Destacado TV

¿Sabía que un viaje de ida y vuelta en TransMilenio equivale a respirar 24 horas de aire contaminado?

Actualmente el TransMilenio transporta 2.5 millones de personas.

Por Publimetro TV

Un estudio de la Universidad de la Salle y Los Andes reveló la calidad del aire que respiran los usuarios de Transmilenio. ¿Sabía que un viaje de ida y vuelta en TransMilenio equivale a respirar 24 horas de aire contaminado?

Se trata de unas partículas finas llamadas PM2.5 (emisiones vehículos diésel, metales pesados, compuestos orgánicos, cenizas, hollín, monóxido de carbono CO).

Un viaje que dura 140 minutos de viaje de ida y vuelta contribuye al 60% de la dosis diaria que reciben de la contaminación de PM2.5 en la ciudad y entre el 79 y el 90% de la dosis diaria carbono negro (hollín).

Esta dosis de sustancias tóxicas recibida durante un desplazamiento que en total suma 2 horas y 20 minutos es 1.2 veces mayor que la dosis que una persona debería respirar a lo largo de 24 horas, según la OMS.

Las concentraciones promedio de hollín en 52 de los 180 buses analizados, exceden los 100 microgramos (millonésima de gramo) por metro cúbico.

Según los expertos, estos niveles no han sido detectados en ningún otro de los sistemas de transporte del mundo donde se han realizado estudios de este tipo.

Este contaminante no tiene una norma, pero está asociado con humos derivados de la combustión de diésel, que son cancerígenos.

En promedio, los niveles de contaminación partículas finas dentro de los buses son 8 veces más grandes que los medidos por la red de calidad del aire de la ciudad.

Los de monóxido de carbono son 4 veces más grandes y son aún más altos, aproximadamente 11 veces para material particulado fino y 7 veces para monóxido de carbono en los buses más viejos (Euro II y Euro III).

La contaminación del aire que se respira en el sistema es la que mayor impacto tiene en la vida diaria de los usuarios.

Las concentraciones dentro de los buses viejos son dos veces más grandes que en buses nuevos (Euro IV o V).

La contaminación también se debe a las dificultades técnico-mecánicas de muchos buses como consecuencia de su prolongado uso, su edad y deficiente mantenimiento.

Estudios internacionales de comprobada veracidad señalan que los efectos que las minúsculas partículas causan en la salud humana están relacionados con enfermedades de tipo respiratorio como la bronquitis y en problemas cardiovasculares. En los niños favorecen el desarrollo de asma y alergias.

En el caso del PM2.5, por su tamaño son 100% respirables y llegan a los pulmones, luego a los alvéolos y pueden incluso llegar al torrente sanguíneo.

Datos técnicos del estudio:

Tiempo de recolección de muestras : 136 horas de medición dentro de los buses, 802.2 km recorridos.

Tiempo total del estudio: 11 meses.

Total de buses analizados: 180.

Estaciones analizadas: 39 (Algunas fueron: Museo Nacional, Portal Norte, Portal Suba, Portal Usme).

Número de investigadores: 6 investigadores y más de 10 estudiantes.

Sistema de análisis: monitores portatiales de partículas (TSI, Dusttrack ), de carbono negro ( Miroaeth Labs, AE51), y de moxido de carbono (DeltaOhm).

 

¿Sabía que un viaje de ida y vuelta en TransMilenio equivale a respirar 24 horas de aire contaminado?

Loading...
Revisa el siguiente artículo