Italia revisa a la baja su previsión de crecimiento y eleva la del déficit hasta el 1,7 por ciento

Por Publimetro Colombia

Roma, 18 abr (EFE).- El Gobierno de Italia anunció hoy una revisión a la baja en su previsión de crecimiento económico y el aumento de una décima en su estimación del déficit público para 2012, hasta el 1,7 % del PIB, aunque insiste en que se acercará al equilibrio presupuestario en 2013 sin más planes de ajuste.

El Consejo de Ministros italiano, presidido por el jefe del Ejecutivo y titular de Economía, Mario Monti, aprobó este miércoles en Roma su Documento de Economía y Finanzas (DEF), que contiene sus políticas macroeconómicas y las previsiones que Italia tiene que presentar a la Unión Europea antes del próximo día 30.

“Combatimos todos los días para evitar el dramático destino de Grecia, donde se viven importantes recortes y se han producido 1.725 suicidios en los últimos dos años. Estas son las condiciones verdaderamente dramáticas de la crisis”, comentó Monti en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

En el DEF aprobado hoy, con estimaciones basadas en la mayor recesión que se vislumbraba ya en diciembre, el Ejecutivo italiano, que aprobó en diciembre un plan de ajuste de más de 30.000 millones de euros, cifra en el 1,7 % de su PIB el déficit público con el que el Estado cerrará 2012, frente al 3,9 % de 2011.

En 2013, el Ejecutivo prevé que el déficit del Estado se reduzca hasta el 0,5 % del PIB, cuatro décimas por encima de la anterior previsión, y que precisamente ese 0,1 % pronosticado para el año que viene no se logrará hasta 2014, llegando al equilibrio absoluto en 2015.

En cualquier caso, la revisión de la estimación del Ejecutivo no impedirá a Italia, cuyo Parlamento aprobó ayer de modo definitivo la reforma que introduce en la Constitución la exigencia del equilibrio presupuestario, cumplir con el pacto de estabilidad europeo.

Estas previsiones contrastan con las divulgadas ayer por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que indican que Italia no logrará cuadrar las cuentas antes de 2017, con un déficit del 2,4 % este año y del 1,5 % en 2013.

En cuanto a las previsiones sobre la economía, el Ejecutivo empeora sus pronósticos para el PIB del país en 2012, cuando estima que se contraerá un 1,2 %, frente al 0,4 % indicado anteriormente, para crecer en 2013 un ligero 0,5 % hasta llegar al crecimiento del 1 % y del 1,2 % en 2014 y 2015, respectivamente.

Las autoridades comunitarias y el Banco de Italia habían previsto un retroceso del PIB italiano del 1,3 % y 1,5 %, respectivamente, para este 2012, mientras que el FMI pronostica una contracción económica del 1,9 % en 2012 y del 0,3 % en 2013, con una ligera recuperación en el último trimestre del año que viene en términos interanuales del 0,7 %.

“El crecimiento económico es hoy la preocupación principal de los ciudadanos. La palabra crecimiento es la más invocada por los responsables de la política a nivel italiano y europeo, pero diría también del G8 y del G20 (…) Se está pagando un precio altísimo en términos económicos, sociales y humanos para las familias, las empresas y los trabajadores”, dijo Monti.

“Somos bien conscientes y queremos convencer a los ciudadanos de que esto es solo el inicio de una operación que durará muchos años, lo que no quiere decir que estaremos muchos años sin crecimiento y que no se aliviará esta difícil situación. Pero la reconstrucción de la economía italiana requerirá muchos años”, agregó.

Monti indicó que en Italia “es necesario luchar contra la corrupción, el trabajo en negro y la evasión fiscal”, y afirmó que la “desesperación” de la ciudadanía por el momento que pasa la economía habría sido “aún mayor” si el Estado italiano “hubiese sido arrastrado a la suspensión de pagos”.

Italia, la tercera economía de la zona euro y que cerró 2011 con una deuda pública del 120,1 % de su PIB, estima que el endeudamiento del Estado (al neto de los préstamos directos a Grecia y de su participación en los fondos de estabilidad europeos) será del 120,3 % en 2012 y del 117,9 % en 2013, para bajar al 110,8 % en 2015.

En una de las partes del DEF, el Ejecutivo explica que el conjunto de las reformas llevadas a cabo en materia de liberalizaciones y simplificaciones normativas producirá de 2012 a 2020 un impulso acumulado total sobre el crecimiento del PIB de 2,4 puntos porcentuales, que sería de 5 puntos si se intensificaran.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo