La "troika" confía en Portugal y le apoya hasta que pueda regresar al mercado

Por Publimetro Colombia

Lisboa, 28 feb (EFE).- La troika ha revalidado su confianza en Portugal y le apoyará hasta que logre regresar al mercado siempre que siga con la “ejecución rigurosa” del programa de ajustes acordado, aunque recuerda que quedan “desafíos” pendientes.

Esta es la principal conclusión del análisis trimestral divulgado hoy y elaborado por los técnicos de la Unión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) -las tres entidades prestatarias del rescate, más conocidas con el nombre de troika-, que consideran que el país sigue “en el buen camino”.

De hecho, el empeoramiento de las previsiones económicas en Portugal -con una caída del PIB del 3,3 % y una tasa de paro superior al 14 %- y a nivel europeo no ha provocado, de momento, cambios en los objetivos pactados por las autoridades lusas con las instituciones internacionales a cambio del rescate.

Tanto el Gobierno luso como la troika insistieron en que el país podrá volver a emitir deuda a largo plazo en el segundo semestre de 2013, como estaba previsto, a pesar de que analistas y agencias de calificación lo cuestionen por los intereses insostenibles a los que aún cotizan sus obligaciones en el mercado secundario, utilizado como referencia.

Ambos precisaron además que sus socios comunitarios “están listos” para apoyar a Portugal en caso de que necesite un segundo rescate por no poder regresar a los mercados para financiarse.

El país no subasta deuda a largo plazo desde su petición de rescate, en abril del año pasado, ya que sus necesidades financieras están cubiertas con el préstamo de 78.000 millones de euros concedido por la UE y el FMI.

El ministro de Finanzas portugués, Vítor Gaspar, descartó hoy en rueda de prensa que su país se plantee solicitar cualquier tipo de modificación en las metas y plazos acordados con la UE, el BCE y el FMI.

Gaspar incidió en que en el caso de que se dé esa “alteración de las condiciones” acordadas originalmente con la troika, no se producirá a petición del Gobierno portugués.

Con el visto bueno dado hoy por la troika a sus avances, Portugal obtendrá en los próximos meses otros 14.900 millones de euros, con lo que ya habrá recibido más del 60 por ciento de toda la ayuda pactada.

Mientras en Europa se admite la posibilidad de flexibilizar los objetivos de reducción del déficit en algunos países, como España, el Gobierno luso continúa convencido de que para recuperar la confianza y la credibilidad de los mercados necesita respetar escrupulosamente lo pactado.

El propio ministro de Finanzas portugués aseveró que plantear cualquier tipo de modificación de los términos del acuerdo alcanzado el año pasado sería “contraproducente” para los intereses del país.

Por ello, Portugal mantiene su meta de regresar al mercado en 2013 y de reducir su déficit público hasta el 4,5 % del PIB, lo que supone una reducción en términos reales respecto al 2011 de tres puntos.

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, resaltó hoy los progresos de Portugal por mejorar su balanza comercial, reforzar la liquidez de sus bancos y mejorar la sostenibilidad de sus cuentas públicas, y consideró que el país “debería volver a crecer otra vez el próximo año”, en 2013.

En el lado del “debe”, la troika volvió a situar, como ya hiciera en la anterior evaluación en noviembre, las reformas estructurales e instó al Gobierno a que intensifique “tanto el ritmo como el ámbito” de sus esfuerzos pese a reconocer avances en el sector de la Justicia, el mercado laboral o el mercado de alquiler.

El Ejecutivo luso, de signo conservador, ha implementado en los últimos meses una amplia batería de medidas de austeridad, entre ellas una subida generalizada de impuestos, una disminución del gasto público y recortes a pensionistas y funcionarios, cuyas consecuencias ya notan en su día a día los portugueses.

Bruselas, 28 feb (EFE).- El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, pidió hoy a las autoridades de Portugal que mantengan su determinación y redoblen los esfuerzos para salir de la crisis si fuera necesario.

“Cuento con el compromiso de las autoridades portuguesas para seguir haciendo frente con determinación a los desafíos aún pendientes y redoblar los esfuerzos en caso necesario”, señaló Rehn en un comunicado.

Rehn destacó que para impulsar la competitividad y reequilibrar la economía se necesitan reformas tanto en el mercado laboral como en el de productos, y subrayó que la reducción de las rentas excesivas en industrias como la eléctrica reducirá el coste para los consumidores.

El comisario, que hizo esta valoración una vez concluida la tercera revisión por la “troika” (el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea) del programa de ajuste de Portugal, celebró que el país esté logrando un “progreso sostenido para restaurar la sostenibilidad fiscal”.

Asimismo, se mostró satisfecho con las medidas para “garantizar un proceso de desapalancamiento gradual del sector bancario y avanzar en las reformas estructurales para mejorar la competitividad e impulsar el crecimiento y el empleo”.

“Es alentador que se esté haciendo frente a las arraigadas deficiencias del sector público y que se hayan empezado a corregir los desequilibrios, como se muestra, por ejemplo, la caída del déficit comercial”, agregó.

Rehn consideró que se trata de un programa de reformas “ambicioso, pero realista”, y subrayó que el “amplio apoyo político con el que cuenta sigue siendo un activo clave para su éxito”.

El comisario dijo ser plenamente consciente del sacrificio que está realizando la sociedad portuguesa, pero destacó que el programa también va dirigido a proteger a los más vulnerables.

En relación a la previsión económica para Portugal, la mayor parte del ajuste se programó para 2011 y 2012 y la economía debería empezar a expandirse de nuevo el próximo año, aseguró Rehn.

“La Comisión Europea seguirá apoyando a Portugal en la aplicación efectiva del programa, con el objetivo de devolver su economía a la senda de la recuperación”, sostuvo.

Agregó: “Estoy convencido de que estos esfuerzos se verán recompensados por la recuperación de la confianza en la economía portuguesa”.

La “troika”, que terminó este lunes una visita de varios días a Portugal, concluyó que, pese a ir en la dirección correcta, las autoridades del país deben hacer “esfuerzos adicionales” para cumplir con sus objetivos en materia de reformas estructurales.

No obstante, los supervisores internacionales autorizaron la concesión de un nuevo tramo del rescate, de 14.900 millones de euros, con lo que Portugal ya habrá recibido cerca de 50.000 millones, más del 60 % del préstamo firmado en mayo de 2011.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo