Las millonarias pérdidas de la industria del deporte por la pandemia

Por Román Gómez

El deporte sufre un virus casi tan devastador como el coronavirus y es la crisis económica provocada por la pandemia. Cada semana que pasa las pérdidas en la industria son mayores, teniendo en un dilema a las autoridades deportivas sobre si privilegiar la salud o volver a la actividad para defender la economía, que camina hacia el abismo.

La palabra final no la tienen los directivos. Los gobiernos nacionales son los encargados de levantar el pulgar o apuntarlo para abajo, permitiendo o no las prácticas deportivas. Para que eso suceda, la solución está siendo la presentación de protocolos sanitarios, que de no arriesgar la salud de los protagonistas y alrededores, está teniendo mayor acogida en la última semana desde que Alemania le permitiera a la liga de fútbol local volver sin público a partir del 16 de mayo.

Sin embargo, cada protocolo rechazado produce un sismo en la industria del deporte, con cuantiosas pérdidas y la amenaza de la desaparición de clubes, equipos, franquicias y torneos. El caos financiero es mucho mayor del esperado y aunque el panorama tenga rayos de luz gracias a la valentía, ni volver atenuará las pérdidas que cambiarán el contexto deportivo tal como lo conocemos.

Las millonarias pérdidas de la industria del deporte

Fútbol: criterios dispares, sin verdad absoluta

El deporte rey en el mundo es el que más atención despierta sobre su posible vuelta. No obstante, cuando eso ocurra lo hará por emergencia y con muchas repercusiones inciertas. Los clubes no saben si sobrevivirán y cómo lo harán. Se acabaron los fichajes multimillonarios y aunque los equipos ricos seguirán teniendo ventaja, muchos ya no cenarán caviar a la hora de participar en un campeonato.

Las ligas de Francia y Holanda decidieron dar por terminado sus campeonatos, sin un compás de espera sobre cómo avanzaba la pandemia. En lo económico, esto significó una pérdida de 900 millones de euros para los clubes franceses, según reveló el presidente del Olympique de Lyon, Jean-Michel Aulas.

“Esto nos puede marcar de por vida. En Europa somos una excepción. No sé quién podrá sobrevivir”, aseguró Aulas. La revelación también manifiesta que el París-Saint Germain es el equipo más afectado de los franceses, con 200 millones de euros en pérdidas.

Por su parte, en las cinco grandes ligas de Europa la que menos perderá es la Bundesliga, siempre que se termine el campeonato al que le hacen falta nueve fechas. Los alemanes estiman un descalabro de 90 millones de euros, cifra muy dispar a lo que tiene estimado perder la Premier League de Inglaterra, aun volviendo a jugar. La liga más poderosa del mundo lleva perdidos 1.000 millones de libras esterlinas, algo así como 1.250 millones de dólares.

La Liga y la Serie A, campeonatos de los países donde comenzó la intensidad de la pandemia en Europa, suplican regresar para atenuar el golpe financiero. Ambos campeonatos perderán al menos 600 millones de euros si no se reanudan los campeonatos. Si vuelven a jugar a partir de junio esas pérdidas serán 300 millones, según declararon sus autoridades.

La industria del béisbol está al borde del tercer out

El deporte que más dinero ha perdido por la pandemia es el de la pelota caliente. La granada le explotó en las manos días antes del inicio de la temporada regular de las Grandes Ligas, por lo que las ganancias fueron nulas. Aspirando a volver a jugar en agosto, con un formato acotado, las pérdidas hasta el momento son de 2.000 millones de dólares. La cifra puede subir si no se escucha el “play ball” en los campos estadounidenses en verano.

En otros deportes americanos las pérdidas son sensiblemente menores. De no culminar la temporada, la NBA perderá 1.250 millones de dólares, según la revista Forbes. Mientras tanto, la NHL, la Nascar y la MLS tendrán un golpe económico alrededor de los 900 millones de dólares.

La Fórmula Uno tiene trabada la caja de cambios financieros

Si los neumáticos no se queman en las pistas, algo contemplado a empezar en julio con el Gran Premio de Austria, varios equipos como Williams, Mclaren y Racing Point podrían desaparecer.

A las crisis arrastradas por las malas administraciones se le sumó la pandemia, que hasta ahora arroja pérdidas de 190 millones de euros por los grandes premios cancelados hasta el momento. De cancelarse de manera definitiva la temporada este número podría subir y rozar los 1.000 millones de la moneda europea.

Mientras tanto, Wimbledon le metió un revés a la pandemia

Torneo precavido vale por dos y el único que al parecer vio venir este panorama mundial fue el Grand Slam de Wimbledon. El All England Lawn Tennis Club, lugar donde se juega el máximo certamen mundial sobre césped, cobrará un seguro contra pandemia que le restablecerá el 75% de lo que tenía previsto perder debido a su cancelación. En todo caso, no se salvará de perder 100 millones de dólares ante la no realización del evento.

Siga a Publimetro Colombia en Google News

También le puede interesar:

Loading...
Revisa el siguiente artículo