Wall Street desoye los malos datos coyunturales y se centra en los resultados

Por Publimetro Colombia

Nueva York, 24 abr (EFE).- Wall Street desoyó hoy una ristra de datos macroeconómicos desalentadores en Estados Unidos y se centró en los sólidos resultados empresariales de AT&T, 3M y United Technologies para empujar de nuevo al Dow Jones de Industriales sobre la barrera de los 13.000 puntos.

No pudo contagiarse de la celebración por esas cuentas el índice compuesto del mercado tecnológico Nasdaq, que encadenó cinco jornadas consecutivas de descensos arrastrado por la inquietud que generaba la esperada publicación de los resultados del gigante tecnológico Apple tras el cierre de la sesión.

Poco duraron las dudas de los mercados sobre el creador del iPod, ya que los inversores se lanzaban a sus brazos en las operaciones electrónicas posteriores al término de la jornada para provocar una contundente subida del 7,36 % después de haber acabado la sesión con un retroceso del 2 %.

Y es que el gigante de Silicon Valley no decepciona: entre enero y marzo pasados obtuvo un beneficio neto de 11.622 millones de dólares, el 94,1 % más interanual, mientras que sus ingresos ascendieron a 39.186 millones de dólares, el 58,8 % más, impulsado en gran medida por el exitoso estreno del “nuevo iPad”.

La empresa más valiosa del mundo hace así una demostración de fuerza después de haberse devaluado en bolsa un 6 % en los últimos treinta días mientras crecían las voces que ponían en entredicho su capacidad de dar continuidad a su ritmo de ventas y a su impresionante ascenso en bolsa de los últimos meses.

Los resultados de la firma que dirige Tim Cook probablemente determinarán el rumbo de la jornada de mañana en Wall Street, al igual que lo hicieron hoy los de tres de los treinta componentes del Dow Jones: la operadora de telefonía AT&T (que lideró los avances de ese índice con una subida del 3,63 %), el grupo 3M (1,56 %) y la empresa industrial United Technologies (0,13 %).

AT&T ganó 3.584 millones de dólares, el 5,2 % más interanual, 3M tuvo un beneficio de 1.125 millones de dólares, el 4 % más, y United Technologies se anotó una ganancia de 1.183 millones de dólares, el 22 % más.

El buen recibimiento que tuvieron las cuentas de esas tres importantes compañías determinaron el rumbo alcista de la bolsa de Nueva York desde el arranque hasta el final de la jornada, cuando el Dow Jones pudo recuperar de nuevo la simbólica barrera de los 13.000 puntos que había perdido la víspera.

Ese índice acabó el día con una subida del 0,58 % ó 74,39 puntos para terminar en las 13.001,56 unidades, sobre una cota que viene reconquistando y volviendo a perder durante las últimas semanas mientras los inversores no se dejan convencer por la fortaleza de la recuperación económica estadounidense.

Precisamente esta jornada se conoció una nueva tanda de noticias macroeconómicas que ponen en entredicho la solidez de la economía de este país, principalmente en relación al todavía moribundo mercado inmobiliario, de los más golpeados por la pasada crisis.

Standard & Poor’s anunció que el precio de las viviendas unifamiliares en las veinte mayores ciudades de EE.UU. bajó en febrero el 3,5 % interanual hasta su cota más baja desde el estallido de la burbuja inmobiliaria, al tiempo que el Gobierno reveló que el ritmo de ventas de casas nuevas bajó un 7,1 % en marzo, aunque la caída se debió en gran medida a la corrección de las cifras de febrero.

A esos desesperanzadores datos se unieron los relativos a la confianza de los consumidores estadounidenses, que no consiguen levantar cabeza y en abril el índice que elabora The Conference Board volvió a bajar levemente, afectado por las pobres perspectivas en el corto plazo.

Sin embargo, los inversores neoyorquinos desoyeron esas cifras y se dejaron llevar por los resultados, aunque también ayudó en su ánimo el efecto rebote tanto en éste como en el otro lado del Atlántico: Milán lideró las ganancias con un 2,5 %, Madrid y París avanzaron un 2,3 % y Fráncfort un 1 %, entre otras.

El rebote se produjo un día después de que la inestabilidad en la zona euro tras la dimisión del primer ministro holandés, Mark Rutte, y la victoria socialista en la primera vuelta de las elecciones francesas se saldase con fuertes pérdidas en el Viejo Continente y con un retroceso del 0,78 % en el Dow Jones, que perdió los 13.000.

La jornada de mañana no serán solamente las cuentas de Apple las que determinen el ánimo de los inversores, puesto que también se conocerán los resultados de Boeing y Caterpillar y además concluirá la reunión de dos días sobre política monetaria de la Reserva Federal de EE.UU., de la que Wall Street estará muy pendiente.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo