El FMI prevé leve alza del crecimiento mundial gracias a EE.UU. y los emergentes

Por Publimetro Colombia

Washington, 17 abr (EFE).- La economía mundial se ha fortalecido gradualmente desde enero, empujada por las señales positivas de EEUU y el “suave aterrizaje” de China, y crecerá al 3,5 % en 2012 y 4,1 % en 2013, según las “Perspectivas Económicas Globales” publicadas hoy por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Cada uno de datos supone una mejora de dos décimas, frente a los anticipados por el FMI en enero (3,3 % y 3,9 %), e incluyen una leve revisión al alza para la eurozona, pese a que el Fondo mantiene que cerrará 2012 en recesión.

El Fondo recortó la contracción de la economía de la eurozona de 0,5 % a 0,3 % para 2012, y subrayó la vuelta al terreno positivo en 2013, que cifró en 0,9 % frente al anterior 0,8 %, pese a remarcar el contexto de “debilidad” del viejo continente.

Las causas de esta revisión global se encuentran, según el FMI, en los recientes datos económicos de EEUU, la resistencia mostrada por las economías emergentes ante la reducción de la demanda de las avanzadas y las mejores respuestas políticas dadas por las autoridades europeas a la crisis de la deuda.

En este sentido, el organismo internacional remarcó que las economías emergentes siguen a buen rendimiento, pese al freno de las economías avanzadas, y se espera que crezcan al 5,7 % en 2012 y al 6 % en 2013, dos décimas y una décima más de lo pronosticado en enero.

El gigante asiático, China, sigue liderando este “suave aterrizaje”, con cifras para los próximos dos años superiores al 8 % (8,2 % y 8,8 %), seguido por India, que crecerá en torno al 7 % (6,9 % y 7,3 %) en el mismo periodo.

En el otro hemisferio, Latinoamérica también continúa con su sólido ritmo de crecimiento, a una tasa estimada del 3,7 % en 2012 y 4,1 % en 2013 (frente a 3,5 % y 4 % previstos en enero), gracias al mantenimiento de los precios de las materias primas, las acertadas políticas macroeconómicas y el regreso de los flujos de capital.

Las principales economías de la región, Brasil y México, ven también incrementadas sus perspectivas de crecimiento para los próximos dos años, con un 3 % y un 4,1 % por lo que respecta a Brasil, y 3,6 % y 3,7 % por lo que respecta a México, y continúan como motores de la región.

No obstante, y pese a dibujar un panorama ligeramente más optimista que en enero, el Fondo advierte de que la economía mundial aún muestra evidentes signos de “fragilidad”, e insta a las economías avanzadas a mantener la senda de reformas.

Precisamente, subraya el FMI, son las economías avanzadas las que encaran los principales riesgos a la baja.

Por un lado, el ritmo de ajuste en la consolidación fiscal en algunos países puede frenar el crecimiento global, y debería equilibrarse en el medio plazo, especialmente en el caso de EE.UU. y Japón, para no acabar afectando a la demanda mundial.

Por otro, el alto endeudamiento del sector financiero, principalmente en Europa, ha provocado una disminución del crédito disponible con considerables efectos sobre las débiles economías de la eurozona por lo que es necesario estimular su flujo a niveles normales.

En lo que respecta a Oriente Medio y el Norte de África, la situación económica permanece contenida debido a la agitación civil y la incertidumbre política, con un crecimiento estimado del 4,2 % en 2012 (3,6 % en enero) y del 3,7 % (4,4 % en enero) en 2013.

Además, el FMI advierte sobre posibles efectos de una nueva caída de la demanda energética con efectos sobre los países productores en la región, quienes han incrementado recientemente el gasto público hacia las clases más desfavorecidas.

Por último, el África subsahariana crecerá un 5,4% (5,5% en enero) en 2012 y un 5,3 % (igual en enero) en 2013 gracias a los altos precios del petróleo, los minerales y otras materias primas, con Nigeria, Angola y Kenia a la cabeza.

Washington, 17 abr (EFE).- El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha indicado hoy en la presentación de su nuevo informe de política fiscal que las economías avanzadas continuarán ampliando la consolidación de sus presupuestos hasta 2013, aunque ha advertido de que los recortes excesivos pueden afectar al crecimiento.

La zona del euro encabezará los recortes del déficit hasta llegar al 3,2 % del producto interior bruto (PIB) en 2012, cifra que se reducirá al 2,7 % en 2013, mientras continúa la presión de los mercados sobre algunas economías como España e Italia.

El informe del FMI destaca que “el desafío será asegurar el progreso continuado hacia unas finanzas públicas sostenibles mientras se evita una reducción de la actividad”.

En este sentido, el Fondo reconoce que algunos ajustes se están llevando a cabo “en un contexto de fuerte presión de los mercados”, lo que no permite espacio fiscal para maniobrar y evitar que quede afectado el crecimiento económico.

“Esto es especialmente cierto porque la confianza se pierde con más facilidad que se recupera”, indica el informe, que recomienda a los países con mayor margen presupuestario que dejen en 2012 y 2013 “operar a los estabilizadores automáticos junto con sus planes de ajuste, ante una ralentización del crecimiento mayor de lo esperado”.

En general, los países ricos reducirán sus déficit presupuestarios al 5,7 % del PIB en 2012 y al 4,5 % en 2013, según las previsiones del FMI, organismo que reconoce el difícil “dilema” al que se enfrentan las autoridades económicas para no minar el crecimiento con recortes.

Japón, el país con la mayor deuda pública en relación con el tamaño de su PIB entre los industrializados, será el único país rico que no conseguirá en 2012 reducir significativamente el déficit, aunque lo rebajará en 2013 del 10 % al 8,7 %.

Según estas proyecciones, Estados Unidos conseguirá reducir su déficit público un punto y medio en 2012, hasta el 8,1 %, para bajar al 6,3 % en 2013, gracias a los recortes presupuestarios pactados entre el Gobierno de Barack Obama y la oposición republicana.

Alemania, por su parte, mantendrá su disciplina presupuestaria, con un déficit del 0,8 % en 2012 y del 0,6 % en 2013.

En la zona del euro, destacan las previsiones del FMI para España, que no podrá bajar del 6 % de déficit en 2012, lo que superaría el 5,3 % previsto por el Gobierno.

El FMI pronostica que en 2013 el dato bajaría solo tres décimas, hasta el 5,7 %, cifra también superior al 3 % previsto oficialmente.

De acuerdo con estas previsiones, el Gobierno italiano conseguiría rebajar en 2012 el déficit del 3,9 al 2,4 % y situarlo en el 1,5 % en 2013, debido a las reformas del mercado laboral y en la Administración.

Francia, que ha creado un nuevo impuesto “social” al consumo, pasará de un déficit del 4,6 % en 2012 al 3,9 % el año próximo, de acuerdo con el FMI.

El escenario de recortes y búsqueda de la sostenibilidad de la deuda en países con problemas de financiación se complementa con las referencias a Irlanda, Portugal y Grecia, que se han visto obligados a recibir la ayuda internacional a cambio de someterse a unos programas de austeridad drásticos para asegurar la estabilidad de euro.

Irlanda y Portugal han puesto en marcha aumentos de los impuestos y recortes de gastos para recortar el déficit en el medio plazo.

Grecia, el más afectado por los recortes, ha reducido empleados públicos, pensiones, gastos en sanidad y ha aumentado los impuestos, en un plan de medidas de austeridad que ha generado grandes protestas de la población.

Esta situación en las balanzas fiscales de los países desarrollados contrasta con los datos de las economías emergentes, cuyo déficit global seguirá estable en torno al 2,1 % hasta 2013, según las previsiones del FMI.

Washington, 17 abr (EFE).- El Departamento del Tesoro de EE.UU. reiteró hoy que no tiene intenciones de ampliar sus aportaciones al Fondo Monetario Internacional (FMI) y recordó que es necesario que la Eurozona siga consolidando sus defensas para evitar agravar la recesión con excesiva austeridad.

La subsecretaria de Asuntos Internacionales del Tesoro, Lael Brainard, indicó en una rueda de prensa previa al inicio de los Encuentros de Primavera que la volatilidad en los mercados para colocar la deuda de países como España “son un recuerdo aleccionador de que los ajustes en marcha en Europa requieren esfuerzos sostenidos”.

Asimismo, la funcionaria del Tesoro pidió a la Eurozona que mantenga “un cuidadoso equilibrio para evitar una espiral negativa de austeridad y recesión”.

Brainard pidió a las autoridades de la Unión Europea que de manera adicional a un aumento de los fondos de rescate se trabaje para consolidar una mayor integración fiscal y “se preparen para trabajar conjuntamente para apoyar a los países mientras implementan sus reformas”.

El Tesoro indicó que EE.UU. no tiene planes de elevar sus aportaciones al FMI, pese a que su directora gerente, Christine Lagarde, ha pedido que ese debate se abra esta semana durante los Encuentros de Primavera del Fondo y el Banco Mundial.

La Unión Europea, Japón y países escandinavos han comprometido en los últimos días un monto que rondaría los 286.000 millones de dólares en fondos adicionales para el FMI, que quiere aumentar sus recursos como “círculo de protección internacional” ante una extensión de la crisis.

Estados Unidos había exigido anteriormente a Bruselas que ampliara los fondos para dotar de más dinero al “cortafuegos” europeo que evite contagios desde la zona euro.

Por ello, Brainard recordó hoy que el papel del FMI debe ser suplementario.

Según fuentes cercanas al FMI, la institución multilateral espera que el aumento de las aportaciones de capital de sus socios ronde los 400.000 millones de dólares adicionales.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo