El rescate de dos mineros desvela la inseguridad en la minería chilena del carbón

Por Publimetro Colombia

Santiago de Chile, 23 may (EFE).- El accidente y posterior rescate de dos mineros atrapados a 150 metros bajo tierra en un pequeño yacimiento de carbón en el sur de Chile ha desvelado las precarias condiciones de seguridad existentes en una actividad que prácticamente se extinguió hace ya veinte años.

Richard Pérez Jara, de 21 años, y Reinaldo Brevis Jaque, de 39, fueron rescatados a las 02.15 hora local (06.15 GMT), veintidós horas después de un derrumbe que los sorprendió bajo tierra el martes en la mina “Buen Retiro”, de la localidad de Coronel, a unos 540 kilómetros de Santiago.

Ambos mostraron buen ánimo y movilidad, pero fueron llevados al hospital de Coronel, donde fueron hidratados y sometidos a un chequeo que corroboró su positivo estado de salud, dijo a los periodistas el médico Jorge Fierro.

“Bien, estamos bien, la temperatura (bajo tierra) era normal”, declaró Richard Pérez, tras ser sacado del socavón.

En las tareas de rescate participaron sobre todo los trabajadores de la misma mina, que avanzaron con lentitud por un túnel de sólo 60 centímetros de diámetro, lo que dificultaba su labor, relató el intendente (gobernador) de la región del Bío Bío, Víctor Lobos.

La mayor parte del tiempo hubo contacto con los atrapados desde el exterior y se les suministró agua y aire, destacó Lobos, que describió como “muy emocionante” el momento en que los rescatados se reunieron con sus familiares.

El feliz desenlace del caso, sin embargo, ha mostrado otra vez la precaria seguridad de muchos yacimientos mineros en Chile, tema que saltó con fuerza al primer plano hace dos años con el caso de los 33 trabajadores rescatados tras permanecer 70 días atrapados a 700 metros bajo tierra en la región de Atacama.

Luis Ulloa, secretario regional de Minería del Bío Bío, denunció que los dueños de la mina “Buen Retiro” avisaron del accidente sólo ocho horas después de ocurrido, lo que consideró “gravísimo”.

Ulloa anunció una investigación del caso y eventuales sanciones contra los propietarios, lo que en Chile se escucha cada vez que ocurre algún accidente minero y donde la lección de los 33 de Atacama al parecer no ha sido asimilada.

También el intendente Lobos advirtió de que “si acá se descubre que ha habido fallas de seguridad o negligencia se aplicarán las multas y sanciones que correspondan”.

“Si no ha habido error y sencillamente ha habido un accidente casual habrá que instruir a la mina que tome medidas más estrictas de seguridad”, matizó.

No obstante, el senador por la zona Alejandro Navarro advirtió de que los problemas de seguridad son una realidad cotidiana en la región y particularmente en la provincia de Arauco, donde más de 1.700 trabajadores trabajan en la minería del carbón.

Según afirmó a los periodistas, el 80 % de las 82 pequeñas explotaciones de carbón que hay en la zona no cumplen los requisitos mínimos de seguridad para funcionar.

Las cifras son hasta cierto punto una sorpresa para la opinión pública chilena, que sabe que hace veinte años, a principios de los 90, se cerraron las grandes minas de carbón en Arauco, tras ser durante siglo y medio la principal actividad de la provincia.

Los altos costes de producción en minas subterráneas que se internaban por más de veinte kilómetros bajo el lecho del mar hicieron imposible mantener viva una actividad que a comienzos del siglo XX fue, además, la cuna de la literatura social en Chile.

Sin embargo, muchas minas pequeñas han continuado funcionando, sin contar los “pirquenes” artesanales que excavan casi a mano antiguos mineros que no han podido adaptarse a otras formas de vida.

Según Alejandro Navarro, el accidente en la mina “Buen Retiro” ha dejado al descubierto “que el Sernageomin (Servicio Nacional de Geología y Minería) y sus inspecciones en terreno no han servido de nada”.

El Estado chileno “debe tomar en cuenta lo ocurrido en la mina Buen Retiro porque es el claro ejemplo de que el Gobierno, después de lo ocurrido con la exitosa operación de rescate de los 33 mineros en el norte, se despreocupó de la peligrosa realidad que se vive en pequeñas y medianas mineras”, remachó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo