecia, dijo a EFE en una entrevista el miembro del comité ejecutivo de la entidad, José Manuel González-Páramo

Algunos de los principales bancos griegos, cuya capitalización era muy baja tras el proceso de quita de la deuda a Grecia, pasaron a recibir financiación del Banco de Grecia, que es más cara que la refinanciación regular del BCE.

“El Eurosistema sigue financiando a todos los bancos griegos que son solventes o que tienen compromisos firmes para obtener fondos de capital. Algunos han pasado a recibir financiación directa de su banco central”, explicó González-Páramo, quien ha sido responsable de las áreas de Operaciones de Mercado, Billetes, Control de Riesgos, Informática, Investigación y Estadísticas en el BCE.

“El BCE cada dos semanas analiza la situación y decide en consecuencia, de manera que si esos fondos de capital están o el compromiso es firme de que estén ahí en un plazo muy corto, el consejo de gobierno decidirá oportunamente”, dijo en una entrevista González-Páramo, cuyo mandato termina el próximo jueves.

Grecia ha iniciado la recapitalización de sus cuatro mayores bancos privados con bonos del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) por valor de unos 18.000 millones de euros.

El BCE insiste en su deseo de que Grecia permanezca en el euro y confía en que el próximo Gobierno griego responda a los compromisos.

“El escenario deseable, y es un deseo inmutable, es que Grecia permanezca en el euro cumpliendo los compromisos que tiene con sus socios de la Unión Europea. Esto es algo que beneficia tanto a Grecia como al conjunto del área del euro y nuestra confianza es que el gobierno que salga de las urnas en junio responderá a esta expectativa”, dijo González-Páramo.

Descartó que la situación actual con Grecia sea comparable a la vivida en septiembre de 2008 con Lehman Brothers.

“La crisis de Lehman Brothers puso en marcha una percepción generalizada de riesgo de crédito en las entidades financieras pero nadie hablaba entonces de crisis de deuda soberana, ni de crisis del euro”, dijo González-Páramo.

Añadió que “la situación en que nos encontramos desde final de 2009 y 2010 hasta el presente, es una situación diferente, donde el mercado ha empezado a manifestar dudas sobre el riesgo de crédito asociado al soberano y esto es mucho más fundamental y de mucho más largo alcance y por eso los Gobiernos europeos están tomando como nunca antes decisiones institucionales de gran calado sobre el futuro del euro”.

González-Páramo rechazó que los eurobonos sean la solución a la crisis y dijo que estos instrumentos “deben ser la consecuencia de la federalización de la política fiscal, no pueden ser la solución de ningún problema perentorio inmediato”.

“Si eurobonos significa mutualizar las deudas, poniendo en juego los fondos de los contribuyentes de todos los países, cuando no está mutualizada la responsabilidad sobre política fiscal, estamos ante un problema de legitimidad política serio que antes o después se puede manifestar con crudeza”, añadió.

Descartó que Europa tenga ahora problemas de liquidez pero hizo hincapié en que el BCE puede actuar si lo considera oportuno.

González-Páramo señaló que “la situación actual es diferente, no es falta de liquidez, ni falta de financiación o de cobertura de financiación, sino de una percepción del riesgo de contrapartida muy grande, que es la razón por la que el BCE está intermediando un volumen muy grande de fondos en el sistema”.

“Decidimos dos operaciones de liquidez a tres años, no se anunciaron más, al no anunciarse más, el banco tiene la plena libertad de decidir lo que sea oportuno”, aseguró González-Páramo.

Preguntado por las voces políticas que han considerado que Alemania es insolidaria, González-Páramo dijo que “como opinión política no tengo nada que decir, como hecho aritmético las cifras lo desmienten, la aportación alemana a los fondos de rescate o las mayorías que el Bundestag (parlamento germano) ha producido en apoyo a los programas de ayuda desmienten ese tipo de consideración y hablo de aritmética, en política no entro”.

Arantxa Iñiguez

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo