El Parlamento aprueba una ley que regula la minería e hidroeléctricas en un área indígena

Por Publimetro Colombia

Panamá, 22 mar (EFE).- El Parlamento de Panamá aprobó hoy una ley que prohíbe la explotación minera y protege los recursos hídricos y ambientales en la comarca indígena Ngäbe Buglé, una norma consensuada en una mesa de negociación instalada en febrero tras fuertes protestas que dejaron dos indígenas muertos.

El proyecto de ley 415, que queda pendiente para su sanción presidencial, fue aprobado por “unanimidad” por la Asamblea Nacional, de mayoría oficialista, y es el resultado de un “intenso debate entre indígenas, Gobierno y diputados”, destacó un comunicado del Poder Legislativo.

Las negociaciones culminaron la madrugada del pasado 16 de marzo, cuando las partes acordaron prohibir las explotaciones mineras en la comarca indígena y condicionar los proyectos hidroeléctricos en la zona, lo que quedó plasmado en la ley aprobada este jueves.

“Lo importante ahora es que el Gobierno cumpla su palabra y la ley sea sancionada”, dijo a Efe Rogelio Montezuma, presidente de la coordinadora indígena Ngäbe Buglé.

El acuerdo que da base a la ley aprobada este jueves incluye que, en adelante, el Congreso General Ngábe Bluglé debe aprobar cualquier desarrollo hidroeléctrico y “posteriormente llevar a cabo un referéndum (dentro de la comarca indígena) para que la poblaciones involucradas tomen la decisión de si se hace el proyecto o no se hace”, según ha explicado Montezuma.

Sobre el proyecto hidroeléctrico de Barro Blanco, en la provincia occidental de Chiriquí y cuya suspensión inmediata exigían los indígenas, se acordó que una comisión técnica integrada por todas las partes revise su estudio de impacto ambiental, para luego efectuar un peritaje sobre los puntos en controversia.

El proyecto legislativo aprobado este jueves “prohíbe la explotación minera (…) y contempla indemnizaciones previas en casos de daños, afectaciones o traslados como consecuencias de proyectos hidroeléctricos en la comarca”, indicó el Parlamento.

El monto de esa indemnización “será acordado entre el concesionario del proyecto, el Estado (…) y los afectados representados por el congreso general, regional o local” de los indígenas, de acuerdo con la información oficial.

Se crea además un fondo para el desarrollo de la comarca Ngäbe Buglé con los aportes que resulten del 5 % de la facturación anual de todo emprendimiento hidroeléctrico que se desarrolle, indicó la Asamblea Nacional.

“Con este proyecto de ley garantizamos la seguridad de nuestros recursos naturales y que el pueblo Ngäbe Buglé sea el que decida lo que se hará con esos recursos”, afirmó Montezuma este jueves a los periodistas en la sede de Asamblea.

Montezuma llamó “a las autoridades tradicionales y otras autoridades” indígenas a “unificar criterios de lucha y emprender un verdadero plan de desarrollo” porque, añadió, “hay un pueblo que está esperando qué planes, qué proyecciones hay para el desarrollo” de la comarca.

Existen grupos Ngäbe Buglé que rechazan el acuerdo alcanzado entre las autoridades de la comarca y el Gobierno, algunos de cuyos miembros intentaron hoy impedir la salida de la cacica y negociadora, Silvia Carrera, de la Asamblea Nacional.

Ello provocó un breve enfrentamiento entre los indígenas protestantes y los que apoyan a la cacica.

Por su parte, el ministro de Gobierno y negociador en la mesa, Jorge Ricardo Fábrega, expresó que la nueva ley abre la oportunidad para que el Ejecutivo y los indígenas puedan “juntos empezar ese camino de un futuro de prosperidad” para la comarca.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo