Repsol cifra en 10.500 millones de dólares su participación en YPF

Por Publimetro Colombia

Madrid, 17 abr (EFE).- La petrolera española Repsol cifra en 10.500 millones de dólares su participación del 57,4 % en su filial argentina, a la que otorga un valor total de 18.300 millones de dólares, en virtud de la Ley de Privatización y Estatutos de YPF.

La compañía española entiende que para llevar a cabo la expropiación del 50,1 por ciento el Gobierno del país austral debería lanzar una opa, informó en una conferencia de prensa en Madrid el presidente de Repsol, Antonio Brufau.

Según los estatutos de YPF, de la que Repsol controla el 57,4 %, en el supuesto de una adquisición igual o superior al 15 %, el comprador debe formular una oferta pública de adquisición (opa) por la totalidad de las acciones de la compañía y en efectivo.

En este caso, el criterio aplicable para determinar el precio por acción de YPF consistiría en multiplicar el PER (ratio por acción) máximo registrado por la compañía de los dos últimos años por el resultado neto por acción de los últimos doce meses.

El resultado de esta operación arrojaría un precio por acción de YPF de 46,55 dólares, lo que supondría valorar el total de la compañía en 18.300 millones de dólares.

“Vamos a pedir lo que tenemos derecho y lo que pagamos en su momento, que fue mucho más de la cotización porque los cálculos así lo daban. Nuestra reclamación económica estará basada en ese precio” (18.300 millones), dijo Brufau, que avanzó que habrá “más demandas” y se abrirán “otro tipo de procedimientos”.

En cuanto a la participación del 6 % que le quedaría a Repsol en YPF tras la expropiación, Brufau señaló que habrá que ver cuál es la valoración final de la compañía para adoptar una decisión al respecto.

“Imagino que el gobierno (argentino) intentará no cumplir con lo que tiene que hacer”, afirmó el presidente de la petrolera española, quien anunció que recurrirá al arbitraje internacional.

“Me gustaría creer que la decisión no es irreversible, pero no soy optimista”, agregó Brufau, que auguró una larga y dura batalla de hasta dos años y lamentó que la presidenta argentina no se haya reunido con él porque, según sus ministros, “la señora estaba enojada”.

También dijo que han recibido ofertas para participar en YPF por ese precio (46,55 dólares por acción) y lamentó que la presidenta argentina, Cristina Fernández, no las haya querido escuchar porque, en su opinión, tenía tomada la decisión de expropiar la compañía desde el primer día.

Según Brufau, a partir de ahora ninguna empresa se aventurará a entrar en una compañía cuya propiedad está en litigio. “Si yo fuera un colega mío le diría que esperase a ver qué pasa”, añadió.

Para Brufau, el descubrimiento de hidrocarburos de “Vaca Muerta” es, sin lugar a dudas, la causa de la nacionalización, así como el insostenible modelo energético de subsidios de Argentina que lleva a un “consumo desaforado de gas y a facturas no pagables”.

“En Repsol no pagamos comisiones, somos los más competitivos y tenemos los mejores precios. A lo mejor nos pasan factura por esto”, dijo Brufau, quien acusó al Gobierno de Argentina de manipular los datos de YPF en cuanto a reservas, inversiones o producción.

Por otra parte, afirmó que sus socios en YPF, la familia Eskenazi (que controla el 25 %), están enormemente preocupados y dispuestos a iniciar acciones legales para defender sus intereses.

Madrid, 17 abr (EFE).- El presidente de Repsol, Antonio Brufau, acusó hoy al Gobierno de Argentina de haber llevado a cabo una campaña de “hostigamiento, coacciones y filtraciones interesadas y planificadas” para provocar el derrumbe del precio de YPF y facilitar así su expropiación a precio de saldo.

En una conferencia de prensa en Madrid, Brufau calificó la intención del Gobierno argentino de nacionalizar la filial de Repsol de acto “absolutamente ilegítimo e injustificable” y relacionó esta actuación con el descubrimiento del yacimiento “Vaca Muerta”, uno de los más importantes de los últimos años.

El presidente de la petrolera española anunció que recurrirá al arbitraje internacional y exigirá una compensación “pronta” por las acciones expropiadas, al menos por la misma cantidad que la que le correspondería a los accionistas de acuerdo con la ley y que la compañía cifra en 46,55 dólares por acción, lo que supone valorar YPF en 18.300 millones de dólares.

Según Brufau, los importantes hallazgos de hidrocarburos no convencionales realizados en Argentina son “muy golosos” y hay gente que opina que no se pueden dejar en manos de quienes, como YPF, tienen derecho a gestionarlos.

En este sentido, aseguró que Repsol ha recibido por escrito ofertas “interesantes” para participar en YPF.

El presidente de Repsol explicó que pese a sus reiterados intentos de reunirse con la presidenta argentina, Cristina Fernández, para tratar de buscar una solución negociada al conflicto desatado en torno a YPF, la mandataria se negó.

“He pedido poder hablar con Cristina para intentar saber qué es lo que quiere y cómo podíamos todos llegar a acuerdos. No ha sido posible porque está muy ocupada. No he tenido oportunidad de verla”, lamentó Brufau, quien recordó que Argentina tampoco ha querido escuchar al Gobierno español.

El presidente de Repsol criticó también el asalto a la sede de YPF protagonizado ayer por funcionarios argentinos, a los que vieron “echando a nuestra gente y tomando el control de la compañía antes incluso de que la presidenta acabase de explicar el decreto de expropiación”.

“Estos actos no quedarán impunes”, advirtió Brufau, quien ha recordado que el representante del Estado argentino en el directorio de YPF “ha apoyado a lo largo de una década todas y cada una de las decisiones” adoptadas.

En su opinión, la intención de expropiar YPF también está relacionada con la profunda crisis económica y social por la que atraviesa Argentina, consecuencia, entre otros motivos dijo de malas decisiones en política energética.

“Esta no es la Argentina querida. La gente argentina merece más cosas que las que estamos viendo”, afirmó Brufau.

También defendió las inversiones realizadas en el país sudamericano e insistió en que se trata de una decisión “discriminatoria” porque la nacionalización sólo afecta a YPF y porque, dentro del capital de ésta, sólo a las acciones en manos de Repsol.

“¿Cómo se nos puede decir que somos el único responsable?. Si esto no es discriminación, ¿qué es?. Somos una compañía española y hay ganas de bronca”, agregó Brufau.

Actualmente, Repsol controla el 57,4 % del capital de YPF, compañía de la que el Ejecutivo argentino pretende controlar el 51 % mediante la expropiación de sus acciones.

Madrid, 17 abr (EFE).- El presidente de Repsol, Antonio Brufau, planteó a la presidenta argentina, Cristina Fernández, la posibilidad de que tanto las provincias como el Estado central participaran en futuras inversiones de YPF, así como de consensuar el nombramiento de un nuevo presidente.

Ante el rechazo de Fernández de reunirse con él, Brufau le remitió una carta, fechada el 2 de abril, en el que le presenta un nuevo plan de negocios de YPF para incrementar un 30 % la producción actual de petróleo de país y en un 20 % la de gas en cinco años, lo que requeriría 30.000 millones de dólares de inversión.

En una segunda etapa, añade la misiva, el plan permitiría llegar a Argentina al millón de barriles por día de producción y autoabastecer la demanda de gas, para lo que se necesitarían otros 12.000 millones de dólares de inversión al año.

Y para afrontar este plan, Brufau señala que se había avanzado en la búsqueda de socios, “altamente atraídos por el potencial de hidrocarburos no convencionales de Argentina”, para ceder parte de su participación en concesiones.

Además, el presidente de Repsol y de YPF planteaba considerar “una presencia pública” en este “enorme esfuerzo inversor” de acuerdo al interés de cada provincia y del Estado.

“Las provincias y el Estado Nacional podrían tomar una participación en la inversión en cada campo, en la escala que estimen oportuna”, añade la misiva, en la que ofrece “consensuar” con Cristina Fernández el nombramiento de un nuevo presidente en YPF, “en quien representase el sentimiento nacional”.

Brufau expresa asimismo su deseo de que los objetivos de YPF se alineen con los del Estado y muestra su pesar porque las relaciones con el Gobierno argentino hayan cambiado de forma significativa a lo largo de este año sin que “desafortunadamente” la compañía conozca los motivos.

El presidente de Repsol ha anunciado hoy que reclamará a Argentina, al menos, 10.500 millones de dólares (8.000 millones de euros) por su participación del 57,4 % en YPF, tras la decisión del Gobierno argentino de iniciar la expropiación del 51 % de la petrolera.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo