La UE despeja la duda sobre el déficit español al ratificar el desvío fiscal

Por Publimetro Colombia

Bruselas, 23 abr (EFE).- La Unión Europea confirmó hoy el desvío fiscal español en 2011 del que había alertado el Gobierno de Mariano Rajoy -un déficit público del 8,5 % en lugar del 6 % previsto-, lo que despeja todas las dudas sobre la validez de las cifras.

La cifra de déficit española es la tercera más elevada de la Unión Europea tras la de Irlanda (13,1 % del PIB) y la de Grecia (9,1 %), ambos países que han necesitado un rescate.

La deuda estatal española, por su parte, alcanzó en 2011 el 68,5 % del PIB, ocho puntos y medio más de lo que permite el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC), lo que sitúa a España entre los catorce países que incumplen las normas comunitarias.

La Comisión Europea no quiso anticipar acontecimientos hoy y explicó que sólo decidirá si España necesita ser sometida a mayor supervisión fiscal comunitaria una vez se hayan publicado las previsiones económicas de primavera el próximo 11 de mayo, pero que de momento “continúa supervisando y analizando la situación”, indicaron a Efe fuentes comunitarias.

El déficit de 2011 fue, no obstante, menor que el de los dos años precedentes -9,3 % y 11,2 %-, aunque casi el doble que en 2008 (4,5 % del PIB).

La deuda, en cambio, ha mantenido una tendencia alcista en los últimos cuatro años: 40,2 % en 2008, 53,9 % en 2009, 61,2 % en 2010 y 68,5 en 2011.

El agujero en las cuentas públicas españolas llegó en 2011 a los 91.344 millones de euros por el déficit (frente a los 98.166 del año anterior) y a los 734.961 millones en materia de deuda (por encima de los 643.136 de 2010).

El gasto gubernamental se redujo al 43,6 % del PIB (frente al 45,6 % de 2010 y al 46,3 % de 2009) y los ingresos supusieron el 35,1 % (por debajo del 36,3 % un año antes y la misma cifra que en 2009).

Eurostat también reveló hoy que el nivel de préstamos intergubernamentales para España y en el contexto de la crisis fue de 8.717 millones de euros, muy superior a los 2.598 millones de 2010, lo que equivale al 0,8 % del PIB y al 0,2 %, respectivamente.

El baile de cifras y el aumento progresivo del déficit de 2011 que trajo consigo el cambio de Gobierno en España había incomodado a la Comisión Europea y algunos medios de comunicación llegaron a hablar abiertamente de que España había inflado sus cifras.

La estadística de hoy de Bruselas reafirma la validez de los datos españoles, a diferencia de los de otros países como Irlanda o Reino Unido sobre los que Eurostat mantiene ciertas reservas por diversos motivos.

La oficina estadística facilitó también hoy el balance para la zona del euro y la UE, donde el déficit en 2011 se situó en el 4,1 % del PIB y el 4,5 %, respectivamente, en torno a dos puntos porcentuales menos en ambos casos que en 2010.

La deuda pública de la zona del euro subió al 87,2 % del PIB en 2011 desde el 85,3 % del PIB que había registrado en 2010, mientras que en la UE paso del 80,0 % al 82,5 %.

Los mayores déficit públicos de 2011 fueron los de Irlanda (13,1 % del PIB), Grecia (9,1 %), España (8,5 %), el Reino Unido (8,3 %), Eslovenia (6,4 %) Chipre (6,3 %), Lituania (5,5 %), Francia y Rumanía (ambos un 5,2 %) y Polonia (5,1 %).

Los más bajos, en cambio, se registraron en Finlandia (0,5 % del PIB), Luxemburgo (0,6%) y en Alemania (1,0 %).

Hungría, Estonia y Suecia obtuvieron un superávit del 4,3 %, del 1,0 % y del 0,3 %, respectivamente, aunque en el caso de Budapest en realidad la Comisión Europea suspenderá a partir del 1 de enero de 2013 parte de los fondos de cohesión si no se revierte la situación, por incumplir reiteradamente el objetivo de déficit y porque el superávit se debe a la inclusión de medidas excepcionales.

En total, 24 Estados miembros mejoraron sus balances públicos en 2011 comparado con 2010, mientras que dos (Chipre y Eslovenia) los empeoraron y uno (Suecia) no registró cambio alguno.

Bruselas, 23 abr (EFE).- La Comisión Europea (CE) considera que los datos publicados hoy por Eurostat sobre el déficit de España “despejan las dudas” sobre la fiabilidad de las cifras ofrecidas por este país, y esperará a contar con más información económica para sacar “conclusiones” sobre posibles sanciones por déficit excesivo.

Los datos difundidos hoy por la oficina comunitaria de estadística “aportan una clarificación muy importante, y deben despejar todas las dudas mantenidas en cierto momento sobre la posición de partida de 2012”, dijo el portavoz de Asuntos Económicos y Monetarios, Amadeu Altafaj en la rueda de prensa diaria al ser preguntado por el caso de España .

Las cifras “corresponden a las que nos fueron comunicadas por las autoridades españolas”, lo que, según Altajaf, demuestra que “toda especulación y todo rumor que circuló en enero sobre la manipulación o el desvío de datos no tenía razón de ser”.

El déficit de España en 2011 “fue el que Eurostat acaba de confirmar”, del 8,5 %, recalcó el portavoz.

Preguntado sobre si Bruselas contempla imponer sanciones a España por déficit excesivo, Altafaj afirmó que la Comisión “no sacará conclusiones” hasta tener información económica completa sobre este país.

A los datos publicados hoy se añadirá la presentación del “programa de estabilidad actualizado” por parte de las autoridades españolas que espera Bruselas para finales de este mes, según Altafaj, quien añadió que la Comisión “ha tenido indicaciones de que recibiremos el documento a tiempo”.

El programa de estabilidad “nos debe dar una idea mas clara de los esfuerzos de consolidación presupuestaria para este año y para el año próximo”, y se tendrá en cuenta para la elaboración de las previsiones económicas de primavera de la CE, que incluye proyecciones sobre crecimiento, el déficit y deuda nacionales, y que se publicarán el 11 de mayo.

Las cifras publicadas hoy “son un elemento muy importante de nuestro análisis económico”, quien recalcó que “no sacará ninguna conclusión de un dato aislado”.

El portavoz hizo hincapié en que la Comisión “no tiene ninguna duda sobre la fiabilidad de los datos ofrecidos por la oficina estadística española y sobre el compromiso del Gobierno español por ofrecer claridad”.

Altafaj precisó que lo que “lamentó” la CE fue la desviación, que, según dijo, estaba relacionada en gran medida con “los desvíos a nivel regional”.

Estas circunstancias “subrayan la importancia de aplicar las nuevas normas de estabilidad para tener desarrollos fiscales más previsibles a nivel regional, ya que las regiones manejan una gran parte el gasto”, añadió.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo