logo
Deportes
/ Photosport / Photosport
Deportes 29/12/2020

Vicepresidente de la Federación Colombiana advierte por Rueda: “Todavía se puede caer”

Pablo Milad, timonel de la Anfp, le dio un ultimátum a “Rei” hasta el jueves. Ramón Jesurún, mandamás del organismo, ya salió de su aislamiento por covid-19.

La llegada de Reinaldo Rueda a la selección colombiana vive horas cruciales. El pasado 10 de diciembre, el presidente de la Anfp, Pablo Milad, transparentó que le había dado permiso al todavía entrenador de la “Roja” para negociar con la Federación de Fútbol de su país.

Sin embargo, el timonel de la FCF, Ramón Jesurún, se contagió de covid-19, lo que congeló las tratativas. Pero el mandamás ya salió de su aislamiento y se encuentra en el proceso final de su recuperación.

Mientras tanto, en Chile, el curicano espera que se resuelva pronto el futuro del caleño, antes de Año Nuevo, para designar a su reemplazante. “Tenemos un tiempo limitado para definir la situación de Rueda, debemos marcar una hoja de ruta en caso de su partida. Debe ser lo más rápido posible, si no decide continuar, debemos traer un DT. El plazo es hasta el 31 de diciembre”, sostuvo en entrevista con DirecTV.

Este apuro parece no traspasarse a sus pares “cafeteros”. De hecho, cuentan que no estaban al tanto de este ultimátum y que asoma complicado llegar a buen puerto con “Rei” antes de la próxima semana.

“Todavía se puede caer”, advierte Fernando Jaramillo, vicepresidente del organismo rector del fútbol “cafetero”. Más allá de las dudas, aclara que “igual es importante anunciarlo lo antes posible”, para que empiece a trabajar de cara a los partidos eliminatorios de marzo.

Respecto a los topes para cerrar la negociación, el segundo a cargo explica que “el tema es económico”. Eso sí, complementa que se trata de “un acuerdo integral, que también contempla la duración del contrato”, pues “Triple R” quiere que el vínculo se extienda más allá del Mundial de Qatar 2022.

En cuanto a los detalles del arreglo, Jaramillo comenta que los maneja Jesurún. Ahora, casi recuperado, las conversaciones debieran entrar en tierra derecha.