La OCDE subraya las divergencias en la recuperación entre EEUU y Europa

Por Publimetro Colombia

París, 29 mar (EFE).- La OCDE subrayó hoy las divergencias en el ritmo de recuperación económica entre Estados Unidos, donde la mejora respecto a finales de 2011 es evidente, y Europa, donde pese a algunos signos alentadores la situación se mantiene “frágil” y varios de sus grandes países sufren un retroceso en su actividad.

“Hay signos de actividad más firme en Estados Unidos”, sobre todo si se comparan con los que se perciben en la zona euro, destacó el economista jefe de la OCDE, Pier Carlo Padoan, al presentar en conferencia de prensa su informe preliminar de perspectivas para los países del G7 (Alemania, Canadá, EE. UU., Francia, Italia, Japón, R. Unido).

“La confianza sigue siendo la clave” y se ha reforzado más en Estados Unidos que en la Unión Europea, señaló Padoan, que indicó que en conjunto la economía del G7 crecerá a un ritmo anual del 1,7 % tanto en el primer trimestre de este año como en el segundo, aunque destacó las diferencias en el seno de este grupo de los siete países más ricos.

Según las estimaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en Europa habrá en el primer trimestre una caída del Producto Interior Bruto (PIB) en tres de los cuatro miembros de ese club exclusivo: Francia (-0,2 %), Reino Unido (-0,4 %) y sobre todo Italia (-1,6 %). Alemania escapará por poco con una subida del 0,1 %.

En el segundo trimestre, sólo Italia seguirá a la baja (-0,1 %, siempre en ritmo interanual), mientras que progresarán Reino Unido (+0,5 %), Francia (+0,9 %) y Alemania (+1,5 %).

Frente a eso, el PIB de Estados Unidos aumentará a un ritmo del 2,9 % entre enero y marzo y un 2,8 % entre enero y junio, con una evolución relativamente similar en Canadá (+2,5 % en cada trimestre).

Japón es un caso aparte porque el fuerte repunte que se espera en los tres primeros meses del actual ejercicio (+3,4 %) responde en gran medida a un efecto técnico de recuperación de la producción industrial tras el parón sufrido el pasado año a causa del tsunami. En los tres meses siguientes, la cadencia de subida se ralentizará al 1,4 %.

Padoan comentó que las incertidumbres que planean sobre estas previsiones son menores que las que había en otoño, pero sigue persistiendo el riesgo de acontecimientos extremos “y por tanto no hay espacio para la complacencia, en particular en la zona euro”.

Allí “hay trabajo inacabado” y “se tiene que hacer mucho” porque los problemas “son complicados”, argumentó antes de añadir que se tiene que “incrementar el tamaño del cortafuegos” para evitar el contagio de una eventual crisis de deuda como la que se ha producido en Grecia hasta un volumen de un billón de euros, lo que se puede obtener “con diferentes instrumentos e instituciones”.

Reconoció que se está haciendo “un esfuerzo significativo en muchos países” del euro en términos de ajuste fiscal y de reformas estructurales, pero que todavía hay mucho margen de trabajo, y para ilustrarlo presentó un gráfico con las potenciales ganancias de los diferentes países de la eurozona en términos de PIB por habitante en un plazo de diez años.

Preguntado sobre por qué volvía a subir la prima de riesgo en España, Padoan respondió que como en el caso de Italia pesan las perspectivas de recesión, y afirmó que “es muy importante el ajuste que se está haciendo en el terreno fiscal, estructural, y bancario” en España, y que “debe continuar”.

El economista jefe de la OCDE estimó que la escalada en los precios del petróleo “podría tener un impacto limitado tanto sobre la inflación como sobre la actividad”, y en concreto podrían amputar el PIB del conjunto de sus países de entre una y dos décimas.

Padoan hizo hincapié en que se ha producido en Estados Unidos un desapalancamiento del nivel de deuda inmobiliaria privada, pero advirtió de que en Europa eso todavía no ha ocurrido, aunque en términos globales la burbuja de la vivienda fuera de partida menos importante en el Viejo Continente.

París, 29 mar (EFE).- El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, defendió hoy la reforma laboral española y destacó que su rápida entrada en vigor “ha dado confianza” en la voluntad del Gobierno de llevar a cabo reformas “muy de fondo”.

Gurría, en una entrevista a Efe, no quiso pronunciarse directamente sobre si el Ejecutivo español debería renegociar esa reforma con los sindicatos tras la convocatoria de huelga general de hoy ni al efecto que eso podría tener, pero justificó que se hubiera adoptado por decreto ley para su entrada en vigor inmediata.

“Esto ha dado confianza porque los observadores, los mercados, las agencias de calificación ven ya cuál es el sentido”, subrayó.

“Fue afortunado que se hayan dado estas señales importantes de intención” porque “el mercado estaba preguntándose cómo de lejos estaba dispuesto a ir” con sus reformas el Ejecutivo, que ha demostrado que “estaba dispuesto a tomar medidas muy importantes, muy de fondo”, añadió.

Al final de lo que se trata es de permitir que más gente tenga trabajo, “es el gran reto que tiene España, el gran reto que tienen todos los países” de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, señaló su secretario general, de nacionalidad mexicana.

Preguntado sobre si el texto ya en vigor no es desequilibrado por haber flexibilizado la situación de los trabajadores con contratos indefinidos pero sin haber dado más protección a los que tienen contratos temporales, indicó que los primeros “requerían tener más flexibilidad” y los segundos “tener un mínimo de protección”.

Pero a continuación insistió en que “el caso de España es especialmente importante”, por un nivel de desempleo “demasiado alto”.

“Las medidas que se han puesto ya en práctica son de gran importancia (…) porque además van a ser vistas con mucho interés en otros países”, y para ilustrarlo se refirió a Italia, donde el primer ministro, Mario Monti, ha lanzado su propia reforma laboral, pero en su caso con el procedimiento legislativo corriente, más largo.

Gurría repitió que en España hacían falta “mercados de trabajo más flexibles” para “evitar el dualismo” entre contratos fijos y temporales.

Y señaló que “se debe buscar un mínimo de protección para todos y al mismo tiempo que el coste total del empleo sea suficientemente competitivo” para que los empresarios generen empleo.

También recordó que el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, había anticipado que su propuesta sería recibida con una huelga general, y “era tal vez una reacción natural de los sindicatos y de los trabajadores”.

París, 29 mar (EFE).- El economista jefe de la OCDE, Pier Carlo Padoan, atribuyó hoy el repunte reciente en la prima de riesgo de España e Italia a la preocupación por las perspectivas económicas negativas en la zona euro, y en particular en algunos de sus miembros.

“Los próximos trimestres van a ser un periodo delicado, tanto en las políticas nacionales como en la zona euro”, advirtió Padoan en conferencia de prensa al ser preguntado por el incremento en las últimas fechas de la prima de riesgo española, la diferencia en el mercado secundario entre el tipo de interés que paga por su deuda y el de Alemania, que sirve como referencia.

En su respuesta, constató que eso ha ocurrido tanto en España como en Italia y que “refleja preocupaciones de que esto ocurre en un periodo de actividad negativa en la zona euro y en particular en algunos países”.

Afirmó que “es muy importante el ajuste que se está haciendo en el terreno fiscal, estructural, y bancario” en España y que “debe continuar”.

También señaló que, teniendo en cuenta el escenario en la zona euro, hay que estar preparados para “apoyar la situación”, sin dar más detalles sobre qué significaría.

Previamente, el economista jefe había reiterado la opinión de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en el sentido de que “hay que incrementar el tamaño del cortafuegos” financiero de la zona euro para evitar riesgos de contagio en casos de crisis de deuda, y señaló que ese efecto se puede obtener “con diferentes instrumentos e instituciones”.

Por otro lado, Padoan presentó un gráfico con las potenciales ganancias en un periodo de diez años de los países europeos en términos de Producto Interior Bruto (PIB) por habitante si aplican reformas estructurales, en cabeza de los cuales se sitúan Bélgica y Grecia, con algo más de 18 puntos de posible ganancia para el primero y un poco menos de esa cifra para el segundo.

Otros cuatro países (por orden decreciente Austria, Francia, España e Italia) podrían elevar su PIB por habitante en torno a 15 puntos porcentuales, y entre 12 y 14 puntos Portugal, Finlandia y Alemania.

En el caso de Holanda y Luxemburgo, las mejoras potenciales serían de cinco puntos, y de cuatro en Irlanda.

“El mensaje es de aliento a los países: si hacen sus deberes pueden esperar mejoras”, concluyó Padoan.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo