España admite que la desviación del déficit dificultará los objetivos presupuestarios

Por Publimetro Colombia

Nueva York, 27 feb (EFE).- El ministro español de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, afirmó hoy en Nueva York que la desviación del déficit público anunciada por el Gobierno dificultará los objetivos presupuestarios para este año.

“El año pasado fue malo desde el punto de vista del déficit fiscal, pero el Gobierno sigue teniendo un compromiso claro con el ajuste presupuestario”, declaró el ministro a la prensa a la salida de un almuerzo con más de un centenar de inversores estadounidenses.

La desviación es “significativa” y pone de relieve que el año pasado no se hizo “lo que se tenía que hacer”, añadió el ministro, tras anunciarse hoy que España cerró 2011 con un déficit público del 8,51 % del PIB, frente al 6 % previsto por el anterior Ejecutivo.

De Guindos subrayó en todo caso el “compromiso” del Gobierno con el ajuste presupuestario y la voluntad del Ejecutivo de Mariano Rajoy de incrementar los esfuerzos para cumplir con las cifras del déficit de todas las administraciones públicas.

El ministro dijo que el crecimiento económico será “muy inferior” al 2,3 % anunciado por el anterior gobierno y al 0,7 % que decía la Comisión Europea en octubre, al tiempo que recordó que será negativo “en el entorno de un punto o un punto y medio porcentual”.

“A pesar de que el resultado del año pasado fue malo y que dificulta la misión de este año, el Gobierno sigue teniendo un compromiso claro con el ajuste presupuestario para volver a recuperar al confianza en la economía española”, añadió.

De Guindos declaró que el siguiente paso será elaborar el cuadro macroeconómico de España, “que ya lo tenemos bastante avanzado en función de lo que hemos visto con la Unión Europea” (UE), el techo de gasto, y a partir de ahí la elaboración de los presupuestos.

El conjunto de las administraciones públicas españolas cerraron 2011 con un déficit del 8,51 % del PIB, frente al 6 % previsto por el Ejecutivo que presidió el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, anunció el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en Madrid.

De ese porcentaje, corresponde al Estado central el 5,10 %, frente al 4,8 % previsto, mientras que las comunidades autónomas registraron el 2,94 % (frente al 1,3 %) y las entidades locales el 0,38 % (frente al 0,30 % previsto).

Preguntado por el impacto que pueda tener el aumento de los precios del petróleo en la evolución de la economía española, De Guindos afirmó que un barril “a 120 ó 125 dólares” es una “mala noticia” que representa un “elemento de riesgo adicional”.

Sin embargo, dijo que tiene que ver más “con riesgos geopolíticos que con factores de oferta y de demanda”, aunque consideró que tendrá un impacto “negativo” en el conjunto de la economía mundial, de la economía europea, y para el conjunto de la economía española.

Con respecto al debate sobre las medidas de austeridad, el ministro consideró “imprescindible” seguir con un proceso de consolidación fiscal porque hay restricciones de financiación en España, pero agregó que se tiene que combinar con medidas de crecimiento económico.

Nueva York, 27 feb (EFE).- El ministro español de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, afirmó hoy que los inversores en EEUU están “muy preocupados” por la situación de la zona euro, aunque le han transmitido un “cambio de percepción” sobre España, porque se están dado pasos “en la dirección correcta”.

“Hay mucha preocupación sobre la situación de la zona euro, el plan de rescate de Grecia, la posible ampliación del fondo de rescate de la Unión, y el próximo acuerdo fiscal”, explicó De Guindos a la prensa a la salida de una reunión con más de un centenar de inversores estadounidenses en Nueva York.

Consideró que entre los gobiernos extranjeros y los inversores hay “una modificación de la percepción” respecto a España, un país del que perciben que ha hecho un esfuerzo importante “en los últimos dos meses” y del que tiene una idea generalizada de que se están dando pasos “en la dirección correcta”.

El ministro reconoció que la zona euro, “y España forma parte de la zona euro”, es un aspecto “fundamental” desde el punto de vista de la percepción entre los inversores.

En concreto, detalló que hubo “muchas preguntas” en torno a cuatro temas clave: el déficit público, las medidas adoptadas por el Gobierno y los compromisos de consolidación presupuestaria de las comunidades autónomas, la reforma bancaria y la reforma laboral.

Respecto al déficit público, el ministro reconoció que la desviación anunciada hoy por el Gobierno de Mariano Rajoy dificultará los objetivos presupuestarios para este año, pero subrayó que el Ejecutivo sigue teniendo un “compromiso claro” con el ajuste presupuestario”.

La desviación es “significativa” y pone de relieve que el año pasado no se hizo “lo que se tenía que hacer”, añadió De Guindos, tras anunciarse hoy que España cerró 2011 con un déficit público del 8,51% del PIB, frente al 6% previsto por el anterior Ejecutivo, dirigido por el socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

El ministro dijo ante la prensa que el crecimiento económico será “muy inferior” al 2,3% anunciado por el anterior gobierno y al 0,7% que decía la Comisión Europea en octubre, al tiempo que recordó que será negativo “en el entorno de un punto o un punto y medio porcentual”.

Preguntado sobre si regresa a Madrid con algún compromiso de inversión tras su visita a Nueva York, el ministro aclaró que el objetivo del encuentro era explicar “a una de las comunidades financieras más importantes de mundo” la realidad de la política económica española.

El mensaje que quiso transmitir De Guindos a sus interlocutores, según señaló, es que España es un país seguro, una apuesta segura a futuro para invertir.

El ministro dijo que, desde el punto de vista doméstico, España trabajará para contribuir a sentar las bases para volver a crecer en los próximos trimestres, y haciendo lo que esté a su alcance para que la zona euro deje de ser vista como un problema para el futuro crecimiento de la economía internacional.

Antes del almuerzo con los inversores, De Guindos se entrevistó a solas con el multimillonario John Paulson, máximo responsable de la gestora de fondos de alto riesgo J Paulson & Co, así como con Derek Kaufman, de Citadel Investment Group y Erez Kaloim, de Sabretooth Capital, entre otros.

Además, antes de emprender el viaje de regreso a España, esta misma noche, el ministro de Economía tiene previsto reunirse también en privado con el consejero delegado de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, y con el máximo ejecutivo Citigroup, Vikram Pandit, según confirmó a Efe un portavoz del ministerio de Economía.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo