El ministro británico de Economía defiende el préstamo de su Gobierno al FMI

Por Publimetro Colombia

Londres, 21 abr (EFE).- El ministro británico de Economía, George Osborne, defendió hoy su decisión de prestar 10.000 millones de dólares al Fondo Monetario Internacional (FMI) al considerar que mantener la economía mundial “lo más saneada posible” beneficia los intereses del Reino Unido.

En declaraciones a la emisora británica Radio 4, el ministro negó además que ese dinero esté destinado a apoyar al euro o que corra peligro.

“El Reino Unido tiene un grandísimo interés en que haya una economía mundial estable e instituciones como el FMI contribuyen a asegurar esa estabilidad. Si no tienes eso, se pierden empleos en el Reino Unido y la economía británica sufre”, explicó el titular de Economía al programa.

El FMI consiguió ayer el compromiso del G20 de elevar los recursos del organismo en 430.000 millones de dólares para ampliar sus recursos, en su intento por consolidar un “círculo de protección” y fortalecer la estabilidad financiera internacional.

“Nosotros somos muy claros en que nuestro dinero va con condiciones. La primera, es un préstamo que tiene intereses y se paga de vuelta y nadie jamás ha perdido dinero al prestarlo al FMI”, dijo Osborne.

El ministro también especificó que ese dinero no se trata de “un fondo especial del euro”.

“No estoy fingiendo que la zona euro no tenga problemas, pero al final tenemos que ser, como Reino Unido, personas que creemos en instituciones internacionales fuertes como el FMI”, consideró.

Por otro lado, el titular de Economía también defendió el presupuesto general del Estado que presentó el pasado 21 de marzo y que incluye significativos cambios en el sistema impositivo.

Entre otros, Osborne anunció la rebaja del 26 al 24 % del impuesto de sociedades, que grava los beneficios empresariales, así como una reducción del 50 al 45 % a partir de abril de 2013 del impuesto sobre la renta para los ciudadanos con ingresos superiores a las 150.000 libras anuales (179.000 euros).

Esta medida, que fue muy bien recibida por la patronal de empresarios y criticada por la oposición laborista, se compensa con una concesión fiscal para las clases menos pudientes, al elevarse a 9.205 libras (10.953 euros) el umbral de ingresos a partir del cual habrá que empezar a pagar impuestos.

“Creo que las decisiones que adoptamos en el presupuesto para hacer el sistema impositivo más competitivo y contribuir al crecimiento empresarial fueron las decisiones adecuadas, y son las decisiones adecuadas”, defendió hoy el ministro.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo