"La Stampa" asegura que el aceite etiquetado italiano es en dos terceras partes español

Por Publimetro Colombia

Roma, 25 mar (EFE).- El aceite etiquetado como italiano es, en sus dos terceras partes, español, según recoge hoy en un artículo el diario turinés “La Stampa”.

Para el rotativo italiano, que cita datos de la mayor asociación de agricultores del país, Coldiretti, las importaciones de aceite superaron a las de las exportaciones.

En concreto, en 2011 Italia importó casi 600.000 toneladas de aceite, por las menos de 300.000 que vendió al extranjero.

La mayor parte de esas casi 600.000 toneladas proceden de olivares españoles, pero también de Grecia, Portugal, Francia y Turquía.

Sólo en el caso español, algunos olivareros italianos compran el kilo de aceite a 50 céntimos, que luego revenden en el mercado nacional a un precio de entre 2 euros y medio y 3 euros.

“Los aceites de oliva de importación se mezclan en Italia con los nacionales para adquirir, con las imágenes de las etiquetas y bajo la cobertura de marcas históricas, una apariencia de ‘italianidad’ que explotar también en el extranjero”, afirma la cabecera turinesa.

La picaresca es, en esta caso, sinónimo de delito ya que estas prácticas, ilegales desde 2008, año en el que la Unión Europea (UE) promulgó una directiva sobre la claridad en la procedencia del etiquetado, reportan 5.000 millones de beneficios anuales a quienes las ponen en marcha, según fuentes de Coldiretti.

Esta ilegalidad ha empezado a ser perseguida severamente en Italia por agentes de Aduanas, Guardia de Finanzas y detectives antifraude del Cuerpo Forestal del Estado, en colaboración con Coldiretti.

“La Stampa” refiere además que el sistema olivarero italiano está aún “muy parcelado”, y que “son pocos los productores de olivas que venden directamente su aceite”, en comparación con otros países en los que existe “un contacto directo entre el consumidor con el cultivador”.

Asimismo, entre los defectos de la industria olivarera italiana, Coldiretti señala el “engaño” al que se somete a los ciudadanos al ofrecerles “productos de baja calidad” obtenidos mediante “la mezcla habitual de productos de origen diverso”.

Una situación “escandalosa”, ya que según la asociación mayoritaria de agricultores italianos, Italia “ha conquistado la primacía mundial en la calidad del aceite extra virgen”.

Escándalo que es también falta de transparencia, pues las etiquetas señalan en letra muy pequeña, cuando la señalan, la mezcla híbrida de sus aceites, y evidencian, por contra, “imágenes, frases o nombres que reclaman la ‘italianidad’ del producto”.

La asociación reclama desconfiar de los productos puestos en supermercados u otras superficies por debajo de los seis euros.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo