La zona euro entra en una "suave" recesión y se contraerá un 0,3 por ciento en 2012

Por Publimetro Colombia

Bruselas, 23 feb (EFE).- La economía de la zona del euro entrará en una “suave” recesión en este primer trimestre y, aunque se recuperará ligeramente en la segunda mitad del año, cerrará el conjunto de 2012 con un retroceso del 0,3 %, anunció hoy la CE.

La zona del euro se estancará en el segundo trimestre, cuando su PIB se mantendrá sin cambios, pero en el tercer y cuarto trimestres registrará un “modesto” crecimiento del 0,2 %, según las previsiones económicas interinas que ha publicado la Comisión Europea (CE).

El conjunto de la Unión Europea (UE) también entrará en recesión este trimestre, pero volverá a recuperarse a partir del segundo, cuando su PIB avanzará un 0,1 %.

Sin embargo, el crecimiento en la UE se estancará en el conjunto de este año.

De esta manera, la CE ha revisado a la baja sus previsiones para la zona del euro y la UE respecto a las que publicó en otoño, al restarles 0,8 y 0,6 puntos porcentuales, respectivamente.

La Comisión señala que las diferencias en la evolución del PIB de los distintos países permanecen acentuadas.

Las previsiones de otoño únicamente pronosticaban cifras anuales negativas del PIB para 2012 para Grecia y Portugal, pero este panorama se ha extendido ahora también a Bélgica, España, Italia, Chipre, Holanda, Eslovenia y Hungría.

Las mayores revisiones a la baja las han sufrido Estonia, España, Grecia, Italia y Holanda (un punto porcentual o más en cada país).

En total, nueve miembros de la UE estarán en recesión al final del primer trimestre: España, Bélgica, Estonia, Grecia, Italia, Holanda, Portugal, Eslovenia y la República Checa.

Mientras, la CE ha revisado al alza su previsión para la inflación anual, debido al continuado alto nivel de precios del crudo y los aumentos en los impuestos indirectos.

De esta manera, la UE registrará una inflación del 2,3 % en 2012 y la zona del euro del 2,1 %.

El vicepresidente de la CE y comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, admitió en rueda de prensa que las perspectivas de crecimiento “han empeorado”, si bien “hay signos de estabilización, especialmente en los últimos meses”.

Bruselas prevé que la recuperación volverá en la segunda mitad del año, aunque ésta será “más modesta” y ocurrirá más tarde de lo anticipado en otoño.

Rehn sostuvo que los mercados financieros “siguen bastante frágiles”, aunque “también hay signos de estabilización”.

Las primas de riesgo se han relajado en varios estados desde noviembre, con excepción de Grecia, y eso, junto con las relativamente exitosas subastas, refleja el “reconocimiento” de los mercados a las medidas que países vulnerables han tomado.

Además, las rebajas que varias agencias de calificación han anunciado en las últimas semanas sobre la deuda de varios miembros de la UE han tenido poco impacto, indicó Rehn.

La CE detecta que ha habido un endurecimiento de las condiciones crediticias en el sector privado, pero no así signos de un estrangulamiento.

Eso se debe especialmente a la inyección de liquidez a más largo plazo del Banco Central Europeo (BCE), que además ha ampliado el abanico de garantías que acepta a cambio de liquidez.

Por su parte, la Autoridad Bancaria Europea ha asegurado que los planes de recapitalización de la banca sistémica no apuntan a un desapalancamiento (desinversión) masivo, como algunos temían.

Pese a todo, la confianza en las economías sigue bajando, aunque ha empezado a mejorar.

En este contexto, Rehn considera “esencial” que Europa continúe dando pasos decisivos en su respuesta global contra la crisis.

Destacó las “importantísimas” medidas que la UE ha impulsado recientemente en este sentido, entre ellas la aprobación el lunes pasado del segundo rescate a Grecia.

Por otro lado, la eurozona ha “avanzado bien, pero no suficiente”, en el reforzamiento de sus cortafuegos financieros y debe responder a esta “clara necesidad” de aumentar su alcance de tiro, sostuvo.

La recapitalización de la banca está en marcha y los problemas de financiación se han relajado, Europa ha reformado su gobernanza económica y los países están impulsando las reformas necesarias.

“Italia y España están implementando reformas estructurales muy importantes para impulsar su potencial de crecimiento”, señaló el comisario.

Rehn afirmó que la recesión puede ser breve y la confianza puede volver antes de lo previsto, siempre y cuando se apliquen con constancia y de manera decisiva las políticas para restaurar la estabilidad para después “pasar página y pasar de la estabilización al fomento del crecimiento y la creación de empleos”.

Bruselas, 23 feb (EFE).- Grecia, Portugal y España son responsables del 95 % del incremento de la tasa de desempleo en la Unión Europea desde finales de 2010, afirma la Comisión Europea (CE) en sus perspectivas económicas intermedias publicadas hoy.

El Ejecutivo comunitario advierte además de un empeoramiento de la situación laboral en la UE a lo largo de este año, debido al estancamiento de la economía comunitaria durante 2012 y la suave recesión que experimentará la eurozona.

La CE indica que los mayores incrementos en los niveles de desempleo registrados en diciembre pasado se observaron en los países con necesidad de acometer ajustes macroeconómicos debido al estallido de la burbuja inmobiliaria, unas finanzas públicas insostenibles y la ausencia de reformas estructurales.

“Grecia, Portugal y España contaron por el 95 % de la subida del desempleo en la UE desde finales de 2010”, señala la CE, que destaca también que España y Grecia han visto incrementadas sus tasas de paro juvenil de niveles ya de por sí altos hasta cerca del 50 %.

No obstante, es común ver también altas tasas de desempleo juvenil en varios otros países, recuerda la CE.

Así, un total de once Estados comunitarios superaban en diciembre la tasa media del 22,1 % de paro juvenil (de 15 a 24 años).

En el tercer trimestre de 2011, los indicadores de empleo se situaron por primera vez desde la primavera de 2010 en terreno negativo, con una caída del 0,1 %, tanto en la UE como en la zona del euro, según la CE.

Se trata de un retroceso pequeño, pero la tasa en negativo demuestra que las dinámicas favorables de creación de empleo en algunos Estados miembros ya no compensan el deterioro en países que enfrentan ajustes estructurales sustanciales, señala.

La tasa de desempleo se situó en el 10,4 % en la zona del euro y en el 9,9 % en la UE en diciembre.

La reducción de puestos de trabajo en el sector de la construcción ha continuado su senda decreciente, mientras que en el industrial-manufacturero los despidos fueron más reducidos en la UE y se estancaron en la zona del euro, destaca la Comisión.

“Dado que la evolución del empleo tiende a adaptarse a las fluctuaciones del crecimiento con un retraso de dos a cuatro trimestres, es improbable que la débil recuperación del PIB en la segunda mitad del año permita mejorar las perspectivas de empleo durante 2012”, señala la CE.

Bruselas, 23 feb (EFE).- El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, instó hoy de nuevo a la eurozona a reforzar los cortafuegos financieros con el fin de dotar a los 17 países de un instrumento capaz de frenar cualquier contagio.

“Hemos hecho buenos, pero aún insuficientes, progresos para reforzar nuestros cortafuegos financieros contra el contagio en los mercados de deuda soberana”, afirmó el vicepresidente de la Comisión Europea en la rueda de prensa en la que presentó las previsiones económicas intermedias de la UE y de la eurozona.

En la próxima cumbre del 1 y 2 de marzo, los jefes de Estado y de Gobierno de la zona euro discutirán si mantienen el techo global de 500.000 millones de euros del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) y el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), o si añaden lo que queda en el fondo temporal de rescate (250.000 millones) hasta que éste sea sustituido por el permanente en 2013, de modo que la eurozona disponga de 750.000 millones de euros.

“Ya hemos urgido a principios del año pasado en nuestra encuesta anual sobre el crecimiento a un reforzamiento sustancial de los cortafuegos financieros de la zona euro, con el fin de asegurarnos de que ésta sea capaz de contener el contagio en los mercados de deuda soberana y calmar las presiones especulativas en los mercados en cualquier circunstancia”, recordó Rehn.

El vicepresidente de la Comisión Europea recalcó que el último año y medio ha demostrado que este llamamiento ha sido justificado.

“Me alegro de que hayamos hecho ciertos progresos al adelantar al verano de 2012 la entrada en vigor del MEDE”, señaló, aunque recalcó que la Comisión Europea “ve que hay una clara necesidad de reforzar más los cortafuegos europeos, con el fin de equipar a Europa para contener el contagio y calmar las presiones especulativas”.

El refuerzo de los cortafuegos financieros forma, de hecho, parte de la respuesta conjunta a la crisis de la deuda, ya que el pacto fiscal, junto con la reformada gobernanza económica, garantizan la disciplina fiscal, una condición “sine qua non” para reforzar los mecanismos de estabilidad de la eurozona, dijo.

También está en marcha una “consolidación fiscal intensificada” en países como Italia y España, que contribuye a calmar la situación, con lo que todo este trabajo avanza “muy bien”.

“Necesitamos reforzar nuestros cortafuegos, de manera que estemos plenamente equipados para superar la actual crisis y regresar a la recuperación. Por ende creamos los cimientos para un crecimiento sostenible y la creación de empleos”, sostuvo Rehn.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo