Los desastres naturales despiertan a América Latina ante los efectos del cambio climático

Por Publimetro Colombia

Quito, 30 mar (EFE).- Las inundaciones en Ecuador, Colombia y Centroamérica, la sequía en México y la intensificación de los huracanes en el Caribe han despertado a América Latina ante los efectos del cambio climático y la necesidad de actuar sin esperar a lo que hagan los países ricos, según apuntaron expertos.

Aunque es muy difícil determinar que un evento climático “extremo” específico fue provocado directamente por el calentamiento del planeta, los científicos predicen que a medida que aumenta la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera esos desastres serán más frecuentes y más intensos.

“Lo que hemos visto hasta ahora es realmente muy pequeño en comparación a lo que nos arriesgamos si dejamos que la temperatura suba tres o cinco grados, algo que es posible si no somos cuidadosos”, alertó el jueves Nicholas Stern, execonomista jefe del Banco Mundial y uno de los expertos más escuchados sobre cambio climático, quien lleva una semana en Ecuador.

Felipe Gómez, asesor de la Dirección de Cambio Climático de Colombia, explicó en una conferencia en Quito que para su país las devastadoras inundaciones de 2010 y 2011, uno de los mayores desastres naturales de su historia, supusieron un punto de inflexión.

Causaron 490 muertos, 3,9 millones de damnificados y destruyeron 12.000 viviendas, informó.

“Eso prendió las alarmas en Colombia para empezar a tratar el tema a nivel de todo el Estado”, dijo a Efe Gómez.

El desastre causó pérdidas valoradas en 6.400 millones de dólares y obligó al Gobierno a modificar sus prioridades de desarrollo para tener en cuenta los efectos del cambio climático, explicó.

En el Caribe y Centroamérica se ha constatado un aumento de la intensidad de los huracanes, que se desarrollan más cerca de la costa, lo que da menos tiempo para prepararse a los países en los que tocan tierra, según dijo a Efe Kenrick Leslie, director ejecutivo del Centro de Cambio Climático de la Comunidad Caribeña.

Asimismo, mientras que el volumen de lluvias anual se ha mantenido constante en ciertas islas, el agua cae de forma torrencial en algunas épocas de año, al tiempo que en otras hay sequía, explicó.

Según los cálculos de la Comunidad del Caribe (Caricom) presentados por Leslie, si no se toman medidas para mitigarlo el calentamiento global reducirá su producto interno bruto (PIB) en un 5 % en 2025 y en un 75 % en 2100.

Ese costo incluye la erosión de las playas, con el consecuente perjuicio para el sector turístico, la destrucción de infraestructura en la costa por el aumento del nivel del mar y los daños provocados por los eventos climáticos “extremos”, según Leslie.

México, que sufre actualmente la mayor sequía en 70 años, calcula que podría perder el 6 % de su PIB por el cambio climático, de acuerdo con Elías Freig, miembro de la Comisión Nacional del Agua.

Mientras, el agua es lo que sobra actualmente en Ecuador, donde las inundaciones en la costa y en partes de los Andes han producido 27 muertos en lo que va de año.

La experiencia ha llevado a los países de la región a desarrollar planes frente al cambio climático, que incluyen el desarrollo de energías alternativas, el manejo de los desechos sólidos y la creación de comités sobre el tema en los que participa el ministerio de finanzas, que controla el presupuesto público, en lugar de tratarse solo al nivel del ministerio de ambiente.

Además, algunos países admiten la posibilidad de aceptar objetivos de reducción de sus propias emisiones.

Hasta hace poco tiempo solo los pedían para las naciones ricas, que son los que tienen mayor responsabilidad por el cambio climático por el volumen de dióxido de carbono que han dispersado en el ambiente a lo largo del último siglo.

“Los países desarrollados deberán reducir en un 80 % sus emisiones con respecto a 1990 para el 2050, por ejemplo, mientras que los países en vías de desarrollo deberíamos reducirlas en un 30 ó un 35 %”, dijo a Efe Freig.

Por su parte, Gómez destacó que “no importa lo que estén haciendo China, Estados Unidos o la Unión Europea, nosotros tenemos una responsabilidad con las generaciones futuras”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo