La UE impugna ante la OMC las restricciones argentinas a las importaciones

Por Publimetro Colombia

Bruselas, 25 may (EFE).- La Comisión Europea (CE) ha impugnado ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) las restricciones argentinas a las importaciones que viene imponiendo en los últimos años, anunció hoy en un comunicado el ejecutivo comunitario.

Según fuentes comunitarias, este proceso se ha acelerado tras la nacionalización de la petrolera YPF.

Bruselas ha decidido llamar a consultas a Argentina, que es el primer paso para que la OMC se pronuncie sobre las supuestas medidas proteccionistas, como la imposición de licencias de importación, los procedimientos para conseguirlas o la obligación de las empresas de equilibrar importaciones con exportaciones, señaló la CE.

Fuentes del Ejecutivo europeo precisaron que el procedimiento iniciado, que puede extenderse durante años hasta que Ginebra emita su veredicto, es “independiente” de la expropiación de YPF a la española Repsol, aunque sí señalaron que ese caso, “al igual que las medidas restrictivas con las importaciones que la UE desafía hoy, pueden considerarse una expresión de la misma política preocupante”.

En concreto, la CE considera incompatibles con las normas de la OMC la subordinación que impone Argentina de la importación de todas las mercancías a un régimen de autorización previa y de preinscripción, la llamada declaración jurada anticipada de importación.

Según la CE, desde febrero de 2012 ese requisito de autorización previa se aplica a todas las importaciones.

En segundo lugar, la CE denuncia que centenares de mercancías necesitan, además, una licencia de importación, un procedimiento que “retrasa sistemáticamente las importaciones o hacen que se las rechace por razones poco transparentes”.

En ese sentido, recordó que a principios de 2011 ese régimen de licencias afectaba a más de 600 tipos de productos, como la maquinaria eléctrica, las piezas de vehículos y los productos químicos.

Por último, la Comisión indicó que Argentina exige que los importadores equilibren las importaciones con exportaciones, que incrementen el contenido local de los productos que se fabrican en Argentina o que no transfieran sus ingresos al extranjero.

“Esta práctica es sistemática, no escrita y falta de transparencia”, resumió la CE, y añadió que la aceptación de estas prácticas por parte de los importadores “parece ser una condición para obtener la licencia que les permita importar sus mercancías”.

Estas medidas retrasan o bloquean las mercancías en la frontera y ocasionan “pérdidas importantes para la industria de la UE y todo el mundo”, concluyó.

Si en las consultas con Argentina no se encuentra una solución en el plazo de 60 días, la UE puede solicitar que se establezca un panel especial de la OMC que se pronuncie sobre la legalidad de las medidas.

La CE calcula que estas acciones de Argentina, solo en 2011, afectaron a exportaciones europeas a ese país por valor de unos 500 millones de euros.

Asimismo, indicó que en 2012 las autoridades argentinas ampliaron esas medidas a todos los productos, lo que afecta potencialmente a todas las exportaciones de la UE a Argentina, que representan unos 8.300 millones de euros (según cifras de 2011).

La CE también consideró que, a largo plazo, esta situación creará un clima negativo para el comercio y las inversiones, y señaló que las medidas restrictivas afectan también a otros 14 países además de a los 27 de la Unión Europea.

Bruselas, 25 may (EFE).- La Comisión Europea (CE) dejó hoy claro que no puede actuar legalmente contra Argentina por la nacionalización de la petrolera YPF, pero aseguró que trabaja en el caso con las autoridades españolas.

El comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht, insistió en una rueda de prensa en que la denuncia planteada hoy por Bruselas ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) se centra únicamente en las restricciones a las importaciones y es un asunto independiente al de YPF.

Para De Gucht, la de la petrolera “fue quizá la medida proteccionista más visible tomada por Argentina y llegó a los titulares, pero si se mira más en profundidad, la política comercial de Argentina ha echado raíces en prácticas comerciales injustas”.

Fuentes comunitarias han confirmado que, pese a no tener relación directa, la decisión de Buenos Aires de expropiar la petrolera a la española Repsol ha acelerado el expediente sobre las importaciones, puesto que todas esas cuestiones “constituyen la expresión de una dirección política en Argentina que es muy preocupante para las compañías europeas”.

En el caso de Repsol e YPF, la Comisión -que recibió competencias en materia de inversión extranjera con la entrada en vigor del Tratado de Lisboa- considera que no puede ser parte al no tener aún ningún tratado en este campo con Argentina, a diferencia de lo que ocurre en el plano comercial.

El asunto, por tanto, se dirime en el marco de un “acuerdo de inversiones bilateral” entre España y Argentina, por lo que Bruselas no está “involucrada directamente”, subrayó De Gucht.

El comisario, en todo caso, aseguró que la institución está “trabajando estrechamente con España y siguiendo muy de cerca lo que ocurre”.

La CE, desde un principio, ha apoyado claramente a España en su choque con el gobierno de Cristina Fernández y ha llegado a cancelar varias reuniones previstas con las autoridades argentinas en señal de protesta.

Madrid ha planteado a la Unión Europea la posibilidad de estudiar represalias como una exclusión de Argentina del sistema generalizado de preferencias (SGP), del que se benefician las exportaciones de ese país para entrar al mercado comunitario, o continuar las negociaciones comerciales que hay con Mercosur sin contar con Buenos Aires.

Preguntado hoy al respecto, De Gucht aseguró que por ahora no se están discutiendo esas acciones.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo