Los obstáculos de la Dimayor para replicar el protocolo alemán y que vuelva el fútbol

Por Román Gómez / Sebastián Gómez

Alemania relanzó su liga profesional de fútbol y se convirtió en el modelo a seguir por el mundo, si quieren reanudar la actividad mientras convivimos con el coronavirus. En Colombia no pasó indiferente la vuelta de la Bundesliga y, salvando las distancias, se pretende copiar a los germanos para que el Gobierno apruebe un protocolo para que ruede la pelota.

Pero, ¿es factible? En PUBLIMETRO analizamos a fondo el protocolo de la Bundesliga y consultamos a dirigentes del fútbol colombiano para proyectar qué tan cerca está el retorno del fútbol nacional y cómo puede ser viable reactivar los campeonatos domésticos.

Los obstáculos de la Dimayor para replicar el protocolo alemán y que vuelva el fútbol

“Es la economía, estúpido”

La carta fuerte que jugó la Bundesliga para su reanudación fue la adquisición de al menos 20.000 pruebas para terminar su campeonato en mes y medio. Dichos exámenes no solo se les practican a los integrantes de los planteles profesionales, sino a todo aquel que tenga relación en el desarrollo de fútbol, como árbitros, seguridad privada, gente del staff televisivo, periodistas y personal sanitario en los escenarios.

El costo de las 20.000 pruebas para los alemanes es de 1’100.000 dólares, es decir 4’193.200.000 pesos. Dinero que sale de la misma liga y los clubes, sin ayuda estatal. En Colombia, el presidente de la Dimayor les aseguró a los dirigentes que consta con 15.000 millones de pesos para hacer frente al protocolo, entre ellos las pruebas.

¿De dónde sale el dinero? El presidente de Santa Fe, Eduardo Méndez, afirmó que  esos recursos saldrán del dinero destinado a la implementación del VAR. “No le veo problemas al costo. El valor es lo de menos porque la plata que estaba dispuesta para el VAR se usará para ello”, dice Méndez.

  • Pesimismo | Algunos dirigentes y el gremio de jugadores no creen que estén dadas las condiciones de salud y económicas para conseguir un protocolo que garantice la reanudación del campeonato.

Sin embargo, PUBLIMETRO conoció que el dinero del VAR aún no es tangible. Para poder usarlo se necesita destrabar el negocio del VAR, concuerdan los consultados Ignacio Martán, presidente de Cortuluá; y Carlos González Puche, presidente de la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales. Para ello, Dimayor se reunirá con Mauricio Correa y Mediapro, proveedores de la tecnología en la Liga Betplay, para apelar a su buena voluntad.

Asumiendo que la plata esté, el protocolo alemán sugiere el respeto al distanciamiento social, sobre todo en los traslados a los estadios. Para ello, cada plantel se desplaza en dos vuelos chárter entre ciudades. En Colombia, ese tipo de servicio aéreo cuesta entre 27 y 57 millones de pesos.

No obstante, la Dimayor contempla jugar en sedes fijas, lo que abarataría el costo del protocolo. Las ciudades que se postulan como anfitrionas del reinicio del campeonato colaborarían en lo económico, siendo las del Eje Cafetero las que pican en punta. Así se ahorrarían el dinero de los protocolos en las sedes.

Que la pasión no se desborde

El protocolo alemán también contempla a la televisión. SKY Sports, dueña de los derechos de la Bundesliga, abrió su señal de manera gratuita para así conseguir que las personas permanecieran en casa. En Colombia, el Gobierno teme que el regreso del fútbol provoque la salida masiva de las personas en busca de mirar los partidos.

Algunos dirigentes están de acuerdo con abrir la señal de WIN Sports, pero esa no es una decisión que les compete. “Le hemos transmitido a Vélez que hay que hablar con WIN. Hay que llegar a acuerdos para que se lleve diversión a la gente. El presidente de la Dimayor no le está dando el manejo que debe”, asegura Méndez.

Buena voluntad

Otro de los puntos clave para el regreso del fútbol en Alemania fue la garantía que la salud de los jugadores no estará en riesgo. Los futbolistas alemanes aceptaron volver para alivianar la crisis económica de miles de familias que viven de la industria del fútbol.

“Creo que ahora no debemos quejarnos de nada. La liga y los clubes están intentando todo para salvar el sistema”, afirmó Marco Reus, del Borussia Dortmund. Sin embargo, en Colombia el pensamiento del gremio es diferente.

González Puche manifiesta que los jugadores están más preocupados por la salud que por la caída de la industria. “Esto no es un tema de dinero ni de resultados económicos, es un tema de jugar con la vida y eso es lo único que importa. Lo demás pasa a otro plano”, concluyó.

Entre Alemania y Colombia hay diferencias muy marcadas. No obstante, el regreso de la Bundesliga encendió la ilusión de volver a disfrutar de nuestro fútbol, imitando un protocolo que allá funciona, pero que acá tienen interrogantes sin responder y quién sabe si se responderán.

Siga a Publimetro Colombia en Google News

También le puede interesar:

Loading...
Revisa el siguiente artículo