Deportes

Los sentimientos que quedaron tras el partido triste: Águilas-Chicó

Futbolistas de Águilas, Chicó, Pereira y los periodistas que llevaron la transmisión por WIN hablaron sobre cómo se sintieron tras ese encuentro.

Los sentimientos que quedaron tras el partido triste: Águilas-Chicó

Por: Román Gómez // Sebastián Gómez

Un partido en el que no hubo vencedores. La planilla dirá que ganó Boyacá Chicó por 3-0, en cancha y en los escritorios, porque el encuentro al minuto 72 fue detenido por lesión de uno de los jugadores de Águilas Doradas, que pisó el campo con solo 7 futbolistas y al lesionarse uno, perdió automáticamente.

Los jugadores boyacenses sabían que el trabajo estaba cumplido. Sin embargo, nunca sonrieron. Gritaron los goles con bronca, desahogo, señalados por el país solo por cumplir con su deber.

Mientras tanto, cada uno de los futbolistas que representó a Águilas salió con la frente en alta. Aplaudidos, dieron la cara por sus compañeros infectados por Covid 19 (o lesionados), pero sabían que asistían al matadero.

En medio, periodistas y personas del protocolo asistieron a un encuentro que pasará a la historia no por los sentimientos de euforia, derrota, jolgorio o frustración. Más allá de si debió jugarse o no, con argumentos de ambos lados, surgió un sentimiento entre los que vivieron la página escrita en Rionegro: vergüenza.

“Estas cosas nos hacen retroceder”

La figura del partido fue Carlos Bejarano, portero de Águilas Doradas. A pesar de la derrota, siente orgullo de él y sus compañeros, pero no quiere que algo así vuelva a pasar.

“Sentimos cansancio físico y mental. Fue atípico e histórico lo que pasó. Nos tocó jugar de esa manera, pero la asumimos con todo el profesionalismo”.

“Todo esto genera vergüenza y tristeza. El fútbol colombiano ha crecido demasiado. Hemos demostrado lo bueno que hemos mejorado, pero estas cosas nos hacen retroceder un poco. Nos pasó a nosotros como equipo. Ojalá no pase nunca más”

“Desde que se tomó la decisión de jugar un partido como esto, nuestra mentalidad siempre fue ganar. Nos permitimos soñar. No obstante, el partido fue tan difícil que no se podía conseguir el resultado. El equipo aguantó hasta donde pudo”.

“Estamos muy agradecidos con toda la gente por el apoyo. Era Colombia y gran parte del mundo unidos con Águilas Doradas. El cariño mostrado fue muy bonito. Me siento muy orgulloso de todos mis compañeros”.

“Los jugadores del Chicó son los que menos culpa tienen ante esto. Yo estando en su posición salgo igual a la cancha a defender mi camiseta. Si ellos nos hubieran hecho más goles la historia hubiera sido diferente”.

“Más allá de que haya reglas establecidas con el protocolo del Covid, se pudo actuar de mejor manera. Faltó comunicación y hubiera sido un final mucho mejor”.

“Estamos dolidos y trastornados por lo que pasó”

En la otra esquina, Boyacá Chicó quedó como el malo de la película. Sin embargo, los futbolistas sintieron en carne propia jugar un partido que ellos también hubieran querido que fuera diferente. Desde ahí, las amenazas y los insultos han inundado sus redes sociales, como nos dijo este jugador que no quiso revelar su nombre.

“Es algo que como jugadores se nos sale de las manos. Ahora la gente está metiéndose con nosotros. He recibido diversos mensajes, amenazándonos y diciendo “muerte para todos”. Ellos se presentaron, jugaron y desgraciadamente pasó lo que tenía que pasar. Nosotros como Boyacá Chicó estamos un poco dolidos y trastornados por lo que pasó, pero esto es el fútbol. Teníamos que acatar órdenes”.

“Falta de integridad deportiva”

El otro actor implicado fue el Deportivo Pereira, en una lucha encarnizada por evitar el descenso con Boyacá Chicó y creen que no hubo juego limpio en esta ocasión. Así le contó a PUBLIMETRO, Diego Peralta.

“Hubo falta de integridad deportiva por parte de Chicó y más celebrando goles jugando contra siete. De mi parte, respeto y admiración para los colegas de Águilas».

“Analizar un partido así fue complicado”

Los testigos oculares del partido fueron los periodistas que llevaron la transmisión. Daniel Pérez y Jotas Mantilla comunicaron lo que pasó en el Alberto Grisales, reto que asumieron con profesionalismo, pero no por eso dejó de ser atípico.

“Es la primera vez en mi carrera que me pasa algo así. Llevo muchos partidos comentados, pero esto que me sucedió ayer fue atípico. Fue demasiado complicado, sobre todo porque el partido tenía una carga más extradeportiva. Desde el comienzo dije que analizar un partido 11 contra 7 era complicado. Por eso me dediqué a valorar lo que hizo Águilas. Fueron siete guerreros que se batieron y duraron casi una hora sin recibir gol. En general, se sacó bien y adelante la transmisión”, DANIEL PÉREZ.

“Uno entiende que la gente quiere llevar al máximo eso, sobre todo en redes sociales. Hubo críticas muy desmedidas, groseras y hasta con términos fuertes. No voy a decir que fue fácil, pero tampoco es algo que me quite el sueño”, DANIEL PÉREZ.

“Fue un hecho atípico. Pero una vez rueda la pelota mi rol es narrar y transmitir lo que pasa en el terreno de juego. Eso hice. Como siempre lo hago” JOTAS MANTILLA.

Tags

Lo Último


Te recomendamos