Primera jornada de la huelga boliviana con disturbios pero con escaso seguimiento

Por Publimetro Colombia

La Paz, 24 abr (EFE).- La primera jornada de la huelga de 48 horas convocada por la Central Obrera Boliviana (COB) por mejoras salariales tuvo hoy escaso seguimiento, aunque hubo choques de policías y manifestantes que dejaron varios heridos y detenidos.

Es la cuarta semana de conflictos laborales y sociales en Bolivia contra el Gobierno de Evo Morales y además mañana empieza una segunda marcha indígena hacia La Paz en menos de un año en protesta por una carretera financiada por Brasil en una reserva natural.

El ministro boliviano de Gobierno, Carlos Romero, dijo que un coronel y cuatro agentes resultaron heridos por esquirlas causadas por explosiones de cargas de dinamita, que atribuyó a “grupos de choque”, mientras que otros policías resultaron con daños auditivos.

Los manifestantes hicieron estallar con dinamita un muñeco que representaba a Morales y luego lo quemaron.

Fueron lanzados explosivos “a quemarropa contra los policías”, agresión que la Fiscalía debe investigar, dijo Romero, y mandos policiales culparon a sindicalistas mineros.

El incidente, el más grave de una huelga nacional que ha tenido escasa repercusión por ahora, ocurrió cerca de la plaza Murillo, donde están los palacios del Gobierno y del Legislativo.

Romero dijo que, aparte de esos choques, la jornada ha sido de “absoluta normalidad” en las actividades productivas y agregó que los únicos sectores que pararon son los que están en conflicto con el Gobierno desde hace semanas, como los médicos y los educadores.

Mineros, maestros, estudiantes, trabajadores de la salud pública y de las universidades estatales, entre otros, marcharon hacia La Paz desde la ciudad aledaña de El Alto, a 4.000 metros sobre el mar, para exigir un aumento salarial superior al 7 % que ofreció Morales para este año.

El mandatario también ofreció subir un 18 % el sueldo mínimo de 117 dólares mensuales, el más bajo de la región andina (el salario medio es de 546 dólares, uno de los menores de América).

La COB, la mayor entidad sindical de Bolivia, hasta hace pocos años aliada Morales, reclama un incremento de sueldos que tome en cuenta lo que llama “canasta familiar básica”, que los sindicatos calculan en 1.192 dólares mensuales, igual a 10 salarios mínimos.

La Policía arremetió con gases lacrimógenos y chorros de agua contra estudiantes de medicina de universidades estatales que rechazan un decreto de Morales que aumenta de seis a ocho horas la jornada laboral de médicos y trabajadores de hospitales públicos.

Los universitarios arrojaron piedras a los agentes y atacaron la sede del Ministerio de Salud, y la Policía usó un carro cisterna que lanzó chorros de agua para dispersarlos.

Hay al menos dos estudiantes detenidos, según testigos presenciales.

Las protestas en La Paz tuvieron replica en otras ciudades, como la oriental Santa Cruz y la central Cochabamba, protagonizadas principalmente por médicos y trabajadores sanitarios.

El sector de la salud cumple desde el 28 de marzo pasado un paro indefinido, respaldado por bloqueos callejeros diarios y huelgas de hambre de centenares de galenos y universitarios.

La huelga de la COB precede a la segunda marcha de los indígenas amazónicos contra la construcción de una carretera impulsada por Morales y financiada por Brasil, que partirá en dos el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis).

El líder de los nativos del Tipnis, Fernando Vargas, denunció hoy que seguidores de Morales bloquean carreteras para impedir que lleguen al punto de partida de la marcha quienes quieren participar en ella.

Según sus ministros, Morales ha pedido a sus partidarios que terminen los bloqueos, pero ellos no hacen caso al mandatario, que suspendió su agenda pública desde hace dos días por una infección no especificada.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo