Brasil dice que más aportes al FMI están sujetos a los cortafuegos europeos y la reforma de cuotas

Por Publimetro Colombia

México, 26 feb (EFE).- Brasil dijo hoy que un incremento de las aportaciones al Fondo Monetario Internacional (FMI) se concretará en la reunión del organismo en abril próximo sólo si la Unión Europea ya ha fortalecido para esa fecha su cortafuegos financiero.

En declaraciones a los medios en la capital mexicana, el ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega, destacó para concretar recursos adicionales para el Fondo, una “condición básica” es que la Unión Europea (UE) aumente los fondos de rescate.

La mayoría de los países del G20, cuyos ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales sostuvieron una reunión de dos días en la capital mexicana, está condicionado esa medida al fortalecimiento del cortafuegos financiero en la zona euro para evitar el contagio de la crisis.

La segunda condición es “la continuidad de la reforma de cuotas en el FMI”, sin ello “Brasil no está dispuesto a colocar más recursos” en la institución financiera, apuntó Mantega, quien destacó la “sintonía” que prevaleció en la reunión del G20.

“Estamos caminando para concluir todos estos temas”, dijo el ministro brasileño, quien recordó que el FMI busca reunir hasta 600.000 millones de dólares en recursos adicionales destinados a préstamos para acometer los crecientes desafíos globales, en especial para aliviar las tensiones por la crisis de deuda europea.

Mantega explicó que en la UE hay dos grupos: uno de países que están muy endeudados y con problemas fiscales graves, que requieren “ajustes severos” y un programa de estímulos; y otro de naciones más fuertes, que tienen que estimular la demanda e impulsar un programa de inversiones.

Brasil está en esa dirección, “estimulando la economía” a través del fomento a la inversión, dijo al término de la primera reunión de ministros de Finanzas y gobernadores centrales del G20 durante la presidencia mexicana de ese grupo.

El G20 está integrado por los países del Grupo de los Ocho (G8: Alemania, Canadá, EE.UU., Francia, Reino Unido, Italia, Japón y Rusia), la UE, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, China, Corea del Sur, India, Indonesia, México, Sudáfrica y Turquía.

México, 26 feb (EFE).- El Grupo de los Veinte quedó a la espera de las decisiones de Europa con fin de reforzar los cortafuegos mundiales para evitar el contagio de crisis financieras, y se fijó como plazo abril próximo para llegar a la hora de definiciones.

El anuncio fue hecho al final de una reunión de dos días de ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales del G20 y de países invitados, que se cerró sin grandes decisiones, como estaba previsto, aunque con importantes coincidencias.

El comunicado final aprobado al final de la reunión destaca que el posible refuerzo de recursos del Fondo Monetario Internacional (FMI) para atajar futuras crisis ha quedado pendiente de las decisiones del viejo continente.

“En el mes de marzo, los países de la zona euro harán una evaluación sobre la fortaleza de sus instituciones que proveen apoyo financiero”, dice el texto.

“El resultado de esta revisión será fundamental en la decisión que el G20 tome con respecto a canalizar mayores recursos hacia el FMI”, agrega.

En marzo, por lo tanto, los países de la eurozona tienen que definir si refuerzan los fondos de rescate y si se suman los recursos restantes del Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF) a los del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

Todo ello hasta alcanzar una cantidad próxima a los 750.000 millones de euros.

El G20 espera que ese debate quede resuelto antes de la reunión de abril próximo del FMI. También en abril habrá otra reunión ministerial del G20, la última antes de la cumbre del grupo que está programada para junio en México.

Según el gobernador del Banco de México (emisor), Agustín Carstens, la idea es que se siga trabajando en “vías paralelas”, tanto en Europa como en el resto del mundo.

“En base a esos resultados, se seguirá construyendo en el FMI”, agregó Carstens.

Para el ministro español de Economía, Luis de Guindos, cuyo país es invitado permanente al G20, “existe una posibilidad real” de que Europa cumpla con esos tiempos.

Afirmó que en marzo pueden alcanzarse “conclusiones definitivas” para la ampliación de los fondos de rescate en la eurozona y cerrar el tema antes de la reunión de abril del FMI

Este calendario para reforzar los cortafuegos internacionales de protección financiera fue calificado como una “clara hoja de ruta” por el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, que también participó en esta reunión.

Junto con definir ese calendario de decisiones, el G20, en su reunión de dos días en México, coincidió en ensalzar las medidas aprobadas en Europa para atajar la crisis.

Estas decisiones, según el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, han evitado una potencial “catástrofe” financiera, aunque insistió en que la región debe erigir un cortafuegos más sólido para atajar posibles contagios.

Ensalzó especialmente “las acciones combinadas de los Gobiernos de Italia y España, que están haciendo muy buen trabajo para establecer las bases de reformas que aborden sus muy formidables desafíos económicos”.

“Creo que los europeos reconocen que parte del progreso que hemos visto reflejado en una renovada confianza en los mercados se basa en la expectativa, que ellos mismos han creado, de que hay más por venir”, puntualizó.

El comisario Rehn también reconoció los esfuerzos que se están haciendo en el viejo continente.

“Estamos atajando la crisis en todos los frentes y esto se está reflejando en cierta estabilización”, afirmó Rhen, quien confió en que las medidas adoptadas en la zona euro se traduzcan en un crecimiento de la región.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, coincidió en que “hay cierta estabilización”, si bien a niveles “bajos de actividad”, y destacó las primeras señales de mejora en la UE la “bastante actividad” en los mercados de bonos, el retorno de los fondos de EE.UU., que fueron los primeros en correr de la zona, y el aumento de la capitalización de los bancos.

Si Europa se pone de acuerdo sobre los mecanismos de cortafuegos financieros, cuando se tenga que definir el refuerzo de fondos para las herramientas de rescate en el FMI el camino parecerá fácil, según la directora gerente del organismo, Christine Lagarde.

“No escuché ni un solo ‘no"”, dijo Lagarde sobre el planteamiento de contribuir al fortalecimiento de la capacidad de préstamo del FMI.

Recordó que el FMI ha sugerido un incremento de 500.000 millones de dólares en la capacidad de préstamo de la institución, “que estaría combinado con un cortafuegos igualmente creíble, de alta calidad y de tamaño apropiado a nivel europeo”.

Sin embargo, aseguró que no está “obsesionada” con los 500.000 millones de dólares, y señaló que esa cifra constituye una línea base apropiada, que podría elevarse o descender dependiendo de las medidas que acuerden los europeos para fortalecer sus propios instrumentos de rescate.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo