Argentina acelera la expropiación de YPF mientras Repsol reclama su indemnización

Por Publimetro Colombia

Buenos Aires, 24 abr (EFE).- El Senado argentino debatirá mañana, miércoles, la expropiación del 51% de las acciones de la petrolera YPF a la española Repsol, que hoy aseguró que sus inversiones en el país suramericano han sido las necesarias y reclama una indemnización al Gobierno de Cristina Fernández.

El oficialismo, mayoritario en ambas cámaras del Congreso, aseguró hoy contar con los votos necesarios para dar el visto bueno a la iniciativa en el Senado, unos 60 sobre un total de 72 escaños.

Fuentes parlamentarias consultadas por Efe vaticinaron un debate extenso debido a que casi la mitad de los senadores tomará la palabra.

El proyecto enviado a la Cámara Alta por Cristina Fernández cuenta, además del oficialismo, con el apoyo del radicalismo y el socialismo, las mayores fuerzas de posición parlamentaria, que adelantaron que acompañarán la iniciativa con algunas disidencias en particular.

Con este panorama, el oficialismo se apresta a convalidar sin sobresaltos el proyecto en el Senado para su remisión a la Cámara de Diputados, donde el gobernante Frente para la Victoria también es mayoritario y confía en sacar adelante la ley el próximo 3 de mayo.

El proyecto declara de utilidad pública y sujeto a expropiación un 51% de las acciones de YPF en manos de Repsol, titular de una participación total del 57,43% en la petrolera argentina, también participada por el grupo argentino Petersen (25,46) y el Estado argentino (0,02%) y cuyo restante 17,09% se cotiza en las Bolsas de Buenos Aires y Nueva York.

La ley también prevé la expropiación de las acciones de Repsol en YPF Gas, la mayor distribuidora minorista de gas licuado de petróleo envasado de Argentina.

La iniciativa fue enviada al Parlamento el pasado día 16, el mismo día que Fernández decretó la intervención de la mayor productora de hidrocarburos de Argentina.

Repsol aseguró en un aviso publicado hoy en la prensa que “es falso” que YPF “no haya invertido lo suficiente” y resaltó que ha desembolsado “más de 20.000 millones de dólares” entre 1999, cuando tomó el control de la firma argentina, y 2011.

El grupo español afirmó que las inversiones de YPF han sido “muy superiores” a las de otras petroleras que operan en Argentina.

Repsol reclama 10.000 millones de dólares (unos 8.000 millones de euros) en compensación por las acciones que le serán expropiadas, cifra que el Gobierno argentino se niega a pagar.

Los interventores de YPF continuaron hoy con su ronda de reuniones con directivos de compañías petroleras en busca de acuerdos para impulsar la producción de hidrocarburos.

El interventor de YPF, el ministro de Planificación argentino, Julio de Vido, se entrevistó con el vicepresidente de Exploración de la estadounidense Exxon Mobile, Rocky Becker, quien manifestó el interés de la compañía en participar del desarrollo de hidrocarburos no convencionales en la provincia argentina de Neuquén, informaron fuentes oficiales.

Este lunes De Vido ya se había reunido con representantes de la argentina Medanito, las estadounidenses Conoco Phillips y Chevron y la estatal uruguaya Ancap.

Repsol ha advertido que tomará medidas legales contra cualquier compañía que intente invertir en YPF o subsidiariamente en sus activos.

La decisión argentina de expropiar YPF provocó una dura reacción en el Gobierno español, que volvió hoy a subrayar “el error” argentino por lo que calificó como un “expolio” e insistió en defender una “justa compensación” por el daño causado a Repsol.

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, destacó que espera que la postura de Europa y de España provoque que Argentina rectifique y no caiga en el “aislamiento internacional” de su economía.

En tanto, la secretaria general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), María Emma Mejía, expresó hoy en Brasil su “respeto” a la decisión argentina sobre YPF, por considerar que es un asunto “interno”.

Mejía señaló que cada uno de los doce integrantes de la Unasur, entre los que se encuentra Argentina, es “soberano en las decisiones internas” y añadió que no tiene una posición respecto a ese asunto.

Buenos Aires, 24 abr (EFE).- La presidenta argentina, Cristina Fernández, dijo hoy que se sintió “angustiada” cuando el pasado 16 de abril anuncio su “difícil” decisión de expropiar el 51% de la petrolera YPF a la española Repsol debido a la ausencia de su difunto esposo y antecesor, Néstor Kirchner.

“Quiero confesarles algo: nunca había estado tan nerviosa. (…) Más que nervios, estaba angustiada”, dijo la mandataria en un acto público, ante escolares, en la provincia de Buenos Aires.

La mandataria calificó de “difícil” su decisión de enviar al Parlamento un proyecto para expropiar el 51% de las acciones de YPF a Repsol y decretar la intervención de la que es la mayor productora de hidrocarburos del país.

Pero afirmó que esa decisión cambiará “definitivamente el perfil de un país que un momento creyó que se podía vivir sin trabajar y sin producir”.

Fernández dijo que su estado de ánimo el día del anuncio no tenía que ver con “inseguridades o dudas” sino a que su esposo, fallecido en octubre de 2010, “no pudiera estar presente en un hecho tan trascendente”.

“Esa era mi terrible angustia. Es cierto: nunca estuve tan angustiada, tan nerviosa, antes de hablar. En ese momento sentí la necesidad de que él estuviera ahí presente”, sostuvo.

“Acá estamos, apechugando, poniéndole el pecho a lo que haya que ponerle porque estamos absolutamente convencidos de que los argentinos debemos manejar nuestros recurso naturales”, añadió la mandataria.

Buenos Aires, 24 abr (EFE).- Una jueza de Argentina ordenó la suspensión cautelar de los derechos sobre acciones de la petrolera YPF que la española Repsol vendió el año pasado en la Bolsa de Nueva York, informaron hoy a Efe fuentes del caso.

La medida fue adoptada el pasado viernes por la magistrada Edith Cristiano, a cargo del Juzgado del Trabajo de la sureña ciudad de Río Grande, provincia de Tierra del Fuego, a solicitud de la Federación de Ex Agentes de YPF, que reúne a unos 25.000 antiguos empleados de la compañía que reclaman ser reconocidos como accionistas.

Cristiano ordenó a YPF, bajo intervención estatal desde el 16 de abril pasado, que suspenda los derechos políticos y económicos de las 45.212.888 acciones de la petrolera argentina que cotizan en la Bolsa de Valores de Nueva York representativas del 11,5 % del paquete accionarial de YPF que Repsol ofertó en ese mercado en marzo de 2011.

La medida es cautelar ya que fue adoptada hasta que se resuelva sobre la nulidad de la venta planteada por la Federación de Ex Agentes de YPF, explicaron a Efe los abogados de ese colectivo.

La orden implica, en términos concretos, que los tenedores de dichas acciones no podrán percibir dividendos ni votar en las asambleas de accionistas.

Según los demandantes, en la venta de marzo de 2011 Repsol violó presuntamente una orden judicial de febrero de 2011 del juez federal argentino Oscar Valentinuzzi que impedía al grupo español vender sus acciones en YPF debido a una demanda presentada por la Federación de Ex Agentes.

Según los demandantes, en 1990 se estableció que el 10 % de las acciones de YPF quedara en manos de los trabajadores mediante el Programa de Propiedad Participada (PPP), titular de acciones clase C.

Pero en 1997, de acuerdo a los querellantes, el Estado argentino y el directorio de YPF pusieron en venta esas acciones sin la autorización de los trabajadores mediante un decreto del entonces presidente argentino, Carlos Menem, que en 2001 fue declarado inconstitucional e invalidado por la Corte Suprema.

Repsol adquirió el 98 por ciento del paquete accionarial de la mayor petrolera argentina en 1999.

En octubre de 2002 el Estado argentino promulgó una ley para indemnizar a los extrabajadores de YPF con bonos por un total de 100 millones de dólares, muy por debajo del monto reclamado por los demandantes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo