logo
Deportes
/ EFE
Deportes 05/05/2021

¡El Ballet Azul! Chelsea le dio un repaso táctico al Madrid y es finalista

No fue goleada porque los Blues no tienen un goleador y porque Courtois fue la figura. ¡Final 100% inglesa!

¡El Ballet Azul! Chelsea le dio un repaso táctico al Madrid y es finalista

Segundo capítulo de una serie con pronóstico muy reservado. El Chelsea le había demostrado al Real Madrid que no le respetaba la historia y las 13 copas de Europa en el juego de ida, actitud que le hizo encontrar la ventaja aunque fuese aquel gol de Christian Pulisic en condición de visitante. Por eso, la partitura en Stamford Bridge era muy distinta a la del Alfredo Di Stefano.

Chelsea es un equipo pragmático y nada fundamentalista. Con la ventaja en el bolsillo, se dedicó a administrarla y ser reactivo. El Madrid era el que debía proponer, pero no tenía el fútbol suficiente para hacerlo. En cambio, cuando los Blues recuperaban el balón se notaba una superioridad física y técnica. Solo le faltaba el gol

Pero el gol llegó al minuto 28. Si algo le faltaba al conjunto inglés era algo de espíritu y rebeldía. El encargado de demostrarla fue N’Golo Kanté, quien rompió líneas y logró habilitar a Kai Havertz, quien ante el gigantesco Thibaut Courtois tuvo la frialdad para picársela. El balón pegó en el travesaño y en el rebote, solo y habilitado, Timo Werner solo tuvo que empujarla de cabeza.

El gol no afectaba demasiado al Real Madrid, quien llegó a Londres obligado a marcar un gol sí o sí. Lo único era que de anotarlo y empatar forzaría el alargue y no sacaría pasaje directo a Estambul. No obstante, parecía que el equipo de Zinedine Zidane carecía más de fútbol en vez de que le sobrara paciencia.

Comenzado el segundo tiempo, los locales continuaron dominando el trámite. De hecho, tuvieron varias ocasiones de gol para liquidarlo, pero Courtois mantenía con vida al Madrid, a un gol de la prórroga.

Demasiado nadó el Real Madrid y se mantuvo en partido hasta el final, aunque sin merecerlo. La falta de eficacia del Chelsea lo dejó respirar hasta que Pulisic apareció y con una gambeta frente a Courtois pasó a Mason Mount para el 2-0 definitivo.

Final 100% inglesa. Final que el Chelsea mereció y que estuvo en zozobra hasta cinco minutos del final, cuando llegó el 2-0. Lo cierto es que ahora le toca un escollo más difícil: el duro Manchester City de Pep Guardiola.

¡El Ballet Azul! Chelsea le dio un repaso táctico al Madrid y es finalista